Dinero.com Revista Dinero

Silvio Berlusconi, ex Primer Ministro italiano.

| 7/4/2012 6:00:00 PM

Durmiendo con el enemigo

La lucha de poder entre el primer Ministro italiano, Mario Monti, y su antecesor, Silvio Berlusconi, tienen a Italia al borde del colapso.

En política “no hay cadáveres”; este principio parece confirmarse por estos días en Italia. Y nada menos que de la mano del ex primer Ministro Silvio Berlusconi, quien en noviembre del año pasado salió del poder en medio de una de las crisis financieras más agudas que ha vivido Italia en los últimos años.

Para todos es claro que Berlusconi busca reencaucharse políticamente y, para lograrlo, se ha convertido en la piedra en el zapato de Mario Monti, el actual primer Ministro. Por eso el miércoles 27 de junio, a su salida de un almuerzo con Monti –quien lo invitó para compartir las ideas que plantearía al día siguiente en la cumbre europea de Bruselas– Berlusconi aprovechó para desprestigiar a su sucesor y expresar su intención de regresar “como Ministro de Economía”.

Aunque muchos creen que se trata solo de un mal chiste, analistas políticos tienen razones para pensar que Il Cavalieri va en serio. Las feroces críticas a las recientes reformas laborales y fiscales del gobierno, el rechazo a las políticas de austeridad –que asegura, tienen sumida la economía en la recesión y el desempleo– y los dardos permanentes contra Monti son una clara señal de su intención de volver al poder.

Durante el primer trimestre del año, la economía italiana se contrajo 1,4%, confirmando la recesión que atraviesa ese país (sin contar aún con el impacto del sismo que afectó una de las regiones más ricas y productivas). Esto ha llevado a que el apoyo popular al gobierno de Monti sea cada vez menor ante el creciente desempleo, que hace más difícil flexibilizar el mercado laboral para acabar con la excesiva burocracia.

A esto se suman las dudas sobre la sostenibilidad de la deuda italiana, que alcanza 120% del PIB –superando en valor a la griega en unas seis veces–, y la pérdida de confianza, lo que hace que las tasas de interés que se ofrecen al mercado sean cada vez mayores (más de 6%).

A sus 75 años y con procesos judiciales aún pendientes, Berlusconi ha visto en esta situación la oportunidad “de oro” de regresar al poder, aprovechando que conserva seguidores en el Parlamento y en el Gobierno. El abogado Fabrizio Cicchitto, hoy jefe del grupo parlamentario del partido de Berlusconi, el Pueblo de la Libertad (PDL) ha propuesto insistentemente un adelanto de las elecciones generales, previstas para la primavera de 2013, que sacarían a Monti del poder.

Aunque el acuerdo de Bruselas del pasado 29 de junio, en el que la canciller alemana Angela Merkel cedió a las peticiones del gobierno italiano le dio un respiro a Monti, crecen las apuestas de que el Primer Ministro no llegará a las elecciones de abril de 2013. Como en toda coyuntura política, esta historia todavía no tiene final.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

>

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×