| 4/25/2012 6:00:00 PM

¿Los últimos días?

Las continuas recaídas de salud estarían llevando al Presidente venezolano a pensar en un sucesor. El tema no ha tenido impacto en la economía y se barajan tres opciones de sucesión.

Venezuela está viviendo el síndrome de ‘El Cid campeador’. La prolongada enfermedad del presidente Hugo Chávez, sumada a la falta de claridad sobre el estado real de su salud, ha desatado todo tipo de especulaciones que incluyen versiones según las cuales un Chávez agonizante estaría manejando el país.

El más reciente episodio de esta guerra de rumores sobre su salud se vivió el sábado 21 y el domingo 22 de abril, cuando en las redes sociales se esparcían como pólvora versiones sobre su presunta muerte como un hecho consumado o inminente.

La histeria se desató tras nueve días sin noticias sobre la salud del mandatario –apenas circuló un mensaje de twitter– lo que llevó a miles de venezolanos a especular sobre el tema, pues durante las anteriores ausencias por motivos de salud, el mandatario había dado ‘señales de vida’ a través de videos, apariciones en televisión o conferencias telefónicas.

Las especulaciones terminaron el lunes cuando fue contactado vía telefónica para participar en la tradicional rueda de prensa que cada lunes realiza el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello –uno de sus hombres más cercanos–, y expresó que “salí bien en todos los exámenes de salud que me realizaron hoy”.

Pero esta no es la única vez en que las versiones fatalistas sobre la salud de Chávez se toman los medios y las redes sociales. En varias oportunidades sus seguidores han salido al paso de estas versiones para desmentir los rumores. “Yo creo que tendremos que acostumbrarnos a vivir entre rumores en los próximos días, porque eso es parte de los laboratorios de la guerra psicólogica”, dijo Chávez durante la entrevista telefónica.

Curiosamente, el impacto de la salud de Chávez sobre la economía no tiene las dimensiones que podrían esperarse, aunque es claro que genera incertidumbre en el sector empresarial. Luis Vicente León, director de Datanálisis, explica que incluso la lectura de los mercados internacionales sobre el tratamiento médico del presidente Chávez ha sido errónea, pues cada vez que hay rumores de un agravamiento mejora la posición de los bonos venezolanos. “Esta es una mala interpretación del mercado porque es como si considerara que una salida de Chávez del poder mejoraría el pago de las deudas, cuando el gobierno venezolano ha sido históricamente un buen pagador y no hay riesgo de impago de la deuda”, sostiene León.

Donde sí ha tenido un impacto definitivo es en materia política. En un año marcado por las elecciones presidenciales –el 7 de octubre próximo–, todo lo que ocurra en torno a la figura presidencial es parte del ajedrez político. La última encuesta de la consultora Hinterlaces, divulgada el lunes 23 de abril, mostró que si en este momento se realizaran las elecciones, Chávez ganaría con un cómodo 53% de los votos, frente a 34% de su rival Henrique Capriles Radonsky.

Pero hasta los opositores preferirían enfrentar a Chávez en las urnas, antes que estar en un escenario de sucesión desordenada, donde la anarquía podría traerle consecuencias insospechadas al país.

En política exterior, la salud de Chávez también provoca nerviosismo. Tras participar en la Cumbre de las Américas, el presidente boliviano, Evo Morales, expresó su preocupación por el estado de salud de Chávez, mientras que el mandatario colombiano, Juan Manuel Santos, dijo una semana después, en una entrevista con el diario El País de España, que le “preocupa que si algo le sucede a Chávez esa estabilidad pueda venirse al traste, una situación de anarquía sería desastrosa para toda la región”.

Y aunque la especulación es el plato del día en Venezuela, las mayores preocupaciones de los ciudadanos ‘de a pie’ tienen que ver con las altas tasas de inflación, la inseguridad y el desempleo, temas que han pasado a un segundo plano, pero que definirán la agenda política del país.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?