Dinero.com Revista Dinero

La respuesta de las empresas de Slim a la ola de protestas ha sido de confrontación, lo que podría caldear aún más los ánimos de los manifestantes.

| 5/15/2013 6:00:00 PM

Ya nadie me quiere

Crecen las protestas en todo el mundo contra Carlos Slim, el hombre más rico del planeta y quien es señalado de crear uno de los mayores monopolios de todos los tiempos.

Ser el hombre más rico del mundo no siempre genera amigos. En ocasiones puede traer muchos dolores de cabeza por el gran número de contradictores que aparecen en escena. Y esto lo ha podido comprobar el magnate de las telecomunicaciones Carlos Slim, quien ha soportado una reciente ola de protestas contra lo que algunos llaman el ‘poder monopolístico’ de sus empresas.

Entre los episodios recientes se destacan el denominado ‘Apagón Claro’, el pasado 30 de abril, liderado por el concejal de Bogotá William Moreno contra el mal servicio y el incumplimiento en el pago de un laudo arbitral a favor de la ETB, que Claro a puesto en discusión.

Unos días después, durante una visita a Lima para participar en el XI Encuentro de Empresarios de América Latina Padres e Hijos, Slim padeció un plantón organizado en las afueras del hotel donde se hospedaba, con el que decenas de jóvenes rechazaban el ‘monopolio de telecomunicaciones’ y levantaban pancartas con el mensaje: “Hay un intruso en Lima”. Pero no han sido los únicos ‘sapos’ que se ha tenido que tragar el hombre más rico del mundo, según Forbes. El 9 de mayo, en su charla sobre filantropía en la Biblioteca de Nueva York, padeció el bullying de algunos jóvenes que se ‘colaron’ y soltaban carcajadas cada vez que hablaba Slim.

Los jóvenes interrumpieron, hicieron sonar trompetas y lanzaron billetes con la cara de Slim. Más tarde, divulgaron por Twitter el video y las fotos de la protesta con la frase “Carlos Slim usualmente se ríe todo el camino hasta el banco. Bien, esta noche 99% se rió de nuevo, de él”.

A finales de marzo, la prestigiosa revista The Economist, en un artículo titulado No más vacas sagradas se fue lanza en ristre contra quienes ponen trabas para ‘limpiar obstrucciones monopólicas’ y alabó la postura del presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, de acabar con los monopolios en su país.

En varios plantones contra Slim, protagonizados en 2012 y 2013, los manifestantes aseguran que el monopolio que ejercen sus empresas le han costado a México unos US$129.000 millones, según cifras de la Ocde, y provocan retrasos en su desarrollo y afectan a Latinoamérica.

Hasta el momento, el Grupo de Slim no ha logrado manejar bien esta ola de críticas. Incluso, en vez de generar espacios de diálogo con sus detractores, ha tenido una respuesta hostil, llegando incluso a amenazar con acciones legales a los manifestantes –como en el caso colombiano– lo que multiplica la inconformidad de los consumidores, con consecuencias que nadie se atreve a anticipar.

Si bien el éxito económico de una persona siempre despertará envidias entre los demás mortales, hay quienes creen que la actitud asumida por Slim y su grupo empresarial frente a estas protestas hará que todavía se demore en pasar este trago amargo.
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×