| 11/23/2011 12:00:00 AM

Jaime Urquijo?Gerente general ?Great Place to Work ® Institute Colombia?

Jaime Urquijo?Gerente general ?Great Place to Work ® Institute Colombia?
Empleados aduladores se remontan a siglos pasados cuando algunos se congraciaban con miembros de la realeza para conseguir favores de su parte. El único valor que pudieran crear quedaba representado en títulos de propiedad sobre tierras y bienes ociosos. Pero hoy, las cosas deben ser distintas. Crear valor para una compañía requiere principalmente de trabajo y, por esto, los empleados aduladores son una distracción peligrosa que no se puede tolerar. Quien dedica su energía a adular, la sustrae de aquellos frentes en donde está la acción y distrae a los colegas que sí están aportando. Entonces es crucial que las personas con responsabilidades de liderazgo muestren su rechazo absoluto a este tipo de prácticas que no suman un ápice al desarrollo de una empresa. Por el contrario, lesionan su capacidad productiva, particularmente en donde hoy está la diferencia: el talento de la gente.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.