| 3/2/2017 12:00:00 AM

¿Cuáles serían los riesgos de la victoria de Marine Le Penn en Francia?

En las elecciones presidenciales de Francia, el electorado se inclina por Marine Le Penn, candidata contra el establecimiento. ¿Cuáles serían los riesgos de su victoria?

Como si los mercados financieros internacionales no tuvieran suficientes motivos de preocupación con la temeridad y el radicalismo del presidente de los Estados Unidos (EE.UU.), Donald Trump, la incertidumbre de las condiciones de la salida del Reino Unido (RU) de la Unión Europea (UE) o la negociación de los términos para que las autoridades europeas y el Fondo Monetario Internacional continúen dando ayuda financiera a Grecia, ahora los inversionistas están intranquilos por las elecciones presidenciales en Francia, cuya primera vuelta tendrá lugar el 27 de abril y la segunda el 7 de mayo.

Su inquietud surge de las preferencias de los electores franceses, que se inclinan por un candidato de fuera del establecimiento, cuyas propuestas les permiten expresar su furia en contra de él, como ocurrió en el RU en el referendo que decidió el brexit y en las elecciones presidenciales de EE.UU.

En el caso de Francia, a dos meses de la primera vuelta, la mayoría de los ciudadanos favorece a Marine Le Penn, presidente y candidata del Frente Nacional (FN). Ella se declaró antiestablecimiento y protectora de los agricultores y los trabajadores contra la “salvaje y anárquica” globalización. Para lograr sus propósitos, plantea retirar a Francia de la Unión Europea y del euro, incrementar los aranceles a las importaciones, frenar la inmigración y restablecer todos los beneficios del estado de bienestar.

Lo invitamos a leer: Lagarde en juicio por negligencia cuando era ministra en Francia

Su partido es de extrema derecha y tiene su principal fuerza electoral en los trabajadores manuales no agrícolas.

Sus propuestas radicales sobre la inmigración fueron calificadas por los analistas políticos como inconstitucionales. Para contrarrestar la inmigración ilegal, el FN propone, por ejemplo, un trato discriminatorio en la provisión de los servicios, al eliminar la educación gratuita para los hijos de los indocumentados, o al dar acceso al trabajo, a la vivienda, al bienestar social y a la educación primero a los franceses. También busca reducir la inmigración legal al mínimo posible. Por eso no respalda la permanencia de Francia en la UE. Además, pretende trasladar 80% de la deuda pública francesa de euros a la nueva moneda nacional que se adopte para reemplazarlo; el total de los pasivos públicos es de 2,1 billones de euros.

De acuerdo con las agencias calificadoras, eso constituiría el incumplimiento más grande de la historia de una deuda soberana, porque sería una modificación de las obligaciones contractuales con los prestatarios.

En razón de esas ideas, el FN tiene estrechos vínculos con movimientos políticos de la misma naturaleza en otros países europeos, como los partidos de la Libertad en Holanda y Austria, el partido de los intereses flamencos en Bélgica, la Alternativa para Alemania y la liga del norte italiano. Con ellos conforma el Grupo de Naciones y Libertad en el parlamento europeo.

En las últimas encuestas, Marine Le Penn obtiene la mayoría en la primera vuelta, con 27%, que le aseguraría su participación en la segunda. Sus rivales más fuertes, François Fillon, candidato del partido de Los Republicanos y primer ministro en la presidencia de Nicolás Sarkozy; y Emmanuel Macron, exministro de economía del gobierno del presidente Francois Hollande y candidato del movimiento En Marcha, definirían su paso a la segunda vuelta por un margen estrecho, pues empatan en la primera con 20%.

Recomendado: FMI: El comercio mundial no soluciona las pérdidas de empleo que provoca

Es probable que al final el electorado se incline más hacia Macron, para castigar la falta en la cual habría incurrido Fillon al contratar a su esposa como asistente, cuando era parlamentario, sin que ella realizara ningún trabajo. Además, el candidato de centro François Bayrou se retiró y brindará su respaldo a Macron.

En contraste con Le Penn, Macron es partidario de la permanencia de Francia en la UE y del euro, de las fronteras abiertas, el libre comercio, la innovación tecnológica y la adaptación del sistema de bienestar a la evolución del mercado laboral y de las finanzas públicas. Su respaldo proviene sobre todo de los trabajadores con grado universitario. Por tales razones, si ganara en la segunda vuelta no representaría una amenaza para el statu quo.

Por el contrario, la elección de Marine Le Pen como presidenta conduciría a un referendo sobre la permanencia de Francia en la UE, que ella prometió llevar a cabo seis meses después de posesionada. Luego del triunfo de su candidata, la probabilidad de que los partidarios de la salida fueran mayoría también en esa consulta sería muy alta. En ese evento, la UE y el euro sufrirían un debilitamiento del cual tal vez no se repondrían.

Con una alta probabilidad, el colapso de la moneda común y el resquebrajamiento de la UE generarían una turbulencia de grandes proporciones en los mercados financieros internacionales. Los activos se depreciarían de un modo pronunciado, las tasas de interés se incrementarían de forma considerable y los flujos de inversión y de crédito se estrecharían. Como efecto de ello, podría ocurrir otra crisis fiscal y financiera en Europa.

Tal vez le podría interesar: ¿Qué le falta a Colombia para pegar duro en el mercado europeo?

En tales circunstancias, los inversionistas y los consumidores perderían la confianza, por lo cual se frenaría la demanda y se desaceleraría la actividad económica, de manera que los países europeos podrían caer de nuevo en una recesión. Esa eventualidad tendría consecuencias adversas sobre el comercio internacional, la actividad económica mundial y la estabilidad financiera global.

Por estos riesgos, la prima entre las tasas de interés del mercado secundario de los bonos a diez años de la deuda pública de Francia y la de Alemania, que es la más segura de Europa, se amplió a las magnitudes más elevadas desde 2012 (81 puntos básicos), mientras los volúmenes negociados de la francesa se incrementaron a los de esa época, cuando los inversionistas tenían poca confianza en la sostenibilidad fiscal y la estabilidad financiera de la mayoría de los países de la Zona del Euro.

Aunque hasta el momento las encuestas también predicen que Marine Le Penn perdería en la segunda vuelta de las elecciones en Francia, con cualquiera de los otros dos contendientes fuertes, después de lo acontecido en las elecciones presidenciales de los Estados Unidos y en el referendo que decidió el brexit, los inversionistas no descartan otra sorpresa electoral en este caso.

Recomendado: ¿Por qué las mipymes están relegadas del mercado exportador?

Por eso el favoritismo de la candidata del Frente Nacional en la primera vuelta es suficiente para generar angustia entre los operadores de los mercados financieros.

No les falta razón. Lo que está en juego en las elecciones presidenciales en Francia es el futuro de la UE y del euro.

De manera que, mientras llegan las elecciones, cualquier progreso de Marine Le Penn en las encuestas generará una mayor volatilidad en los mercados financieros europeos, capaz de contagiar a los del resto del mundo.

Si le gustó este artículo seguramente le va interesar leer: Colombia se prepara para aumentar el comercio exterior pese a incertidumbre global

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 523

PORTADA

¿Cómo llegó Jeff Bezos a convertirse en el hombre más rico del mundo?

Jeff Bezos, el fundador de Amazon, llegó a ser temporalmente el hombre más rico del mundo, lugar al que volverá más pronto que tarde. ¿Cómo lo logró?