| 6/23/2016 12:00:00 AM

Disputa entre gobierno y alcaldesas de Italia

Las alcaldías de Roma y Turín quedaron en manos de dos mujeres cuyo partido se opone al gobierno del primer Ministro Matteo Renzi. Cambio en el ajedrez político.

Al que no quiere caldo se le dan dos tazas. Esta parece ser la suerte que le tocó esta vez al primer Ministro de Italia, Matteo Renzi, quien acaba de sufrir un duro revés electoral en los comicios municipales del pasado 19 de junio y cuyos resultados tendrán fuerte incidencia en el futuro político.

Las elecciones dejaron al gobernante Partido Democrático de Centro Izquierda (PD) fuera de cuatro de las seis principales capitales. Pero los mayores problemas los tendrá el primer Ministro en Roma y Turín, donde ganaron Virginia Raggi y Chiara Appendino, respectivamente, candidatas del Movimiento 5 Estrellas –del comediante Beppe Grillo–, uno de los mayores opositores al gobierno.

Analistas calificaron de ‘paliza’ al partido de gobierno el resultado en Roma, donde la candidata Raggi obtuvo 67,2% de los votos en la segunda vuelta al enfrentar al candidato del gobierno Roberto Giachetti. Esta elección acaba con más de dos décadas del PD en la alcaldía de Roma. En Turín, la candidata Appendino obtuvo 54,6% de los votos y derrotó al alcalde del partido de gobierno Piero Fassino, que buscaba su reelección.

La llegada de estas dos mujeres a las poderosas alcaldías no solo confirma una mayor apertura de los italianos a la participación de las mujeres en cargos de decisión. Para los críticos del gobierno, su procedencia política refleja el alto grado de decepción que tienen hoy los italianos de su joven ministro, que hace un año arrasó en las elecciones europeas y que ahora pasa por una mala racha.

Lea también: 13 mujeres que han transformado el mundo de la economía

Para The Economist, el resultado electoral muestra que “los italianos tienen hambre de ideas nuevas e incluso no convencionales, y están cansados de los líderes actuales, que son considerados como corruptos o complacientes”. Al primer Ministro le critican que, pese a sus anhelos de renovación, ha terminado acomodándose al juego político tradicional.

La reacción del primer Ministro a los titulares de prensa que hablaban de su derrota fue un tajante “no voy a dimitir. Ni del palacio Chigi –sede presidencial– ni de secretario del PD. ¿Qué la minoría quiere un congreso? ¡Que se pongan cómodos! No se puede hacer antes del 2 de octubre”, dijo un desafiante Renzi, según el diario español El País.

La sola mención de esta fecha inquieta a más de un político afecto al gobierno. En octubre Renzi someterá al escrutinio público un referendo que ha tenido dos años de discusión y que busca introducir cambios a la constitución, como reducir el tamaño del Senado –de 315 a 100 y de elección regional–, acabar con el bicameralismo perfecto y reducir los poderes de la Cámara –aprobaría solo reformas constitucionales, referendos populares y tratados internacionales–. Este referendo ha provocado un duro enfrentamiento entre el primer Ministro y los líderes de partidos de oposición, como el Movimiento 5 Estrellas; o Forza Italia, de Silvio Berlusconi.

Para algunos analistas, más que un rechazo a los cambios políticos que plantea Renzi, las elecciones del domingo están “certificando el malestar ciudadano ante su forma de gobernar, para unos impulsiva, para otros arrogante”, según El País.

Pese a su actitud desafiante, Renzi sabe que en los próximos meses se juega su futuro y tendrá que hacer gala de su encanto político para convencer al pueblo y a sus opositores, de que el referendo es el camino para enderezar el futuro de su país.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?