Dinero.com Revista Dinero

Cristina Fernández, presidente de Argentina.

| 6/12/2013 6:00:00 PM

Atornillada

Mientras la oposición argentina advierte que el kirchnerismo buscará cambiar la Constitución y llegar a un tercer mandato, la presidente celebra radiante los diez años de su familia en el poder.

Una década en el poder acaba de cumplir en Argentina la familia Kirchner. Para celebrar, la presidente Cristina Fernández de Kirchner comenzó a divulgar con bombos y platillos los “aciertos y transformaciones” alcanzados desde mayo de 2003, cuando su fallecido esposo, Néstor Kirchner, llegó a la presidencia para arreglar la descuadernada economía.

Pero, mientras el oficialismo celebra, los opositores lamentan lo que consideran una ‘década perdida’ para la economía y la política, y temen que el gusto por el poder la lleve a modificar la Constitución para quedarse por un tercer mandato.

¿Motivos para celebrar? Varios en el plano económico y social. Las políticas adoptadas para reducir la pobreza lograron disminuir, según el gobierno, este flagelo en cerca de 50 puntos, desde el 57% que registraba en 2002. El país también prepagó deuda y renegoció con sus acreedores para rebajar el costo de su endeudamiento.

El empleo también ha tenido una transformación. De la tasa de desempleo que en 2003 bordeaba 24% y tenía al país al punto del colapso, pasó a 8%. La seguridad social también tiene indicadores para mostrar: 94,5% de la población tiene cobertura.

Pero no todo es motivo de aplausos. Las erráticas políticas en materia de control de cambios han generado desconfianza en los mercados; los conflictos con los empresarios afectan los negocios y su estrategia de nacionalizar compañías ha minado la credibilidad del gobierno. En 2008, el kirchnerismo estatizó los fondos de pensiones; en 2009, Aerolíneas Argentinas, y en 2012, a YPF. También ha agudizado la polarización política. El ejercicio de hablar de temas políticos pasó de ser una de las principales aficiones de los argentinos durante reuniones familiares o encuentros con amigos, a convertirse en un tema intocable pues con frecuencia es motivo de enfrentamientos y riñas. Y los confrontamientos con los medios tienen a la presidente en una guerra sin cuartel contra el denominado ‘cuarto poder’.

Pero, quizá el punto más álgido y que tiene a Cristina Fernández en la cuerda floja de las encuestas de popularidad es el desbordado crecimiento de los precios. Mientras el organismo oficial de estadísticas asegura que la tasa anual de inflación no supera 11%, las mediciones de analistas económicos independientes la sitúan en 24%.

Mientras crecen las quejas de los hogares, la mandataria culpa públicamente a los grandes conglomerados económicos de estos aumentos. Los empresarios se defienden y atacan asegurando que la política económica del gobierno –en particular la cambiaria–, estrangula el aparato productivo y genera sobrecostos.

Una encuesta realizada por la firma Management & Fit, divulgada el 8 de junio pasado por el diario El Cronista, indica que 70% de los argentinos cree que la economía va por mal camino y 60% desaprueba la gestión de la presidente Cristina Kirchner.

Esta caída en la imagen se produce a menos de cuatro meses de las elecciones al Congreso –el 27 de octubre– en las que la presidente se jugará su futuro político. Aunque ha dicho que no aspirará a un tercer mandato, sus opositores aseguran que buscará ganar el mayor número de escaños para modificar la Constitución y por este camino reelegirse por segunda vez. Pero serán las urnas las que decidan si los argentinos le creen o no.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

>

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×