| 8/17/2011 12:00:00 AM

Los argumentos claves de Nigel Marsh

Los argumentos claves de Nigel Marsh
Falta un debate honesto sobre el tema. Nigel Marsh es famoso por plantear ideas controvertidas. Entre otras, sugiere que todas estas nuevas teorías, como el trabajo flexible o la empresa responsable, lo único que hacen es ocultar el verdadero problema. La verdad, según Marsh, es que muchos trabajos son incompatibles con la familia. “Si realmente queremos mejorar, requerimos con urgencia de un debate serio sobre el tema”, afirma.

Nadie lo hace por uno. Este con seguridad es el argumento más impactante de Nigel Marsh. “Tenemos que aceptar la realidad: ni las empresas, ni los gobiernos van a solucionar este tema por nosotros”, asegura el autor. Para Marsh, no existen empresas buenas o malas. “En general, hace parte del ADN de cualquier compañía extraer lo más que pueda de la gente, incluso las mejor intencionadas”, concluye.

No se puede hacer todo en un día. Para Marsh, no debemos ser tan duros en cómo juzgamos nuestro equilibro vida y trabajo. “Tenemos que ser realistas, nadie puede hacer todo en un día”, argumenta. Mantener un equilibro significa juntar los aspectos físicos, emocionales, intelectuales y espirituales. Y, según este autor, es posible lograrlo en periodos más largos de tiempo sin caer en la trampa de que se va a tener una vida luego del retiro.

No hay nada malo en perseguir una pasión. Su visión pragmática de la vida distingue a Nigel Marsh. Por ejemplo, este autor no encuentra nada de malo en dedicar gran cantidad de tiempo cuando uno realmente ama lo que hace. De hecho, insiste en que si no lo hiciera estaría en una situación peor. “La clave es simplemente no dejar que esa gran pasión abarque toda la vida”, dice.

Los pequeños momentos cuentan. Según Marsh, “el mejor regalo que le ha dado a su hijo” es haberlo recogido temprano en el colegio y pasado un día con él. De ahí concluye una enseñanza valiosa sobre el equilibro vida y trabajo. “Lograr un mejor balance no implica cambiar de vida. Invertir en pequeños momentos, en los momentos justos, pude transformar radicalmente su relación con los demás”, asegura el autor.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.