Dinero.com Revista Dinero

En el discurso en el que anunció la reforma migratoria, el presidente Barack Obama hizo énfasis en el carácter económico de la misma y su impacto sobre el empleo.

| 2/6/2013 6:00:00 PM

Todo por el talento

La reforma migratoria de Obama no solo da esperanzas a los indocumentados, también a muchas empresas estadounidenses que quieren contar con el mejor talento. En Silicon Valley, los más entusiasmados.

La guerra por el talento en Estados Unidos ya se trasladó al espinoso tema migratorio. Por encima de las preocupaciones sobre una invasión cultural de extranjeros que no hablan inglés y vienen a quitarles empleos a los estadounidenses, la reforma migratoria que plantea el presidente Barack Obama ha generado más reacciones positivas que negativas y, de hecho, es en el terreno laboral y económico donde hay más expectativas.

Las esperanzas están cifradas en mejorar la calidad de la mano de obra para tener a las personas más preparadas y talentosas, de la manera más rápida posible y no con toda la tramitomanía que hoy se requiere para que un extranjero legalice su situación.

El afán por facilitar las visas y los permisos para muchos de esos llamados ‘cerebros’ no es otro que el de mejorar la competitividad de su economía, que está perdiendo terreno frente a las de otros países, cuyos empresarios, en muchos casos, fueron formados en las prestigiosas universidades estadounidenses.

A esto se suma que, con una economía creciendo a paso de tortuga (en 2012 avanzó 2,2%, y para este año se prevé 1,8%), con tremendos desajustes fiscales y un desempleo que no cede, es más urgente que nunca promover la innovación y la competitividad de las empresas, lo que solo se consigue teniendo el mejor recurso humano posible.

Prueba de ello es el desarrollo de Silicon Valley, la llamada ‘meca tecnológica del mundo’, cuyos directivos no paran de quejarse por la imposibilidad de traer más ingenieros que les ayuden a mantener la posición en que se encuentran hoy. ?Incluso, en la biografía del mítico fundador de Apple, Steve Jobs, se cuenta que en 2011 entró en una disputa con el presidente Obama cuando este no quiso apoyar una ley que les daba visas a los mejores estudiantes extranjeros de ciencias y tecnología, pese a que el país tiene un déficit de este tipo de profesionales. “Aunque el presidente es muy listo, solo da razones de por qué no se puede, sin buscar solución, eso me enfurece”, le dijo Jobs a su biógrafo Walter Isaacson.

Para emprendedores
Una de las bases del proyecto de reforma migratoria de Obama es la creación de una startup visa o visa para emprendedores, la cual les permitiría quedarse a los extranjeros capaces de atraer capital estadounidense para desarrollar sus ideas, que a su vez se convertirían en empresas generadoras de empleo. Es más, unos senadores ya se le adelantaron a la iniciativa y radicaron un proyecto para aumentar el número de visas H-1B, destinadas a los trabajadores altamente calificados.

La idea sería duplicar dichas visas, pues podrían aplicar incluso quienes están estudiando. Microsoft fue la primera empresa que salió a aplaudir la iniciativa, conocida como The Immigration Innovation Act.

Las visas H-1B son difíciles de obtener pues los estudiantes o profesionales con 12 años de experiencia deben tener lista una oferta de empleo y un patrocinador dispuesto a pagar hasta US$3.700 por ella. Al año se entregan unas 85.000 y la queja en Silicon Valley es que hoy se entregan menos visas de este tipo que antes del boom de las puntocom, pues las han venido restringiendo por los líos migratorios del país.

Además, la prueba de que la reforma migratoria está más enfocada en lo laboral que en cualquier otra cosa es que en el discurso en el que Obama habló de ella usó las palabras economía y económico más de diez veces.

La inmigración, dijo, “no solo conserva nuestra fuerza laboral joven, sino que mantiene a nuestro país a la vanguardia. Enviar a los graduados altamente calificados de vuelta a casa no es la forma de cultivar nuevas industrias en los Estados Unidos. Eso lo que hace es darles nuevas industrias a la competencia. Es por eso que necesitamos una reforma migratoria integral”, subrayó.

De la raza a la habilidad
Un reciente editorial de The Wall Street Journal señala, además, que las políticas migratorias se deben repensar para que no estén basadas en cuotas raciales y por nacionalidades –como hoy–, sino para atraer a los más talentosos del mundo. Agrega que de todos los países desarrollados, Estados Unidos es el que menos prioriza el potencial económico de sus posibles inmigrantes.

Se estima que de las 1,1 millones de tarjetas de residencia permanente (green cards) que se emiten al año, solo 15% son para trabajadores altamente calificados y la mitad de ese porcentaje es para sus esposas e hijos.

Por el contrario, Australia, Inglaterra y Canadá le están ganando la competencia por los mejores a Estados Unidos, debido a que tienen un sistema de inmigración que da mayores puntajes a los postulantes más educados o con habilidad para crear empresa. “Una política migratoria inteligente debería ayudarles a los inmigrantes menos calificados para que mejoren su inglés y así muevan más la economía”, sostiene el editorial.

Según los cálculos de la Oficina de Presupuesto del Congreso, legalizar a los 11 millones de indocumentados que se estima viven en Estados Unidos costaría US$23.000 millones por el aumento en la cobertura de los servicios públicos y de la seguridad social pero, al mismo tiempo, generaría ingresos por impuestos por US$48.000 millones.

La ecuación parece ganadora para la economía estadounidense y sus relaciones con el vecindario. Eso, sin contar el alivio para las 200.000 personas que son deportadas al año y que deben dejar a sus hijos nacidos en la tierra del Tío Sam. Falta ver qué decide el Congreso y si Obama finalmente puede cumplir la promesa que tiene pendiente desde su primer mandato.
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×