| 4/5/2012 12:00:00 AM

¿Cómo transformar un hábito?

¿Cómo transformar un hábito?
Aunque la ciencia ha logrado establecer muy claramente los componentes de los hábitos, el problema es que en la vida diaria no es tan fácil identificarlos. Como ejemplo, Charles Duhigg utiliza un hábito suyo de comerse una galleta de chocolate todos los días por la tarde.

Identificar la rutina. Para lograr cambiar un hábito, lo primero es identificar una rutina. Lamentablemente esto es difícil de lograr porque usualmente están ocultas en el día a día. Para el caso de Charles Duhigg, le tardó un tiempo entender por qué todos los días se paraba de 3:00 a 4:00 p.m. a comerse una galleta de chocolate.

Experimentar distintos premios. Lo más valioso de esta propuesta es que muchas veces lo que buscamos con los hábitos no es lo que imaginamos. En este caso, luego de experimentar, Charles Duhigg entendió que no era el hambre lo que buscaba satisfacer con la galleta sino la necesidad de tomar un descanso en el trabajo.

Aislar la señal. Identificar las señales de un hábito también es una tarea retadora. Los científicos han encontrado que estas señales se clasifican en lugar, hora, estado emocional, al encontrarnos con otras personas o después de realizar una acción. La clave es identificar cuál es el detonante de nuestros hábitos.

Tener un plan. Una vez usted tiene la estructura de su hábito: la señal, la rutina y el premio, puede emprender un plan para cambiarlo. Esto se logra, según Charles Duhigg, experimentando con distintas rutinas. En su caso particular solo pudo dejar la galleta de chocolate cuando empezó a utilizar ese tiempo para conversar con sus amigos.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.