| 3/1/2006 12:00:00 AM

Factor clave

Casos de empresas que vieron en el empaque la posibilidad de crecer.

Factor clave
El valor de la devolución

Desde hace unos meses, Bimbo estrenó un nuevo empaque metalizado para sus tostadas. Con el empaque transparente, los consumidores en los supermercados rompían el papel y dañaban el producto. Además de mejorar su presentación, con el nuevo empaque la empresa logró reducir en 25% las devoluciones de los supermercados, pero el empaque transparente se mantuvo para el canal de tiendas en segmentos de bajo poder adquisitivo pues, según sus estudios, ese consumidor prefiere ver el producto que va a comprar.

La segmentación

El empaque es un instrumento para segmentar el mercado. En bebidas, como los jugos que usan Tetrapak y que están dirigidos al público infantil, estos tienen características propias con imágenes y dibujos para ese mercado. Mientras que en el caso de las avenas o nuevos desarrollos como el té, su estructura es más robusta semejando a un empaque de lata, más hacia el público joven.

Valor agregado

La cultura del abre fácil tiene una penetración cada vez mayor. Van Camps retomó este concepto, lo ubicó en una categoría de portátiles y, además, le está dando mayor valor agregado. Primero, con nuevos compuestos al producto -vegetales- y segundo, con diseños más modernos de la imagen. Busca crecer este año 50% con este nuevo producto.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.