| 6/24/2015 12:00:00 AM

La fórmula de éxito del segundo hombre más rico del mundo

Amancio Ortega - Fundador Grupo Inditex

¿Cómo hizo Amancio Ortega para convertirse en el segundo hombre más rico del mundo, según Bloomberg, en un negocio tan competido y diversificado, como el de la ropa?

El inicio de este año fue de lujo para Amancio Ortega, fundador del Grupo Inditex que tiene en su portafolio marcas tan reconocidas como Zara, Massimo Dutti, Bershka, Pull & Bear, Oysho, Stradivarius y Uterqüe.

Dos hechos enmarcan la situación: por un lado, su consolidación como uno de los hombres más ricos del mundo, situándose al cierre de esta edición en el segundo lugar del ranking de Bloomberg, con una fortuna estimada en US$72.400 millones, solo superado por Bill Gates que registra US$86.100 millones, y por encima de Warren Buffet, con US$69.500 millones, y Carlos Slim, con US$68.800 millones.

Mientras Gates y Slim están en negocios de tecnología, capitalizando los nuevos desarrollos y avanzando en participaciones de mercado muy concentradas y con competidores más limitados, y Buffet con su fondo de inversión cuenta con un portafolio muy diversificado en empresas del sector real, Ortega alcanza el segundo lugar en un sector altamente competido y muy atomizado.

El otro hecho de satisfacción para Ortega y que explica su ubicación entre los billonarios globales, tiene que ver con los resultados del primer trimestre de 2015 del Grupo Inditex, que han sido los mejores de los últimos años.

Los datos han sorprendido: sus ventas del trimestre llegaron a 4.374 millones de euros, 17% más que en el mismo lapso de 2014, y a diferencia del año pasado, el cambio de divisas al euro en esta oportunidad le significó alcanzar márgenes superiores.

Según la información de la compañía, “el margen bruto ascendió a 2.597 millones de euros, 18% más que el mismo período del ejercicio anterior, situándose en el 59,4% de las ventas –58,9% en primer trimestre de 2014–”; mientras el margen neto llegó a 521 millones de euros, un incremento de 28%.

Además, el Ebitda del primer trimestre de 2015 se situó en 895 millones de euros, lo que representó un incremento de 22% frente al primer trimestre del año pasado. Y la tendencia de crecimiento al parecer se mantendrá, pues sus ventas entre el 1o de febrero y el 7 de junio han aumentado 13,5%.

El virrey

Estos buenos resultados dispararon la valoración de la fortuna de Ortega y ratificaron su tradición. “Amancio Ortega es un caso de estudio. Abrió su primera tienda en 1963, a los 27 años, después de trabajar en un establecimiento de ropa en La Coruña y de abandonar sus estudios. En 1975 inauguró su primer establecimiento de Zara y en 1985 creó el Grupo Inditex. El resto es historia: se expandió vertiginosamente en toda España al tiempo que probaba suerte en otros países de Europa. Ahora tiene presencia en más de 88 mercados en los cinco continentes, donde se levantan más de 6.600 tiendas de sus marcas”, describió Mario Maldonado, en su blog de El Financiero en México.

Solo para dimensionar el crecimiento de la fortuna de Ortega, en 2010, la revista Forbes estimó su riqueza en US$25.000 millones y para la cuarta semana de junio de este año ya superaba los US$72.000 millones, de acuerdo con el índice de Bloomberg.

Ortega es el único español en los primeros puestos de los millonarios de Bloomberg, mientras que en el sector de retail, es el más rico del mundo. Le siguen el sueco fundador de la compañía de muebles Ikea, Ingvar Kamprad –la octava persona más rica del planeta, con una fortuna de US$43.800 millones– y Christy Walton, una de las herederas del imperio de comercio Wal-Mart, en el puesto 14 del ranking general, con US$37.100 millones.

Las diferencias entre Ortega, Buffet y Slim en el ranking de Bloomberg son ‘estrechas’: entre el primero y el tercero ‘solo’ hay US$3.600 millones de distancia, de acuerdo con la medición del pasado 22 de junio.

“El pódium de los más ricos del mundo se ha convertido en una especie de juego de las sillas. Warren Buffett, Amancio Ortega y Carlos Slim se van intercambiando puestos. En 2012 Ortega desbancó a Buffet, en aquel caso, del tercer lugar entre los ricos, que lideraba Slim. Buffet recuperó el segundo puesto y ahora Ortega vuelve a arrebatárselo, después de que hace solo unas semanas el español ganara la batalla por el tercer puesto al magnate mexicano Carlos Slim, que era el número uno en 2012 y ahora ocupa la cuarta posición”, dice El País de España.

El crecimiento en las ventas, unas mejores utilidades, con dividendos más atractivos y una mayor valorización de sus activos han disparado la fortuna de Ortega que este año ha venido en ascenso, mientras las de sus dos más ‘enconados competidores’, Buffet y Slim, han caído.

La operación

¿Cuál es el secreto de su éxito? Muchos analistas han estudiado el caso de Inditex y de Ortega, pero es el mismo billonario –caracterizado por un bajo perfil– el que ha definido la estrategia: “darles a los clientes lo que quieren y hacerlo más rápido que cualquiera”. Logró democratizar el acceso a productos de calidad para una creciente población de clase media en los más de 80 países donde opera y crecer en medio de una de las más profundas crisis financieras de España.

Además, su operación logística es envidiada, pues consigue distribuir dos veces por semana la demanda de cada una de sus más de 6.600 tiendas, con diez centros logísticos y 40.000 referencias que saca al año.

La estrategia ahora se enfoca en el manejo de sus tiendas. ¿Por qué? Si bien sus planes apuntan a aumentar el número de tiendas en el mundo, también va a cerrar algunas buscando mayores áreas y espacios más atractivos. Entre 2013 y 2015 las aperturas de comercios crecieron 5,4%, mientras en espacio comercial avanzaron 10%.

Este año, el Grupo anunció la inauguración de unas 480 nuevas tiendas en el mundo. Pero también prevé cerrar entre 80 y 100. Estas macrotiendas le permiten al Grupo tener más cercanía con los clientes en su oferta, facilitar la renovación de sus colecciones y, como tiene un presupuesto mínimo en publicidad, estas tiendas se convierten en sus mejores vitrinas.

Este, sin embargo, no es el único foco de Ortega quien también tiene preferencia por los activos inmobiliarios, al punto que ha sido llamado por los medios españoles ‘El rey del ladrillo’.

Además de las adquisiciones que ha hecho para las tiendas de Zara, compró lugares emblemáticos: un edificio en Londres –al fondo alemán Deka– por 192 millones de euros; otro de oficinas en el Paseo de la Gracia de Barcelona, por 53 millones de euros; la Torre Picasso en Madrid, por 400 millones de euros; una tienda en el 666 de la Quinta Avenida, en Nueva York, por 257 millones de euros, y el local que ocupaba la tienda Zara en Milán, por 103 millones de euros. A través de su firma Pontegadea, atesora cerca de 4.700 millones de euros en activos y la revalorización en lo que lleva del año ya alcanza el 30%.

Ortega sigue demostrando con su negocio el camino de la consolidación, en momentos difíciles y cuando en el planeta poco se habla de crecimientos.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.