Dinero.com Revista Dinero

La presidente de Brasil, Dilma Rousseff, está muy preocupada por la situación económica. Por eso apoyó el nuevo recorte en las tasas de interés que adoptaron las autoridades monetarias.

| 7/18/2012 7:00:00 PM

Terapia de choque

Mientras en Colombia sigue la discusión sobre la conveniencia de bajar las tasas de interés, las grandes economías del planeta ya optaron por rebajas.

Los recortes en las tasas de interés se están convirtiendo en la terapia de choque de los bancos centrales para mitigar los riesgos que enfrenta la economía mundial, afectada por una recesión que no cede.

La primera semana de julio varios países anunciaron mayores recortes de sus tasas de interés –algunos a niveles históricos–, en un nuevo intento por reactivar la demanda, despejar los nubarrones que se ciernen sobre sus economías y poner plata a la lata en manos de los consumidores.

El 5 de julio, el Banco Central Europeo (BCE) anunció una reducción de la tasa de interés para el conjunto de los 27 países que integran la Unión, la cual pasó de 1% a 0,75%. El presidente del BCE, Mario Draghi, justificó la medida al señalar que las autoridades monetarias ven “un debilitamiento del crecimiento en toda la Zona Euro, incluyendo países que no habían sufrido antes”, y por esta razón apelaron a una baja.

Sin proponérselo –por lo menos no de forma coordinada– otros países apelaron a la flexibilización de la moneda como recurso de urgencia para frenar los embates que la recesión está ocasionando en sus economías.

También el 5 de julio el Banco Central Chino rebajó las tasas de interés a 6% –un mes atrás las había reducido hasta 6,31%– mientras el Banco de Inglaterra (BoE) anunció una nueva inyección de recursos a la economía y dejó abierta la puerta para un nuevo recorte en sus tasas de interés, que desde el 5 de marzo de 2009 se mantiene en 0,5%.

Esta decisión fue replicada una semana después por Corea del Sur, Brasil, Costa Rica y Paraguay. En Corea del Sur, el 12 de julio se aprobó una reducción de tasas de 3,25% a 3%, una medida que no se veía desde febrero de 2009. El gobierno coreano argumentó la urgencia de proteger su economía de la desaceleración mundial.

El 11 de julio en la noche, el Banco Central de Brasil divulgó el recorte, que alcanzó un nivel récord y llegó a 8%, tan solo un mes después de que el Banco Central aprobara una rebaja hasta 8,5%. En Perú, la decisión del Banco Central se conoció el 12 de julio, cuando se procedió con una baja hasta 4,25%; mientras en Paraguay el 10 de julio las autoridades monetarias aprobaron una rebaja de 25 puntos básicos, a 6%.

Otros países estudian medidas urgentes para inyectar moneda y reactivar el consumo, entre ellos Estados Unidos, donde las tasas de interés están en niveles tan bajos que no es posible reducirlas más y por esta razón la Reserva Federal estudia nuevos estímulos monetarios.

Mientras tanto en Colombia sigue la discusión sobre la conveniencia de reducir las tasas de interés, en vísperas de una nueva reunión de la Junta Directiva del Banco de la República, el próximo viernes 27 de julio, que decidirá si mantiene el nivel actual de tasas de interés, de 5,25%.

Para las autoridades monetarias, la prolongada recesión se está convirtiendo en una papa caliente que desafía todas las reglas de la economía y amenaza con dejar sin seguidores a buena parte de las tradicionales recetas para hacer frente a esta situación.
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×