| 3/17/2016 12:00:00 AM

Los retos del Perú con el nuevo mandato

Con la amenaza de los precios de commodities a la baja y cuatro años de caídas en sus exportaciones, este país debate el modelo económico que lo saque del bache.

La competencia por la presidencia de Perú entró en su recta final y, a pocas semanas de que se realice la primera vuelta electoral –el 10 de abril–, el tema político es un hervidero.

La economía también será un factor decisivo en las urnas, pues muchos se preguntan cuál será la fórmula del nuevo mandatario para reactivar la economía en un año amenazado por las presiones inflacionarias, la caída en las exportaciones, los bajos precios de los commodities, la fuerte devaluación y el déficit fiscal.

A esto se suma que los peruanos aún no saben quiénes serán los candidatos que llegarán a disputar la elección: de los 19 inscritos, el viernes 12 de marzo seguían vigentes 14, ya sea porque se retiraron o porque el Jurado Electoral Especial (JEE) decidió anular algunas inscripciones.

Eso sí, en el grupo de candidatos cinco están fijos y con mayor opción: la administradora de negocios Keiko Fujimori –la hija del expresidente Alberto Fujimori–, quien lidera las encuestas; seguida por el exministro Pedro Pablo Kuczynski; el político Alfredo Barnechea; la psicóloga Verónika Mendoza y, con menor opción, los expresidentes Alan García y Alejandro Toledo.

En medio de la algarabía política, los analistas han llamado la atención sobre la coyuntura que vive la economía peruana. Aunque el país creció 3,3% el año pasado –en 2014 aumentó 2,4%–, preocupan el sector externo, las dificultades en infraestructura –que restan competitividad– y el tema fiscal, que podría descuadrar las cifras.

Al cierre de 2015 las exportaciones cayeron 13,9%, completando cuatro años de contracción en el sector externo que, con ventas por US$33.291 millones, volvió a los niveles de 2010, según la Asociación de Exportadores, Adex.

Las principales caídas se registraron en productos tradicionales, como los minero-energéticos y harina y aceite de pescado, afectados por bajas cotizaciones internacionales.

Guillermo Arbe, gerente de estudios económicos de Scotiabank, le dijo al diario El Comercio que dos temas son preocupantes: por un lado, el comportamiento de los precios de las materias primas y las elecciones, que podrían afectar la confianza.

Eso sí, otros dos temas podrían impulsar la economía: en primer lugar, los proyectos mineros Las Bambas –que inicia producción– y Cerro Verde –que se amplía– y, por el otro, los mayores gastos que se esperan en los gobiernos regionales, que el año pasado fueron muy bajos.

Para el nuevo mandatario, los desafíos económicos son enormes, y hay temor de que al calor de la tarima surjan proyectos populistas. En una entrevista con El Comercio, el ministro de Hacienda, Alonso Segura, dijo que “algo que se vuelve muy importante al final de los gobiernos es no solo rematar bien, sino evitar que el país se meta autogoles de media cancha”.

Una advertencia que no sobra en estos momentos, y que no hay que echar en saco roto.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?