Speak English... no se quede atrás

| 5/12/2000 12:00:00 AM

Speak English... no se quede atrás

Por lo menos 8 buenos profesionales pierden cada día oportunidades de empleo o estudio en el exterior por no saber Inglés.

Para duplicar sus exportaciones en los próximos 10 años e involucrar en la oferta exportable a otros sectores económicos, el país no solo tendrá que realizar grandes cambios en su política de comercio exterior y en la inversión privada.

Cumplir esas metas no será posible si no se logra masificar el bilingüismo entre los profesionales colombianos. De hecho, muchos ejecutivos han perdido oportunidades de trabajo con multinacionales o compañías locales por no manejar el Inglés. Y prácticamente no hay convocatoria para cargos ejecutivos en la cual el Inglés no sea una condición básica para competir por el puesto.



Sí, quienes no manejan el idioma se están empezando a quedar en el lote mientras ven cómo otros colegas suyos, quizás con menos experiencia y educación, ocupan cargos de alto nivel gracias al Inglés. Lo mismo se podría decir de las empresas que no consideran el Inglés como un requisito básico para vincular empleados en los diferentes niveles.



En Colombia, nos llegó primero la apertura y luego la necesidad de conocer el idioma. Pero este problema no solo lo enfrentan los ejecutivos de nivel medio o alto.



Hasta presidentes de compañías confiesan todavía que no han sido capaces de lidiar con el Inglés.



Prueba de ello fue la solicitud del Ministerio de Comercio Exterior a la Comisión Fulbright para tener intérpretes que colaboraran en los casos de negociación con empresarios de alto nivel. Para Agustín Lombana, director ejecutivo de la Comisión, ese caso demuestra que una de las mayores barreras del comercio exterior colombiano, tanto en el sector público como en el privado es el desconocimiento del Inglés. "El idioma permite conocer otra cultura, diseñar productos para esa cultura, mirarla en términos objetivos", explica el directivo.



Por eso, el Inglés pasó de ser un artículo de lujo a un producto de primera necesidad entre los estudiantes, las universidades y las empresas. Si no fuera así, ¿cómo podría un paisa, un caleño o un bogotano diseñar un vestido para un estadounidense al que le gustan otras cosas y tiene una visión del consumo tan distinta?



Loro que aprende



Los centros de enseñanza, las tarifas, pero especialmente las opciones para estudiar en el exterior se multiplicaron de manera acelerada en los últimos años. Pero en todos los casos la principal creencia que impide el aprendizaje del idioma es aquella de que 'loro viejo no aprende a hablar', sobre todo si vive en un país de habla hispana.



"Yo soy el ejemplo de que eso es mentira. Me da pena decirlo pero solo hasta los 23 años estudié con juicio el Inglés y lo aprendí aquí en Colombia. Gracias a eso, logré hacer una maestría de Sociología en Educación y un doctorado en Educación Superior Comparada en Estados Unidos", confiesa Agustín Lombana.



El ha sido testigo de la gran cantidad de becas que han perdido excelentes candidatos por su analfabetismo en el Inglés. La Comisión otorga anualmente 65 becas en diferentes modalidades para académicos, profesionales y estudiantes que desean estudiar en centros educativos de Estados Unidos.



Para competir por las becas en cada uno de los programas de la Comisión se presentan en promedio 110 candidatos, pero Lombana está seguro de que si la barrera del Inglés estuviera superada ese número se multiplicaría por 8 y la competencia sería mucho más pareja.



Algo similar ocurrió en la Fundación para el Futuro de Colombia (Colfuturo), que inicialmente lanzó el programa de Becas Crédito para financiar a los profesionales interesados en estudiar en el exterior. Pero la mayoría de los candidatos que llegaban a la entidad tenían problemas para acceder a las becas porque no sabían otro idioma diferente al Español.



Promover el bilingüismo



Así, Colfuturo se dio a la tarea de diseñar el Programa de Perfeccionamiento de Lenguas para promover el aprendizaje del Inglés o el Francés entre los futuros postulantes a becas. No pocas personas llegan a la fundación con cero conocimiento de Inglés, pero al cabo de uno o dos años viajan a perfeccionar el idioma y un año después se van con beca crédito de Colfuturo.



La principal recomendación de quienes dictan las charlas informativas en la institución es obtener buenas bases del idioma elegido antes de decidirse a viajar, porque al candidato se le exige manejar por lo menos un 50% de la lengua seleccionada.



La preocupación por el bajo nivel de bilingüismo que hay aún entre los profesionales colombianos ha llevado a varias universidades, como Eafit, Icesi, la Sabana y los Andes, a exigir a sus estudiantes un alto nivel del Inglés como requisito básico para graduarse.



Eafit es una de las instituciones educativas que le han dado mayor énfasis al tema del idioma, especialmente en la facultad de Administración en la cual no se contratan profesores que no sepan Inglés. Pero este tipo de iniciativas se irán masificando lentamente pues ya hay proyectos de introducir el Inglés como un requisito para matricularse en programas de pregrado y posgrado en diferentes universidades.



La conciencia sobre la necesidad del Inglés ha crecido. Según cifras del Icfes, el 94% de los estudiantes que presentaron las pruebas de Estado escogieron el Inglés como idioma para extranjero para este examen.



Las opciones de aprendizaje son muchas y variadas. Y en cuanto a calidad hay de todo, como en botica, pero lo cierto es que más del 50% de la responsabilidad por aprender un segundo idioma está en la voluntad del interesado. Aprender de una vez por todas el Inglés es una necesidad urgente; de lo contrario, las oportunidades para mejorar el empleo, el salario y el nivel de vida seguirán pasando de largo.













Opciones de estudio en universidades de Estados Unidos 

Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.