| 7/19/2012 12:00:00 PM

Es la economía, estúpido

Romney y Obama están prácticamente empatados en las encuestas. La reforma tributaria y la economía, los grandes jueces de las presidenciales estadounidenses.

Hablar de reforma tributaria en época de elecciones era casi una herejía, pero el planeta ha cambiado tanto que ahora se convirtió en la principal bandera política en el país más poderoso del mundo, Estados Unidos. A poco más de cuatro meses de las elecciones, los dos candidatos a la presidencia, Barack Obama y Mitt Romney, se han dedicado a prometer lo divino y lo humano en materia económica para conquistar el voto de unos ciudadanos acostumbrados al consumo.

La mayoría de las encuestas de los últimos días arroja como resultado un empate técnico, una situación difícil de imaginar hace un año cuando el presidente de Estados Unidos estaba muy sólido en los sondeos y en la opinión pública.

La economía es hoy más que nunca la gran juez. Siria, Irán, China y Rusia siguen siendo importantes en la agenda de la Casa Blanca, pero los ciudadanos pondrán su voto a quien les garantice una menor carga impositiva, sin poner en riesgo el futuro de la economía más poderosa del mundo.

Romney dice que la reforma fiscal que impulsa permitirá la generación de millones de empleos, música para los oídos de los votantes. Obama contraataca, le saca los trapitos al sol al exgobernador de Massachusetts y lo acusa de haber destruido miles de trabajos estadounidenses cuando era dueño y director de Bain Capital. El Presidente también intenta pescar votos en la clase media y plantea una reforma fiscal, pero sustentada en una mayor equidad. “Lo que arrastra toda nuestra economía hacia abajo es cuando la brecha entre los que están muy, muy en la cima y el resto sigue creciendo más y más”, dijo Obama en abril, al defender su proyecto de Regla Buffett.

En algo sí coinciden los dos. Para aliviar el golpeado bolsillo gringo, los candidatos prometen mantener las tasas de interés bajas, una situación que podría incrementar el déficit del país que ya está por las nubes (70% del PIB) y muy cerquita al de las economías que hoy están parqueadas en Europa.

Cualquier salida o declaración en falso con los hispanos, afroamericanos o que toque los intereses económicos de los ciudadanos podría inclinar la balanza.

Para la muestra un botón. Un grupo de 16 congresistas estadounidenses, liderados por Connie Mack, le enviaron una carta a Barack Obama, pidiéndole retractarse de sus recientes declaraciones sobre Venezuela, en las que dijo que Hugo Chávez no representa una amenaza para su país. Consideran que son unas declaraciones ingenuas, pues “los envíos de gasolina que hace Chávez a Irán; sus negocios de armas con Rusia; su protección a las Farc, así como la manipulación de otros líderes latinoamericanos son amenazas a nuestra seguridad nacional”¿Será que en plena campaña, Obama se retractará?
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?