| 1/29/1999 12:00:00 AM

Barbie, la muñeca del siglo

¿Cuál es el éxito de la muñeca más vendida en el mundo? Tan sólo en Colombia, a pesar de la crisis, se vendieron cerca de 600.000 Barbies en 1998.

La famosa Barbie podría ser considerada la muñeca del siglo. El haber vendido más de 1.000 millones de ellas en todo el mundo desde que nació el 9 de marzo de 1959, la convierte en el juguete preferido de las últimas cuatro décadas y quién sabe de cuántas más.



Pero, ¿qué hace que una muñeca perdure en el tiempo y se venda cada día más? Según Mattel, la compañía de juguetes más grande del mundo y dueña de Barbie, dos Barbies se venden cada segundo en algún lugar del mundo. Por esto, no sorprende que hayan tenido ventas superiores a US$1.700 millones el año pasado tan sólo con estas muñecas. Pero la clave del éxito global está en la adaptación de la Barbie a los cambios del mundo y en una estrategia de mercadeo que se dirige a las ilusiones y sueños de las niñas. En Colombia, el mercado de Barbies es uno de los más bajos en Latinoamérica y las estadísticas muestran que por cada 8 niñas menores de 12 años tan sólo hay una Barbie.



Barbie para siempre



Lo normal en el mercado mundial de juguetes es que una serie de muñecos tengan éxito durante cortos períodos, como las Turtle Ninjas o los Power Rangers, pues los niños cambian de preferencias permanentemente según la moda. Pero esto no le ha sucedido a la Barbie, que este año cumple cuarenta años en el mercado y aún no ha encontrado competencia.



La Barbie logró lo que cualquier juguetero desearía, adaptarse a la moda de los juguetes cada año y permanecer en el favoritismo de los niños generación tras generación. Y no es un secreto el factor de éxito de esta muñeca, sus fabricantes simplemente la han ido acomodando a las modas y exigencias de sus clientes y, sobre todo, han hecho énfasis en que la Barbie es una persona, teniendo claro que cada vez que una niña juega con ella se está proyectando a sí misma. Uno de los miles de coleccionistas de estas muñecas dice en su página de internet al respecto: "El posicionamiento en el primer comercial que salió sobre ella era que la Barbie era una persona. Nunca se mencionó que ella era una muñeca". Y allí radica el éxito que tiene entre los niños.



La rubia curvilínea, bonita, delicada y bien vestida es quizás uno de los modelos de mujer más aceptados en el mundo entero. Y así es la Barbie. Aunque ha tenido varias transformaciones físicas para adaptarse a los gustos de cada época, ahora esa Barbie original tiene compañeras con características similares pero adecuadas para distintas regiones del mundo. Así, hay morenas, caucásicas o latinas. Y ahora hay distintas versiones de Ken, su inseparable compañero, que nació en 1961 y con el cual, según sus fabricantes, jamás contraerá matrimonio.



En Colombia quieren más



Para tener otra idea del éxito de la Barbie, en Estados Unidos se estima que se venden 50 millones de Barbies al año, y las niñas entre 3 y 11 años reciben en promedio 3 de ellas al año, y tienen en promedio 10 muñecas. Y ni hablar de los coleccionistas, que, según se estima, son los segundos en el mundo después de los de estampillas.



Esta muñeca se vende en 150 países del mundo y, aunque en Colombia se consiguen desde hace años, "es un mercado que apenas se empieza a explorar, pues Mattel lleva sólo 4 años en el país", afirma Pilar Uricoechea, gerente de mercadeo de Mattel Colombia. Y si bien a muchos les puede sorprender que en el país, con crisis económica y recesión, se vendieran más de medio millón de Barbies, aún falta mucho por explorar, pues en México, por ejemplo, se vendieron cerca de 3 millones de Barbies y en Argentina más de un millón.



Sin embargo, según Uricoechea, "ya identificamos los gustos de los niños colombianos hacia nuestros productos", y saben bien que la Barbie que más se vende en el país es aquella que tiene un oficio especial y entre ellas, la maestra es la de mayor acogida. En Chile y Argentina, por ejemplo, las preferidas son las Barbies glamorosas y que aparentan ser princesas, mientras el mercado venezolano es similar al nuestro.



Pero si su hija no tiene la Barbie maestra y está antojada, es posible que tenga dificultades para conseguirla, pues la estrategia de Mattel es sacar cada muñeca que lanzan al año de estar en el mercado y reemplazarla inmediatamente por la nueva Barbie de moda. Allí radica su éxito entre los coleccionistas, al punto de tener un mercado de reventa en el cual una muñeca original Barbie de 1959 puede costar US$8.000.



Esa rotación de muñecas hace que la publicidad sea el factor decisivo para vender las Barbies. En Colombia, según Alejandro Rivas, gerente general de Mattel, "el 80% de la publicidad se hace en la época de Navidad, pues es cuando se vende el 70% de las Barbies del año". En el 98 invirtieron $800 millones en comerciales de televisión, el medio más efectivo para llegar a los niños.



Y a Rivas ya no lo desvela el contrabando. El acabó de un tajo con el problema cuando negoció con los Sanandresitos para que le compraran a Mattel las Barbies y se ahorraran el problema de las ventas ilegales. Esta audaz propuesta fue bien acogida y ahora en los Sanandresitos se venden las Barbies originales, en su mayoría de precios entre $15.000 y $30.000. Hace cuatro años, momento en el que Mattel se instaló en Colombia, de cada diez Barbies que había en el país cuatro eran de contrabando y hoy es menos de una.



Esto les da tranquilidad a los almacenes de cadena del país, los principales clientes de esta empresa, y les garantiza a los padres que la muñeca que están comprando es la original, pues las niñas son expertas en reconocer la originalidad de sus muñecas predilectas.



El mercado colombiano apenas se está explorando y el bajo poder adquisitivo de la población es uno de los principales problemas para que las ventas de muñecos, juguetes y de las mismas Barbies aumente. Los precios de estas muñecas van desde $15.000 hasta $60.000, pero Mattel Colombia sacará al mercado la Barbie de $10.000 y espera que sea un éxito rotundo en el país.



Mattel, superjuguetería



Detrás de esta famosa muñeca está la principal empresa de juguetería del mundo, Mattel, con ventas anuales de US$5.000 millones, casi US$2.000 más que su más cercano competidor Hasbro.



Sin embargo, Mattel no sólo fabrica la Barbie. También son dueños de los muñecos de Plaza Sésamo, Winnie de Pooh, Cabbage Patch Kids y los carros Power Wheels entre muchos otros, aunque su producto estrella siempre ha sido la Barbie.



Mattel ha ido comprando empresas de juguetería de alto reconocimiento como la famosa Fisher Price, y ha incursionado en la tecnología del CD ROM. Ahora las niñas pueden jugar a ser diseñadoras creativas de las prendas de sus Barbies favoritas.



Para Rivas, el futuro de los juguetes está en las alianzas estratégicas con líderes del mercado, en la renovación constante y en las novedades tecnológicas, pero está seguro de que la Barbie continuará siendo la muñeca predilecta por muchos años más.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?