| 11/19/1999 12:00:00 AM

Todo por una sonrisa...

Todo por una sonrisa...
En los últimos 18 años, a más de 53.000 niños en 20 países les ha cambiado la vida. Han podido volver a hablar, a comer sin problemas y a darle una sonrisa al mundo. Estos niños que sufren de paladar hendido y labio leporino son atendidos por una organización que gracias a los aportes de empresas, al tiempo y al conocimiento de médicos, enfermeras, especialistas y cientos de voluntarios, se ha convertido en una importante fundación social: Operación Sonrisa.

Para William Magee, pionero de esta iniciativa, el trabajo ahora es motivar a la mayor cantidad de gente para que siga haciendo esta labor. "Si transmitimos esta pasión, la organización continuará". Precisamente, en junio del próximo año, podrá hacerlo. Magee estará en Taipei, junto a Bill Gates en el Congreso Mundial de Tecnología. "Esta va a ser una gran oportunidad de hablarles a estas grandes empresas y decirles que pueden hacer sus negocios y cambiar también la forma en que el mundo se mira a sí mismo", señala. Agrega que el éxito es encontrar programas donde ganen tanto las empresas como ellos. "Nosotros siempre nos preguntamos qué podemos hacer por las compañías que nos ayudan, para resaltar su imagen. Porque mientras más productos vendan, más dinero tendrán para ayudar a los niños, ¡es simple!".
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.