| 8/7/2016 12:00:00 AM

Conozca a los billonarios de la industria de las puntocom

Los dueños de Amazon y Facebook, Jeff Bezos y Mark Zuckerberg, respectivamente, subieron en el ranking de los más ricos de Forbes, tras registrar un exitoso primer semestre. Sigue el boom.

Mientras la economía real no se recupera aún del coletazo que arrancó con la caída en los precios de los principales commodities, la economía virtual sigue haciendo su agosto. Así quedó confirmado al ser divulgados los resultados de las principales compañías digitales al cierre de la primera mitad de 2016.

Para buena parte de las firmas tecnológicas del mundo, este fue un semestre ‘para enmarcar’, con crecimientos en ventas y utilidades. La ampliación de los servicios que prestan, un mayor énfasis en las plataformas móviles, así como una fuerte innovación se convirtieron en las estrategias ganadoras para este grupo de empresas. El efecto inmediato se sintió en las chequeras de los fundadores de compañías como Amazon, Google, Facebook y Alibaba –entre otras–, que lograron multiplicar sus ganancias y ventas.

Este nuevo boom provocó incluso un remezón en los primeros lugares del ranking que elabora periódicamente la revista Forbes, cuya actualización semestral acaba de conocerse.

Entre las novedades se destaca el vertiginoso ascenso del fundador de Amazon, Jeff Bezos –cuya fortuna, según Forbes, llegó a US$66.600 millones– y quien el año pasado figuraba en el puesto 16, a comienzos de este año llegó al 6º lugar y esta semana alcanzó la tercera posición, desplazando al inversionista Warren Buffet, conocido como ‘el Oráculo de Omaha’.

Pero, aunque fue el más audaz, no fue el único en recortar diferencias. El fundador de Facebook, Marck Zuckerberg, subió al quinto lugar –un escalón frente al ranking publicado en marzo de este año y más de 10 frente al de 2015–, con una fortuna de US$53.600 millones.

En China, Jack Ma, quien fundó en 1994 el reconocido sitio de comercio electrónico por internet Alibaba, también descontó dos posiciones frente al ranking del año pasado, y se ubicó en el puesto 31, con una fortuna estimada en US$24.100 millones –ganó US$374 millones adicionales en el primer semestre–. Pero, ¿qué provocó este remezón?

Lea también: ¿El mundo podría enfrentarse nuevamente a una burbuja de las puntocom?

En el caso de Amazon, los resultados del primer semestre no pudieron ser mejores. Por un lado, las ventas de la compañía –que nació como una plataforma que empezó hace cerca de dos décadas para vender libros– crecieron 30%, al ubicarse en US$59.532 millones, mientras que sus utilidades aumentaron casi 39 veces en ese periodo, al llegar a US$1.370 millones, según el diario español Cinco Días.

Tres divisiones tuvieron un desempeño sobresaliente: por un lado, Prime, el servicio de televisión por streaming que, de acuerdo con la firma de análisis de mercado Consumer Intelligence Research Partners, ya cuenta con unos 63 millones de suscriptores solo en Estados Unidos.

También la división de servicios en la nube se destacó, con un aumento en sus ventas de 58,2%. Este no solo es el negocio que más crece, sino que de paso le permitió a Amazon ganar participación frente a sus archirrivales Google y Microsoft. Finalmente, la entrada a servicios de logística y distribución se ha convertido en la gran innovación de la compañía y en una de sus cartas fuertes de cara al futuro.

Los buenos resultados impulsaron el precio de las acciones de la compañía, que entre febrero y junio se valorizaron cerca de 50% y su cotización llegó a US$758 por título. Bezos es dueño de 18% de Amazon y es considerada una verdadera máquina de ideas –y de dinero– pues las nuevas unidades de negocios han sido un rotundo éxito.

El boom virtual

Además de Amazon, otras compañías tecnológicas como Google, Facebook y Alibaba están demostrando que la economía digital no pierde su impulso.

En el segundo trimestre de este año Alphabet, la matriz de Google, reportó utilidades por US$4.880 millones –un crecimiento de 24% frente al mismo periodo del año pasado– mientras que las ventas en ese periodo fueron de US$21.000 millones, para un incremento de 21,3%.

Estos buenos resultados les permitieron a sus fundadores, Larry Page y Sergey Brin, aumentar su fortuna en US$401 millones y US$391 millones, respectivamente, de acuerdo con el reporte de Forbes. Esta semana la revista tasó en US$38.800 millones la fortuna alcanzada por Page y en US$38.100 millones la de Brin.

La innovación y una mayor apuesta por el video y por la publicidad en los teléfonos han sido las estrategias ganadoras de Google, que maneja 31% del mercado publicitario mundial. Sundar Pichai, director de la compañía, ha basado buena parte del crecimiento durante los últimos meses en el desarrollo de inteligencia artificial para mejorar las recomendaciones sobre videos a los usuarios de Youtube, de acuerdo con el diario La Vanguardia, de España. Pero también la apuesta en videos ha sido clave para el crecimiento de la compañía y el propio Pichai aseguró a ese diario que “el video es un componente enorme del contenido digital, y YouTube sigue brillando”.

Por su parte, el fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, cerró el primer semestre con un aumento en su fortuna de US$97 millones, para un total de US$53.600 millones que, según Forbes, lo ubican en el 5º lugar de los hombres más ricos del planeta.

La red social también ha aumentado su apuesta por el video, lo que le ha permitido alcanzar 1.710 millones de usuarios que acceden al menos una vez al mes –cerca de 1.100 millones ingresan a diario–, lo que representa un aumento de 15% frente al año pasado.

Este formidable desempeño derivó en un aumento en sus ventas de 55% al cierre del primer semestre del año –para un total de US$11.818 millones–, mientras que sus ganancias crecieron 189%, hasta los US$3.565 millones.

La economía digital, sin lugar a dudas, está imponiendo las nuevas reglas del mercado y transformando las relaciones tradicionales entre las empresas y los negocios. Por eso, no le falta razón al profesor de IE Business School Enrique Dans, quien en un artículo de Cinco Días asegura que “cada día más la economía digital deja de ser aquello que llamaban la nueva economía para ser la economía de verdad. Y deja claro que aquello que no sea digital, tampoco será economía”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?