Dinero.com Revista Dinero

Dentro de los planes de la primera Ministra de Australia, Julia Gillard, no estaba desplazar a España del puesto 12 en el ranking de las mayores economías del mundo. Pero gracias al robusto crecimiento de su país lo está logrando.

| 9/26/2012 6:00:00 PM

El gran salto

Mientras la economía española pasa por uno de sus peores momentos, la australiana brilla con luz propia y está por arrebatarle el puesto 12 entre las mayores del mundo.

La tierra de los canguros está por dar el gran salto en la economía mundial este año. Un sólido crecimiento en su producción, sumado al destacado desempeño de los precios de sus materias primas, le permitirá a Australia convertirse en la economía número 12 del mundo al cierre de 2012.

Desplazar a España de este lugar no estaba dentro los planes de Julia Gillard, primera Ministra de este país de 21 millones de habitantes, cuyo territorio es casi del tamaño de Estados Unidos. El Fondo Monetario Internacional (FMI) había pronosticado en enero pasado que la economía australiana estaría por debajo de la española en una cifra superior a los US$3.000 millones al cierre del año. Pero las cosas están cambiando.

A mediados de septiembre, el Producto Interno Bruto (PIB) australiano alcanzó la cifra de US$1,37 billones –frente a US$1,38 billones de España–, según Bloomberg, y todo apunta a que al finalizar el año remontará esta cifra con creces. Al cierre del segundo trimestre de 2012, la economía australiana registró un crecimiento de 3,7% en su PIB frente al mismo periodo del año anterior, mientras la española tuvo una caída de 0,4%.

En tanto la nación ibérica padece los males de la aguda crisis europea y sufre las consecuencias de un errático manejo de su economía, con un desempleo que alcanza 24%, Australia llegará a su vigésimo primer año de crecimiento económico continuo –su desempleo es de 5%–, se mantiene como el quinto país del mundo con el mayor ingreso per cápita –por encima de Estados Unidos–. Además, está entre los cinco países con mayor libertad económica del mundo en el índice que publicó a mediados de septiembre el Cato Institute y Fraser Institute.

Este es el periodo de expansión económica más largo en la historia de Australia, luego de que la última recesión haya finalizando en 1991”, dijo el economista jefe de la firma CommSec, Craig James, al diario The Australian.

El gran salto no es producto del azar sino de la buena estrella que le ha dado la combinación de una política económica consistente y la favorable coyuntura internacional de precios para sus principales productos de exportación. Desde finales de los 80, el país adoptó políticas para liberar el tipo de cambio y desregular la actividad financiera, que complementó en los 90 con medidas unilaterales de reducción de aranceles y eliminación de barreras comerciales.

Además de sus políticas, la favorable coyuntura de precios de las materias primas ha hecho lo suyo. Australia es uno de los países con mayor riqueza de recursos naturales, pues en su territorio están ubicados yacimientos de minerales que van desde el hierro –es el primer productor mundial– hasta el oro, pasando por el carbón y el aluminio. Una de las frases típicas con las que los australianos reciben a sus visitantes es el desafío de: “mencione cualquier mineral, que aquí en Australia lo tenemos”.

Mientras la mitad del planeta todavía sufre los rigores de la crisis económica mundial, Australia está a punto de convertirse en la gran sorpresa de la economía mundial en 2012. Un resultado de su buena estrella.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×