Grito de Independencia

| 10/13/2000 12:00:00 AM

Grito de Independencia

Los candidatos de hoy quieren apropiarse del rótulo de independientes y, por primera vez, el continuismo se convierte en una estrategia ganadora.

Según la Registraduría



Nacional del Estado Civil, más de 150.000 candidatos se disputan cerca de 14.400 cargos de elección popular de gobernadores, alcaldes, concejales, diputados y miembros de las juntas administradoras locales. Solo para elegir los 12.118 concejales de los municipios del país, hay inscritas cerca de 30.000 listas y más de ¡132.000 candidatos!



¿Cómo ganarán el próximo 29 de octubre, fecha de las elecciones, la preferencia de los cerca de 23 millones de potenciales votantes, en medio de un escenario de austeridad?



"Las campañas andan pobres y bajas de recursos. Eso me parece bueno porque en el pasado estábamos acostumbrados a un gran derroche publicitario e incluso, se llegaba a ser ofensivo con la opinión", dice Carlos Duque, asesor de campañas.



Según el Consejo Nacional Electoral, los candidatos a la Alcaldía Mayor de Bogotá tienen un tope de $400 millones y los concejales, de $80 millones. Sin embargo, algunos expertos aseguran que este año difícilmente habrá campañas de $200 millones.



Con una publicidad restringida, los candidatos buscan convertirse en noticia y generar opinión y, por supuesto, reconocimiento. Héctor Riveros, en Bogotá, luchó durante más de dos meses por encontrar un espacio en los medios para que escucharan sus propuestas y fueran destacadas. Cuando decidió salir el domingo 17 de septiembre a la ciclovía acompañado de una mujer desnuda, al día siguiente su foto con la modelo abrió la primera página de El Espectador.



Pero más allá del free press o de convertir a los candidatos en noticia permanente, tal vez el mayor avance es hacia la investigación como herramienta fundamental para descubrir al elector.



"Igual que en un producto, definir el público objetivo y el impacto de su mensaje, es fundamental para llegar a este tipo de cargos. Por ejemplo, un candidato antioqueño al Concejo de Bogotá tiene como estrategia llegar a los 800.000 paisas que viven en la capital. Hay que buscar una estrategia de nicho", dice Germán Medina, de la agencia de publicidad MPC.



Los nichos de presencia se asemejan a la estrategia comercial. Sin embargo, para Duque, la práctica de 'venta' es totalmente diferente, "porque en política el producto es el candidato y no terceras personas que hablan a nombre de un producto".



Si la estrategia política se asemeja con el mercadeo tradicional, la enseñanza de Al Ries, uno de los gurús de las marcas, estaría acá: el foco y la identificación con un valor que permita asociarlo rápidamente.



Pero, ¿cómo lograr esa efectividad? Este, sin duda, es un negocio de investigación, por encima de la intuición. Se trata de refinar cada vez más métodos y procesos estadísticos que permitan desarrollar estrategias claras de comunicación.



"Las encuestas no son una fotografía. Son instrumentos dinámicos de análisis para formular, sobre sus resultados, estrategias de impacto en la comunicación", explica Darío Vargas, gerente de la firma de consultoría de imagen y comunicación Tattis.



A diferencia de las elecciones nacionales, en particular las presidenciales en las que las estrategias de comunicación y mercadeo son de gran alcance y sus decisiones definen las campañas, en el nivel local los procesos convencionales siguen marcando la diferencia, salvo en el caso de ciudades como Bogotá y, en menor escala, Cali y Medellín.



"Aunque se está dando un proceso de transformación en el mercadeo político y apenas se está abriendo puertas en el nivel local, ¿qué necesidad de cambiar en su estrategia va a tener un político que durante más de 20 años ha salido elegido?", se pregunta Patricia Muñoz, coordinadora de la especialización de Opinión Pública y Mercadeo Político de la Universidad Javeriana, quien asegura que este tema se está entendiendo como un maquillaje de la política, "cuando en realidad debe girar sobre tres elementos: las estrategias políticas, su proceso de comunicación y la imagen que proyecte".



Las tendencias



Hay varias tendencias que están marcando este proceso electoral. Para Napoleón Franco, la más importante es la calidad de independientes de los candidatos. "Hay un interesante rompimiento sobre la filiación política. Los votantes que se manifiestan independientes o sin partido están en aumento y pasan del 50%". Bogotá es el caso extremo pues el voto independiente supera el 65% y, de acuerdo con sus análisis, el Partido Conservador apenas alcanza un dígito.



Por eso, según Oswaldo Acevedo, de Yankelovich, Acevedo & Asociados, los partidos tradicionales se quedan en las ciudades pequeñas y medianas y en las zonas rurales. La segunda tendencia que toma cada vez más vuelo es la de las elecciones con un escenario de dos fuerzas y de aceptación de casi el mismo nivel. Y allí cada elector es decisivo porque ve que su voto toma gran trascendencia. "La probabilidad de ganar de dos candidatos es lo que más motiva el voto", asegura Acevedo.



En tercer lugar, el continuismo: parece paradójico pero hoy en Bogotá todos los candidatos quieren capitalizar la favorabilidad de Enrique Peñalosa, que está en el 70%. "Parte de su éxito fue la estrategia de comunicaciones de decir qué quería hacer y para dónde iba que acompañó con un plan de obras y ejecución", dice Vargas.



Y este punto deriva en que la gente sabe qué puede cumplir su candidato. "Los electores tienen ya una conciencia muy refinada y sensible a rechazar promesas incumplibles", dice Franco. La población electoral en Colombia está alcanzando un gran nivel de madurez, situación que aún está ajena a la gran mayoría de los candidatos a las corporaciones públicas. En cómo incorporar elementos, cercanía y estrategia está la diferenciación que se traducirá en votos.



Las cifras

Más de 150.000 candidatos aspiran a 14.400 cargos de elección popular.



Solo para los concejos hay 132.000 candidatos.



Los topes de las campañas para alcaldes van desde $400 millones, hasta $28 millones.



La crisis también golpea las campañas. Difícilmente las más grandes llegarán a los $200 millones.



Las estrategias

Dar foco e identidad a las propuestas.



La sofisticación está llegando a las campañas locales.



Este es un negocio de investigación y no de intuición.



Las tendencias

La camiseta de independientes de los candidatos. Incluso a pesar de su pasado.



Las elecciones con candidatos de fuerzas muy similares.



El continuismo como estrategia, en especial en Bogotá.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.