| 5/26/2006 12:00:00 AM

Reglas de protocolo

Colombia está a punto de adherir al Protocolo de Madrid, que permite a las empresas el registro de sus marcas desde el país en más de 40 naciones, con una sola operación. Sin embargo, la decisión tiene opositores y su paso en el Congreso y la Corte Constitucional no será fácil.

Según la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual, OMPI, cada año, en promedio, se realizan 2 millones de solicitudes de registro de marcas en el mundo. De ellas, cerca de 700.000 son internacionales, es decir, de empresas que buscan la protección de sus marcas en otros países.

Y de esta cifra el 43% (unas 300.000 solicitudes) se efectúa bajo el Sistema de Madrid, que permite el registro de las marcas en varios países, con una sola solicitud. Es un esquema compuesto por dos pilares: el Acuerdo y el Protocolo. El primero, que está operando desde 1891, cubre 11 países, y el segundo, más moderno, funciona desde la década del 90 y a él están vinculados más de 40 países entre los que está Estados Unidos que adhirió recientemente.

A raíz de la negociación del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, Colombia anunció su adhesión al Protocolo de Madrid. Sin embargo, desde antes, el Consejo Gremial Nacional le había enviado una comunicación al gobierno en la cual le solicitaba que, con o sin TLC, el país se vinculara al protocolo como un elemento complementario al registro selectivo de las marcas por país.

¿La razón? Según los empresarios, el manejo de costos de la protección de las marcas en distintos países es muy complejo y costoso por las tasas que se manejan, la diferencia en tiempos y plazos y hasta los idiomas.

"El Protocolo de Madrid brinda un sistema de acceso simplificado, mediante un procedimiento único, una administración centralizada y la opción de tenerlo en 3 idiomas —español, inglés y francés—. Se realiza en la oficina de registro de cada país y en el caso colombiano, la encargada es la Superintendencia de Industria y Comercio", explica José Graça-Aranha, director de la división de información y promoción de la OMPI. En el mundo, bajo el Sistema de Madrid hay un poco más de 145.000 titulares de marcas, es decir, empresas propietarias de marcas. Más del 80% solo ha registrado una o dos marcas, mientras que el 0,01% maneja —cada una— más de 500 marcas. "Esto representa un claro beneficio para pequeñas y medianas empresas", agrega Graça-Aranha.

Sin embargo, en el país ya hay objeciones a la adhesión al Protocolo y diferencias con países como Perú que se limitaron a manifestar que harían su mejor esfuerzo para adherir, mientras en Colombia se obliga. Frente a las objeciones, unas señalan que los beneficiados son países de alto desarrollo y exportadores de marcas; y otras, jurídicas, advierten su inconstitucionalidad e inconveniencia (ver recuadro). Por esta razón, cuando llegue el momento de la discusión del TLC en el Congreso de la República y en la Corte Constitucional, este punto será uno de los más complejos.

Las ventajas

Hoy, la competencia por los mercados es cada vez mayor y la punta de lanza para capturar nuevos clientes y alcanzar nuevos segmentos son las marcas. Así se convierten en uno de los activos más valiosos de las compañías en momentos en que la internacionalización y la tarea de crecer son prioritarias en sus agendas.

Por eso, el cuidado de este activo es fundamental y una de las maneras de preservarlo es el registro en los países donde la marca va a llegar. Hace un par de semanas, se realizó en Bogotá un seminario organizado por la OMPI, la Superintendencia de Industria y Comercio y Legis, para analizar esta herramienta y sus alcances.

Para los empresarios internacionales se está convirtiendo en una práctica útil y benéfica. Syngenta es una compañía que nació en 2000, producto de la fusión de los negocios agroindustriales de Zeneca y Novartis. Sus ventas en el mundo ascienden a más de US$8.000 millones y tiene registradas 34.000 marcas en 134 países. "Hemos duplicado el número de registros internacionales con el Sistema de Madrid. Permite acelerar procedimientos y administrar más eficientemente los costos del portafolio de marcas. Se hacen ahorros en las firmas de poderes y traducciones, porque se hace todo en un solo paso, y si se adquieren marcas, la información va a una sola fuente y no a cada país. En costos administrativos, pagar una cuenta en la compañía vale cerca de US$10. Si eso se multiplica por cada uno de los países, los procedimientos y abogados, es una cifra gigantesca, mientras que con el Sistema de Madrid es una sola factura. Además, antes de hablar de las dificultades, es necesario proteger las inversiones en la construcción de marcas de falsificaciones o copias", explica Jane Collins, jefe de marcas de Syngenta AG.

Por su parte, para Gerhard Bauer, jefe de marcas de Daimler Chrysler, "hay que proteger la innovación que se comunica con las marcas. Tenemos un rango de productos que representan 38.000 marcas registradas en el mundo y el Sistema de Madrid permite manejar ese gran portafolio de marcas".

En el caso colombiano, uno de los jugadores más motivados con la adhesión del país al Protocolo de Madrid es la Federación Nacional de Cafeteros. Según Luis Fernando Samper, director de propiedad industrial de la Federación, el 30% del café en el mundo llega al consumidor final, bajo el concepto de café 100% colombiano. "Pero no solo el origen es importante sino que las marcas que venimos desarrollando en el mundo se convierten en elemento diferenciador que justifica un mayor precio y facilita la decisión de compra. Además, el mercado exige mayor segmentación y mayor capacidad de llevar un producto diferente y con nuevas marcas a los consumidores nacionales e internacionales. Por esto, tenemos que salir a registrar marcas con la misma agresividad con que lo hacen otros países. Tenemos que proveer productos y no se van a distribuir sin marcas", dice Samper.

El instrumento funciona en la medida en que cada vez haya más países miembros. Como menciona Jairo Rubio, superintendente de Industria y Comercio, "es como cuando en un pueblo solo una persona tiene teléfono. Le interesa que otros también tengan teléfono para poder comunicarse", puntualiza.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?