| 3/20/2013 6:00:00 PM

Sin chanfa

Ya son 26 millones las personas que han perdido su trabajo en Europa a raíz de la crisis económica de la Eurozona. Un drama que solo puede empeorar.

El desempleo se convirtió en la nueva tragedia de Europa y en el efecto más pernicioso del duro tratamiento de austeridad con que el Viejo Continente está enfrentando la prolongada crisis financiera.

Después de dos años de crisis y altas tasas de desocupación, muchos aseguran que el remedio está resultando más costoso que la enfermedad para los ciudadanos de los 27 países que integran la Unión Europea. Un informe divulgado por la Comisión Europea (CE) reveló las escalofriantes cifras de desempleo y el impacto que está generando en la sociedad. De acuerdo con el informe, en los 17 países que hacen parte de la Eurozona se alcanzó un nivel récord de 11,9%, equivalente a unos 19 millones personas desocupadas.

La cifra para los 27 países que hacen parte de la Unión Europea también es dramática: se acerca a los 26 millones, un nivel que no se veía en años y que está encendiendo los ánimos en algunos países. La mayoría de los afectados están en España, Grecia e Italia, donde la destrucción de empleo ha crecido por una combinación de fórmulas que antes que erradicar la crisis financiera la están enquistando. Los incontrolados recortes del gasto público, la desconfianza de los mercados, la salida de capitales y hasta cierta dosis de populismo, se han encargado de enfermar más estas economías. Ni los anuncios del Banco Central Europeo (BCE) de decretar una nueva rebaja en las tasas de interés –actualmente en 0,75%– han reanimado los merados.

El presidente del BCE, Mario Draghi, lo calificó de “tragedia” y pidió a los líderes de la UE medidas urgentes para enfrentarlo. “El desempleo es letal porque impide a las personas que tienen un papel activo en la sociedad actuar y crea una sensación de desesperanza, que es frustrante, especialmente para los jóvenes”, dijo en Alemania durante una presentación académica.

Los jóvenes están llevando la peor parte con la crisis. Cifras de la CE dan cuenta de una tasa de desempleo que entre los menores de 25 años alcanza 24,2% en los países de la Eurozona. Grecia es el campeón del desempleo. Allí, los analistas aseguran que la austeridad y los recortes que se vienen aplicando desde hace dos años son los que han atizado la tasa de desempleo. Las últimas cifras, a noviembre de 2012, muestran un resultado aterrador: 27% de sus ciudadanos están sin trabajo.

Le sigue España, cuya tasa de desocupación volvió a marcar récord en febrero pasado, cuando alcanzó 26,2%, al afectar a 5,04 millones de ciudadanos, de acuerdo con las cifras del Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Portugal ocupa el tercer lugar en el ranking de los países con mayores tasas de desempleo: 17,6%, de acuerdo con datos de la Comisión Europea.

Italia es el siguiente en problemas y allí los analistas culpan a la crisis y al desajuste político de llegar en enero a una cifra récord de 11,7%, superando el registro del mes inmediatamente anterior, que fue de 11,3%.

El desempleo se está convirtiendo en el nuevo cáncer de las economías europeas y la baja efectividad de las fórmulas aplicadas podría obligar a los dirigentes del Viejo Continente a revaluar los remedios que se han adoptado para combatirlo. ¿Llegó la hora de revisar los programas de austeridad?
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?