| 9/18/2014 7:00:00 AM

El debut de Alibaba

Todo está listo para que la poderosa compañía china de comercio electrónico haga historia con su salida a la bolsa. Podría recoger más de US$21.000 millones.

Sin tener que pronunciar el consabido ‘ábrete sésamo’, el poderoso grupo chino de comercio electrónico Alibaba tiene a Wall Street rendido a sus pies. El alboroto generado por su debut en este mercado de valores no tiene precedentes, como tampoco las cifras que moverá: espera colocar 320 millones de acciones –aunque podría llegar a 368 millones de títulos– y obtener entre US$21.000 millones y US$25.000 millones.

La cifra de esta Oferta Pública Inicial (OPI) marcará un hito en el mercado a juzgar por las expectativas generadas en los días previos, y por los rumores de ‘sobredemanda’ del título, cuya valoración del 5 de septiembre había sido fijada en un rango entre US$60 y US$66 por acción, y que fue revisada diez días después para ubicarla entre US$66 y US$68.

Su precio de salida a bolsa se calculó con un PER –Price Earnings to Ratio, o relación entre el precio de la acción y las ganancias– de 24 veces, mientras que Facebook lo hizo con 37. Hoy otras tecnológicas cotizan con estimaciones superiores: Linkedin lo hace con un PER de 96 veces, Amazon 115 y Twitter de 165.

En Wall Street los comentarios a comienzos de semana apuntaban a que una ronda de ventas previas había permitido a la compañía asegurar ventas superiores a los 2.000 títulos. Los bancos que dirigen la colocación son el Credit Suisse, Deutsche Bank, Goldman Sachs, JP Morgan, Morgan Stanley y el Citigroup.

El vértigo generado por esta operación se sintió con fuerza desde el lunes 15 de septiembre en Nasdaq, mercado donde se cotizan las principales compañías tecnológicas, que comenzó la semana con caídas atribuidas al interés de los inversionistas por salir de otros valores para dejar espacio en sus portafolios para el título de la compañía china, que comenzará a cotizar como BABA.

En la tarde del lunes, el portal Business Insider reportaba que compañías como Google mostraban reducciones de 1% en sus operaciones, mientras otras como Twitter, Yelp, FireEye, y LinkedIn, reportaban bajas de más de 6,5 %. Por su parte Amazon, uno de los mayores rivales de Alibaba en Occidente, registraba el lunes caídas de 3%, mientras que la red social china Weibo bajaba 13%, la mayor caída desde su debut en Nasdaq en abril pasado.

Pero ¿cuál es el secreto de Alibaba? El modesto inicio de este gigante de las ventas online no se compadece con su estructura actual. Creada en 1999 por Jack Ma, entonces profesor de inglés y hoy convertido en un carismático magnate, comenzó con US$60.000 aportados por 17 amigos que decidieron apostarle a este proyecto. Inicialmente la compañía operaba en el pequeño apartamento de Ma en Hangzhou, cerca de Shanghái.

Hoy su valoración alcanza los US$163.000 millones, según los documentos remitidos a la Comisión del Mercado de Valores (SEC, por su sigla en inglés), el supervisor bursátil de Estados Unidos. La participación de Jack Ma en la empresa alcanza 7,3% de las acciones.

En 15 años la empresa se ha convertido en todo un fenómeno de negocios: cuenta con más de 500 millones de usuarios y procesa 80% de las ventas online que se realizan en China. En el primer trimestre del año la compañía vendió US$2.540 millones y sus utilidades llegaron a US$1.990 millones.

Tiene más de 22.000 empleados alrededor del mundo y dos empresas de extensión del negocio: Taobao, un portal de venta a consumidores –maneja más de 1.000 millones de productos y es uno de los 20 sitios de internet más visitados del mundo–; Tmall, un sitio de ventas B2B, y Alipay, el sitio de pagos que tramita cerca de 50% de las transacciones en línea que se hacen en China.

¿Viene la burbuja?

Pero no todo es euforia con la llegada de Alibaba a Wall Street. El diario Financial Times en su edición del lunes 15 de septiembre destacó las proporciones de esta OPI para el mercado, pero llamó la atención porque el boom en las empresas tecnológicas y biotecnológicas estaría incubando algún tipo de burbuja. Por eso trajo a colación una frase pronunciada hace unos años por el profesor de la Universidad de Florida, Jay Ritter, quien aseguró que “los buenos tiempos para las OPI tienden a ser mal momento para invertir”.

Esta preocupación también le asiste a la presidente de la FED, Yanet Yellen, quien el 15 de julio pasado, durante una comparecencia ante el Congreso de Estados Unidos, expresó su preocupación por la ‘burbuja’ que se estaría creando con la sobrevaloración de algunas empresas en la bolsa de valores.

Yellen aseguró en ese momento que pequeñas y medianas empresas, las redes sociales y las empresas tecnológicas estaban cotizando “a unos precios particularmente elevados”, lo que revivió en Wall Street los temores por una posible burbuja. Estos anuncios se convirtieron para algunos analistas en un déjà vu, pues desde 1997 el entonces presidente de la FED, Alan Greenspan, había hecho advertencias similares –que solo se concretaron cinco años después–.

La llegada de Alibaba a Wall Street genera euforia en el mercado. Ojalá esta se conserve entre los inversionistas a largo plazo.

***

Salidas históricas
Estas empresas han marcado un hito por el tamaño de los recursos recogidos durante su debut en bolsa.

Agricultural Bank of China. US$22.100 millones.

El 15 de julio comenzó a cotizar en las bolsas de Shanghái y Hong Kong. Sus títulos salieron con un precio de US$0,41 y hoy se transan a US$2,48.

Visa. US$19.560 millones.

El 13 de marzo de 2008 llegó a la bolsa en medio de la crisis subprime. Sus títulos arrancaron en US$44 y hoy alcanzan los US$214.

GM. US$18.140 millones.

El 17 de noviembre comenzó a cotizar sus títulos, con un precio inicial de US$33, y una revalorización modesta: hoy alcanza US$33,7.

Facebook. US$16.010 millones.

El 17 de mayo de 2012 llegó a la bolsa con títulos que alcanzaban un precio de US$45 y que se han valorizado 94% pues hoy llega a los US$74,9.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?