| 8/31/1998 12:00:00 AM

Una solución de vida

Una solución de vida
Cuando la apertura económica pisó fuerte en el país, los recortes de personal estaban en el orden del día. Uno de los damnificados de aquella época fue Fernando Zuluaga, un empleado público que trabajó 22 años en el Ministerio de Hacienda. La situación para él era complicada, pues sus cuatro hijos pronto ingresarían a la universidad. La solución fue conseguir plata prestada y unirla a los pocos ahorros que tenía, para montar una tienda. Encontró un lugar perfecto en el barrio Cedritos, un barrio populoso de clase media de Bogotá. Así ingresó al universo de las 80.000 tiendas que hoy operan en la capital.



La ubicación es ideal, pues está al lado de un colegio que le garantiza clientela. Pero el horario de trabajo es duro. A las 6:30 am recibe los muchachos del colegio y a las 10 pm todavía está en el teléfono tomando solicitudes de servicio a domicilio. Zuluaga afirma que fiar no le sirve, pues "la gente del vecindario cambia mucho y es difícil recuperar la cartera". Maneja una lista reducida de los vecinos que disfrutan de este privilegio.



¿Cuál es la clave del éxito? "Estar en un buen local y tener la tienda bien surtida", afirma con convicción. En su establecimiento vende de todo, desde chocolatinas hasta detergente. Incluso está ofreciendo tarjetas prepagadas para llamadas de celular. "Como no se dañan, las puedo tener exhibidas hasta que se vendan", afirma. Pronto tendrá una de las bicicletas de Coca-Cola para ampliar su servicio a domicilio.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.