Dinero.com Revista Dinero

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, enfrenta hoy un panorama mejor para capotear la crisis que comenzó en 2007, y que parece haber tocado fondo.

| 3/21/2013 10:17:00 AM

El Águila despierta

Todo indica que lo peor de la crisis estadounidense ya pasó. Estas son las razones por las que muchos creen que la economía se está recuperando y ahora viene lo mejor.

Aunque aún no cede el pesimismo frente al desempeño económico del mundo desarrollado, cada vez son más frecuentes las voces de quienes aseguran que Estados Unidos está empezando a nadar contra la corriente y se aleja de la gran recesión que arrancó en 2007. En otras palabras, que la crisis en la primera economía del mundo ya tocó fondo y lo que viene es una notable mejoría.

Las razones para el optimismo son varias, pero existen tres fundamentales: recuperación en el mercado laboral, repunte de los precios de la vivienda y precios máximos históricos en Wall Street.

En febrero, la tasa de desempleo quedó en 7,7%, que si bien no está muy lejos del 7,9% del mes anterior, es el menor registro en cuatro años. Paralelamente, la generación de nuevos puestos de trabajo está superando las expectativas. En febrero se crearon 236.000 y el mercado esperaba 165.000. Estas cifras son atribuidas a los fabricantes de autos y a la construcción y el comercio, que están mostrando mejores resultados.

Las cifras oficiales indican que los consumidores no han dejado de gastar y prueba de ello es que en febrero las ventas del comercio subieron 1,1% frente a enero. De nuevo, este dato duplica las expectativas de los analistas y es el mayor en cinco meses. Si bien los elevados precios de la gasolina son responsables de parte de ese incremento, los concesionarios de vehículos, las tiendas de artículos para el mejoramiento del hogar y las tiendas por internet registraron una disparada en su facturación. Y que los hogares sigan consumiendo es una muy buena noticia, pues el gasto de los consumidores representa 70% del PIB. Una situación que también es soportada por las bajas tasas de interés, que se mantendrán cercanas a 0%, según ha dicho la Reserva Federal, mientras el desempleo se ubique por encima de 6,5%.

Con todo y recortes
De hecho, lo que más se destaca de las cifras laborales es que se han conseguido pese a las políticas de Washington, que en su afán por sanear las finanzas públicas está realizando recortes en el gasto público, muchos de los cuales son a costa de los empleos. Para este año se prevé un tijeretazo de US$64.000 millones. No obstante, desde Nueva York, Julien Thomas, analista del banco de inversión francés Natixis, considera que la recuperación, que es innegable, se está dando sin suficiente empleo, pues muchas empresas se ajustaron para producir más con menos personal. Agrega que por el lado de la vivienda ya se tocó fondo, dado que los precios empezaron a subir, lo que es clave, teniendo en cuenta que la finca raíz aporta 2,7% del PIB. “Son precios más altos, pero aún están muy lejos del promedio que tenían antes de la crisis”, precisa.

Según Bloomberg, en diciembre los precios de las viviendas subieron 6,8% anual, su mayor alza desde 2006, aunque aún están 29% por debajo del pico que alcanzaron antes de colapsar. El crecimiento del año pasado se debió a un menor inventario y a una creciente demanda por parte de inversionistas institucionales, como Blackstone Group LP, que compró 20.000 viviendas unifamiliares para alquilar.

El número de casas a la venta cayó 5% anual en enero a 1,74 millones, el nivel más bajo desde diciembre de 1999, según la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios. En ese mismo mes, las ventas de viviendas nuevas tuvieron su mayor alza en 20 años. Otro factor a favor es la reducción de las daciones en pago. El año pasado se registraron 1,3 millones, 30% menos de lo esperado, debido a que muchos deudores pudieron reestructurar su crédito. Así mismo, en enero las daciones cayeron 29%, llegando a su punto más bajo desde 2007.

En JP Morgan estiman que a finales de este año, 10% de los deudores se verán forzados a negociar, pues su crédito superará el valor de la vivienda. Hace dos años esa cifra era de 25%. Los expertos de este banco de inversión también pronostican que los precios de las viviendas subirán 3,9% en 2014 y 3,2% en 2015.

Efecto riqueza
La recuperación de la vivienda y de la demanda son consecuencia de una mejora en la confianza de los consumidores estadounidenses, que hoy se están sintiendo más ricos. Según Moody’s Analytics, el patrimonio de los hogares cerró febrero en un récord de US$16,6 billones, lo que también los motiva a comprar acciones. Como resultado, Wall Street está pasando por uno de sus mejores momentos. El pasado 5 de marzo, el índice Dow Jones de industriales borró todas las pérdidas de la crisis financiera y ha ganado 11% este año. Igualmente, el S&P 500, que hace seis años cayó a los 666 puntos, ya sobrepasó los 1.500 puntos. Esto ha hecho que muchos pesimistas ahora consideren las acciones como la mejor alternativa.

Pero otros no les creen a lo que consideran cantos de sirena y recuerdan que, cuando las acciones suben mucho, caen estrepitosamente. De hecho, el diario Wall Street Journal recuerda que en dos ocasiones anteriores el S&P 500 ha roto la barrera de los 1.500 puntos, para luego colapsar –la última vez fue antes de que estallara la burbuja puntocom, en abril de 2000–.

Thomas, de Natixis, insiste en que la recuperación arrancó, pero que hay grandes riesgos como un empeoramiento de la situación europea o un alza fuerte en el precio del petróleo. A eso se suma un riesgo más de largo plazo, que consiste en la forma como el gobierno y el Congreso sigan resolviendo sus diferencias para dar solución al descuadre fiscal estadounidense. Sea como sea, ojalá que de aquí en adelante, mientras el Tío Sam deja de estornudar, a Colombia se le suban las defensas.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

>

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×