| 8/9/2013 6:30:00 AM

Las dos Españas

Mientras el Fondo Monetario insiste en que España no saldrá de su crisis antes de 2018, analistas estadounidenses alaban la política de ese país. Alguien está equivocado.

España se ha convertido en las últimas semanas en un hervidero. Y no solo por las altas temperaturas que trajo el verano. También por las controversias políticas y económicas que se han suscitado en la Madre Patria.

En el plano político, el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, pasa un trago amargo por cuenta del escándalo de corrupción que vincula a dirigentes del Partido Popular (PP), en el que milita, y que incluye contabilidad paralela, sobresueldos y donaciones de dudosa procedencia. Pero en el terreno económico el país tampoco se salva. La controversia se centra en estos momentos en el futuro financiero de España, pues mientras los analistas del Fondo Monetario Internacional (FMI) tienen una visión fatalista para el próximo lustro, analistas expertos del diario The Wall Street Journal aseguran que el panorama comienza a despejarse.

¿Quién entiende a los economistas? Con cifras en mano, disímiles por lo demás, unos y otros esgrimen sus propias teorías sobre lo que ocurrirá en España en materia de crecimiento, empleo y déficit fiscal. El FMI, por un lado, divulgó el 2 de agosto pasado un informe sobre la perspectiva de la economía española en el que asegura que la crisis continuará hasta 2018, cuando alcanzará una cifra de crecimiento de 1,2% y que ese mismo año la tasa de desempleo comenzará a descender, alcanzando 25,3%.

También prevé que la tasa de desempleo llegará este año a 27,2%, mientras la economía caerá 1,6%; para 2014, pronostica cero crecimiento, pero a partir del 2015 anticipa una variación positiva de 0,3% que solo superará el 1% en 2018. Esta visión fue controvertida el lunes 5 de agosto por el diario The Wall Street Journal, que se fue lanza en ristre contra el FMI señalando que se han convertido en profetas del desastre y lamentando que las previsiones de este organismo “siguen teniendo peso a pesar de su pobre récord de pronósticos y recetas económicas cambiantes”.

Analistas del diario rechazaron las proyecciones del FMI por considerarlas “lejos de la realidad”. Eso sí, destacan las reformas adoptadas por el jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, en temas financieros, laborales y del gasto social.

Para los analistas del diario, la economía española podría crecer 2% en 2014 y hay razones para el optimismo: la caída de la construcción ya tocó fondo, el sector empresarial comenzó a recuperar su competitividad, la venta de vehículos está al alza, las exportaciones vienen creciendo, la alta tasa de desempleo permitió un aumento en la productividad y todas las condiciones están dadas para que haya una “recuperación autosostenida”.

Eso sí, no ocultan sus temores ante el panorama político, caldeado por los enfrentamientos del PP con su archirrival, el Partido Socialista Obrero Español, empeñado en lograr la renuncia de Rajoy. Aunque solo el tiempo dirá quién tiene la razón en materia de pronósticos, lo cierto es que la controversia por el futuro de la economía española está que arde.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?