Dinero.com Revista Dinero

En la actualidad hay en circulación cerca de 9.000 millones de billetes de US$100, de los cuales 65% circula fuera de Estados Unidos.

| 5/15/2013 6:00:00 PM

El nuevo Benjamin Franklin

El billete más popular del planeta, el de US$100, estrena diseño el próximo 8 de octubre. Es el que más se falsifica y el que más se mueve en el mundo criminal.

Dos años después de lo previsto para estrenar el cuarto rediseño que se le hace al billete de US$100 en su historia, la Reserva Federal anunció que no habrá más retrasos y que el próximo 8 de octubre estrenará, por fin, la versión ‘remasterizada’, con mayores características de seguridad y con un papel de mayor calidad. No en vano es el billete más falsificado en el mundo.

El plan era lanzarlo en febrero de 2011, pues el rediseño se venía trabajando desde 2003, pero por una serie de complicaciones con el papel de seguridad, cuyos pliegues se ondulaban al momento de llevarlos a la imprenta, el estreno tuvo que ser aplazado y los nuevos billetes no contarán con la firma del actual secretario del Tesoro, Jacob Lew, sino de su antecesor, Tim Geithner, dado que las planchas estaban con su nombre.

El objetivo de la FED es tener 3,6 millones de billetes impresos para el 8 de octubre, cifra con la que esperan satisfacer la demanda. Según un informe de The Wall Street Journal, actualmente hay en circulación cerca de 9.000 millones de billetes de US$100, de los cuales 65% circula fuera de Estados Unidos.

De hecho, el economista Bruce Bartlett, bloguero del New York Times, sostiene que gran parte de este cambio responde a las necesidades del mercado internacional, no en vano el efectivo es la exportación más rentable de su país. De los US$280.400 millones que circulaban en rama fuera de las fronteras estadounidenses en 2004, se pasó a US$454.200 millones el año pasado. “Es como si estuviéramos pidiéndoles dinero prestado a los extranjeros, pero a interés cero. Nos sirve para financiar una parte de nuestro déficit fiscal a muy bajo costo”, precisa.

Pese a las falsificaciones –contrario a lo que se piensa acá, las mejores no son las producidas en Cali, sino en Corea del Norte– el billete de US$100 sigue siendo muy conveniente para transportar dinero. Además, tiene la ventaja de que su gran competidor, el billete de 500 euros, hoy está caído en desgracia por la crisis del Viejo Continente y porque algunos países, como el Reino Unido, han prohibido su venta, pues se sospecha que viene del mundo criminal.

Las nuevas marcas incluyen una banda de seguridad que contiene imágenes de campanas y del número 100 que ‘repican’ a medida que se mueve el billete. Otra característica es una imagen de la Campana de la Libertad que cambia de color cobre a verde y desaparece entre un tintero cuando se inclina el billete.

Mientras los billetes que circulan en todo el globo regresan a Estados Unidos para ser destruidos, el diseño actual y el nuevo circularán legalmente, dejando en entredicho la idea de que vamos hacia una sociedad sin efectivo, pues pese al avance en dinero plástico, hoy circula 42% más efectivo que hace cinco años, al menos en lo que a billetes verdes se refiere.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×