| 9/24/1999 12:00:00 AM

¿Se globalizan las flores?

"Mira, yo pensaba que la industria de las flores en Colombia, operaba en un mercado globalizado, pero después de lo que está sucediendo creo que estaba equivocado. Ahora pienso que apenas estamos empezando nuestro proceso de globalización y son muchos los cambios que están por venir"

" O dime si no tengo razón. Desde que empezamos esta industria hace mas de 30 años, siempre pensamos en términos mundiales, o globales como dicen hoy en día. Nuestra producción se enfocó hacia la exportación y tratamos de cumplir los altos estándares mundiales que tiene este mercado. Actualmente casi la totalidad de nuestra producción se exporta a varios países de Europa, a Estados Unidos y Japón ; el producto colombiano participa en cerca del 60% del total del mercado de flores importadas en USA, empleamos los mejores productos químicos y materias primas del mundo, trabajamos con asesores y técnicos europeos, israelitas y norteamericanos, tenemos oficinas en varias ciudades del mundo, representantes en muchos otros países, inversiones en varios países, en fin hacemos todo lo que haría una industria global"



"Pero los nuevos acontecimientos ya rebasan todos mis cálculos. La reciente incursión de grandes multinacionales en el país y las gestiones que están realizando varios floricultores colombianos para consolidar su oferta, y atraer grandes compradores potenciales en el mundo, y por último la posible creación de una Bolsa de Flores en Bogotá, van a cambiar substancialmente la esencia de nuestro negocio. Ahora sí vamos a saber lo que es la globalización, pero de lo que no estoy seguro, es cómo va a cambiar y cómo deberá reaccionar nuestra industria"



En estos términos se expresaba José Ramírez, directivo de una de las más importantes empresas cultivadoras y exportadoras de flores de Colombia, al ver que en mayo de 1998, la empresa Dole Food Company, Inc., había adquirido cuatro de las principales empresas productoras y distribuidoras de flores de su país y al observar que más de 14 empresas habían formado una alianza y se habían unido en una empresa, la U.S.A. Floral, por medio de la cual aunaban esfuerzos, capitales y productos para consolidar la oferta y atraer el mercado norteamericano de los supermercados y de los almacenes de descuento, un verdadero "megamercado" para las flores, que hasta ahora se había servido de una forma muy dispersa.



Por esta misma época se trabajaba en la constitución del Bogotá Flower Trade Center, una bolsa de flores con sede en Bogotá, que trata de crear mecanismos de negociación directa entre los productores colombianos, los importadores de Miami. las grandes comercializadoras estadounidenses y los importadores europeos. Allí los diferentes actores del negocio podrán conocer la oferta real de la flor, la demanda, con precios de transacción transparentes.



Además de lo anterior se rumoraba que Chiquita Brands Inc., el gigante mundial de la comercialización de frutas y productos vegetales tenía planes de entrar en el mercado de las flores y realizaba algunas conversaciones preliminares con productores colombianos y de otros países.



Las preocupaciones del señor Ramírez, eran compartidas no solo por toda la industria floricultora colombiana, sino también por Asocolflores, el gremio que agrupaba a las empresas, y por el gobierno de su país. El anexo 1 muestra los principales indicadores macroeconómicos de Colombia.





LA INDUSTRIA DE LAS FLORES CORTADAS EN COLOMBIA



En 1998, la industria colombiana de flores estaba compuesta por unas 450 empresas, que exportaron durante el año anterior $544.5 millones. El anexo 2 registra la composición por producto y los países de destino de estas exportaciones. Este volumen de ventas sitúa a Colombia como el segundo exportador mundial de flores después de Holanda, con una participación del 11% del comercio mundial.



El mercado de exportación representa el 95% de la producción colombiana de flores, toda vez que el consumo local, que generalmente se compone de productos de menor calidad, apenas alcanza el 5%. La más grande empresa colombiana, es Floramérica, cuyas exportaciones representan el 8% del total. Esta cifra da alguna idea respecto a la fragmentación de la oferta colombiana de flores, aunque la Ley de Paretto se cumple perfectamente, pues el 20% de las empresas hacen el 80% del volumen total de las exportaciones.



El área total cultivada está entre 4.500 a 5.000 hectáreas y se ofrece empleo directo a 75.000 personas. El sector es un excelente generador de divisas y de puestos de trabajo, por lo que se constituye en una industria clave para la economía colombiana.







Origen y posterior desarrollo



El origen de la industria de flores en Colombia se remonta a 1962, cuando el señor Edgar Wells, un aficionado al cultivo de las flores fue a los Estados Unidos a aprender las últimas técnicas del cultivo. De regreso a Colombia formó una pequeña empresa para abastecer parte del mercado local. Pero en la mente de Wells había un objetivo mucho más ambicioso y rentable: exportar a los Estados Unidos. Después de varios intentos de adaptar las técnicas aprendidas, Wells logró convencer a mayoristas norteamericanos de comprar un embarque de flores y así, el 18 de octubre de 1965, salió un avión con su primer cargamento.



Durante este mismo año, David Cheever, un estudiante de la Universidad de California y algunos investigadores de la Universidad de Chicago terminaron casi simultáneamente dos estudios independientes, en donde se exponían las excelentes condiciones meteorológicas y climatológicas de algunas zonas de Colombia - y de algunos otros países - para el cultivo y producción de flores.



Estas conclusiones alentaron a empresarios colombianos y extranjeros a aventurar en este nuevo negocio, que creció rápidamente. Como consecuencia del ya famoso espíritu emprendedor de los colombianos, en 1969 ya existían 50 firmas exportadoras y en 1974 subió a 63 empresas, para llegar a las 450 que se tienen actualmente. El anexo 3 muestra la evolución de las exportaciones de los primeros años.



Producto



La flor es un producto perecedero, que es difícil de almacenar y por lo tanto se debe vender tan pronto llega al mercado. La vida útil de una rosa (desde que se corta hasta que se marchita) es de unos 20 días. El clavel es un poco más fuerte: si se tienen los cuidados correspondientes en el transporte, puede durar unos 30 días.



El producto que ofrece la industria colombiana de flores es muy variado. En total se ofrecen unos 35 tipos diferentes de flores (claveles, rosas, crisantemos, pompones, etc.) y en promedio tienen entre 10 y 20 variedades por cada tipo de flor. Si a esto se le agrega que por cada variedad existen 4 o 6 grados de calidad y que los clientes pueden exigir 3 o 4 empaques diferentes, se llega a la conclusión que el número de referencias es extremadamente alto.



La estandarización del producto no es fácil, pues las flores en el mundo conforman un mercado de "moda". Para competir se requiere variedad en la oferta. Además los gustos de consumidor cambian frecuentemente con el tiempo y cada mercado específico exige ciertas características especiales. Por ejemplo en USA se valoran las flores abiertas, pues allí se quieren para regalo, mientras que en Europa y Japón las quieren cerradas para hacer floreros y tratar de alargar la vida útil de la flor.



Otro de los problemas que genera el producto es la definición de calidad. Aunque es conocido que no es fácil responder a la pregunta de qué es calidad en un producto perecedero, en las flores este tema es especialmente difícil, pues dependiendo del cliente, es una mezcla difusa y subjetiva entre color, tamaño del botón y del tallo y vida útil. Es tan complicada esta definición que los rechazos por calidad en la exportación están entre el 10% y el 25%.



Con el objeto de desarrollar nuevos tipos de flor, alrededor del mundo y especialmente en Europa, nacieron los "hibridadores", pequeñas empresas de familias con tradición de años en el cultivo de flor, que se dedican a mezclar diferentes semillas y trabajar ciertos procesos biológicos que incluyen el cambio del ADN de las plantas para producir nuevos colores, tamaños y formas de flores. El nuevo material vegetal se vende posteriormente a los cultivadores de flores



Los principales tipos de flor que se cultivan en Colombia son: el clavel, la rosa, el pompón y el crisantemo. Ninguno de ellos es originario de Colombia pues casi todos llegaron de Europa. Solo después de grandes esfuerzos de adaptación se pudieron producir en el país. Aún en la actualidad, los cultivadores tienen que hacer ciertas adaptaciones para hacer que estas flores se produzcan la forma requerida.



Estructura de una empresa típica



En el inicio de la industria, se presentaron algunos problemas en la exportación y venta de la flor, especialmente en USA, razón que llevo a algunos cultivadores a integrarse verticalmente, estableciendo compañías importadoras, especialmente en Miami. De esta forma, la compañía en país de destino se encarga de todas las actividades de importación y venta a mayoristas o a otros agentes del canal de distribución.



Sobre este particular, comentaba un empresario colombiano : "En un producto tan perecedero como la flor, lo más importante es conocer y si es posible controlar el importador en país de destino, de otra forma ésta manejará los precios. Una vez conozcas la distribución, puedes empezar a producir"



Otras empresas han hecho acuerdos con importadores en USA y en Europa, quienes le comercializan la totalidad de su producto.



Sin embargo, existe un buen número de pequeñas empresas que no tienen un canal de comercialización directo, y ofrecen su producto a los importadores en país de destino en un mercado abierto. Se dice que estas empresas tienen vendedores informales en ciudades como Miami y Nueva York, que ofrecen la misma mercancía a varios importadores creando una ilusión de sobreoferta que presiona los precios hacia la baja.



En general la información que tienen los cultivadores sobre la oferta y demanda futura de las flores es muy precaria o inexistente; siembran las flores más por intuición que por análisis serios de mercado. Como resultado continuamente se generan problemas de sobreoferta y/o de escasez en ciertas variedades de producto.



Actividades de producción



Todo el cultivo y la producción de la flor se efectúa dentro de estructuras fabricadas en madera, acero y plástico, que se llamaban invernaderos, que tienen el propósito de proteger las plantas de la lluvia y en alguna medida de las temperaturas extremas.



Dado que en Colombia no existen estaciones, estas estructuras son mucho menos sofisticadas y menos costosas que las utilizadas en Estados Unidos y Europa en donde deben prever calefacción y luz artificial para el tiempo de invierno y los días poco luminosos de la estación. En este campo la ingeniería colombiana había hecho un excelente trabajo, de tal modo que logró diseñar y construir estructuras con un costo metro cuadrado entre US$2.oo y US$4.oo, cuando en Europa este costo puede ascender a una cifra, que fluctúa entre US$20.oo y US$60.oo.



El proceso de producción se inicia con el "enraizamiento", que es la siembra del material vegetal, en una tierra especialmente preparada e irrigada. Después de 15-20 días, el llamado "esqueje" está listo para ser transplantado. En los inicios de la industria, los productores colombianos importaban la totalidad del material vegetal a sembrar, pero unos años más tarde ya se producía en Colombia, la mayoría de las veces con buenos resultados.



Posterior al "enraizamiento" del material vegetal, la planta se siembra dentro del invernadero, se mantiene cuidadosamente con fertilizantes, agua por el método de goteo o bien manualmente. El riego del invernadero consume 1 metro cúbico/semana por cada 30 metros cuadrados de área sembrada. Después de cierto tiempo, la flor está lista para cortar.



El tiempo y el momento del corte es muy importante puesto que determina la calidad de la flor, la productividad del cultivo y obviamente la oportunidad de la venta.



El periodo vegetativo varía de acuerdo con la clase de la flor. Por ejemplo el clavel, la flor necesita alrededor de 22 a 28 semanas, mientras que una rosa necesitaría 12 a 18 semanas, luego de un desarrollo de la planta por un periodo de 7 meses. No obstante debe anotarse que estos periodos dependen de mucha variables entre ellas de la cantidad de sol y de luz que reciban las flores durante el tiempo en que están sembradas.



Sobre este particular Jorge Ramírez decía lo siguiente :



"Los colombianos hemos aprendido los secretos de los cultivos; hace muchos años teníamos que recurrir a técnicos extranjeros para que nos enseñaran los cuidados que requería la flor en su período de crecimiento y nos corrigieran las formas de corte. Actualmente todo lo hacen nuestros técnicos con unos excelentes resultados".



Una vez cortada, la flor se volvía un producto extremadamente perecedero. Por lo tanto las actividades posteriores, que se llamaban de "post-cosecha" se hacían muy rápidamente. Estas tareas eran las siguientes :



1. Corte : Un proceso intensivo en mano de obra : Se tiene que cortar a mano unidad por unidad



2. Transporte a post-cosecha : Dependiendo de la empresa, este transporte de realiza por medio de caballos, tractores o cable (al estilo del banano)



3. Clasificación : Se hace por colores, tamaños dependiendo del largo y fortaleza del tallo, por tamaño del botón, etc. El tallo no puede estar torcido



4. Hechura de ramos : En grupos, de acuerdo con el tipo de flor, tamaño, colores y así alistarlas para el empaque. Todo esto de acuerdo con las especificaciones suministradas por el cliente.



5. Preparación : Para el viaje, la flor se coloca en cubos llenos de agua, con sustancias desinfectantes y nutritivas.



6. Enfriamiento: La flor se coloca en cuartos fríos (0° C o 32° a 34° F de temperatura) para retardar su proceso de maduración y alargar su vida en el florero del consumidor.



7. Empaque : En cajas de cartón, especialmente diseñadas y estandarizadas con el propósito de optimizar la utilización del espacio disponible del avión.



8. Embarque : Cargue al camión y transporte de las cajas hacia el aeropuerto



Todos las anteriores tareas se hacen en un período no mayor de 24 horas. El proceso es poco tecnificado e intensivo en mano de obra. El sueldo mensual promedio, para un operario, es aproximadamente US$240.oo mensuales (US$1.20/hora), el cual comparado con el pago en USA (US$8.00/hora) y en Europa (US$14 por hora), le otorgan al empresario colombiano una importante ventaja.



Los trabajadores son mayoritariamente mujeres (75%) que no requieren mayores habilidades. Los costos de venta promedio pueden discriminarse en la forma en que los muestra el cuadro # 1.



Se estima que el total de los costos de producción podrían estar entre US$10.000 y US$18.000 mensuales por hectárea. La inversión por hectárea en 1998 fluctuaba entre US$130.000 y US$250.000, sin incluir el costo de la tierra, que en Colombia era cada vez más alto. Esta inversión estaba representada por : construcción de los invernaderos y de las vías de acceso, sistemas de riego, instalaciones eléctricas, construcciones para la post-cosecha como bodegas y cuartos fríos, adecuación de los terrenos (arado, abonos, esterilizadores, etc.), construcción de baños y demás instalaciones para el personal.



Debe tenerse en cuenta que esta estructura de costos es promedio para una empresa típica, pero varía notablemente según sea el tipo de flor que se esté produciendo.



Para que un cultivo sea viable desde el punto de vista económico, debe tener como mínimo unas 10 hectáreas cultivadas. Dependiendo del tipo de cultivo, trabajan, en promedio, entre 10 y 20 personas directas por hectárea, sin incluir técnicos, el cuerpo de supervisión, ni el personal que trabajaba en la post-cosecha.. A modo de ejemplo, en Rosas se utilizan 7 personas directas, pero los claveles necesitan 18.



Sobre la real productividad de los cultivos colombianos existían ciertas dudas. En un caso publicado por la Escuela de Negocios de Harvard en 1978 y revisado en 1990, se decía que la productividad por hectárea en Colombia en algunos tipos de flor apenas alcanzaba el 60% de la que registraban los productores norteamericanos o europeos.



La falta de información cierta y coherente sobre el sector no permitía corroborar esta cifra, pero un directivo de la industria que había realizado recientemente un estudio bastante completo sobre el tema, suministró las siguientes cifras:





Tipo de flor

Colombia

USA/Holanda

Producción/año por Hect.

( millones de unidades )

Clavel 1.8 a 2.2 millones 2.2 millones

Miniclavel 2.0 millones

2.5 millones

Astromelia 2.0 millones 2.0 millones

Rosa 0.7 a 0.8 millones 1.7 a 3.0 millones





Además afirmó:



"Mi cifras son coherentes. La gran ventaja de los norteamericanos y los europeos está en tipos de flor como la rosa, en donde la intensidad de la mano de obra es baja y es fácil de automatizar. En cambio los claveles son intensivos en mano de obra que no se puede sustituir por máquinas; aquí la productividad de ellos es muy similar a la nuestra"



"Claro, con las rosas son productivos, pero las inversiones que deben hacer son muy altas !. Mientras que nosotros invertimos unos US$200.000 por hectárea, en Europa deben invertir 4 veces más. Esta inversión les permite trabajar con apenas 2 personas en trabajo directo por hectárea"



Transporte a países de destino



Los camiones procedentes de las fincas llegan al aeropuerto colombiano, entran a plataforma y allí cada caja, se somete a una rigurosa revisión por parte de las autoridades policiales y aduaneras, que incluye el pasar cada caja por un equipo de rayos X que permite ver el contenido interno de cada una de ellas. Después de esta revisión las cajas vuelven a plataforma y se colocan en "pallets" y si el avión está listo de carga de inmediato. En caso contrario las cajas se almacenan temporalmente en cuartos fríos, que permiten continuar con la cadena de frío y así perseverar la calidad y vida útil de la flor.



La mayoría de los camiones no eran refrigerados y todavía no se tenían aviones con equipos de refrigeración, de tal modo que se trataba de volar en las noches con el fin de evitar en lo máximo el calor. Pero de todos modos estos transportes interrumpían la cadena de frío de la flor, con efectos negativos en su calidad y en su vida útil.



El vuelo a Miami, principal ciudad destino en USA, tarda aproximadamente 31/2 horas y allí las flores son sometidas al mismo tratamiento antinarcóticos y aduanero que en Colombia; esto es, cada caja se saca del "pallet" y se somete a la revisión por medio de los rayos X. Posteriormente, la mercancía se entrega al importador quien inicia un largo y complicado proceso de distribución y venta. Este importador puede ser una empresa independiente o una compañía propiedad de algún empresario colombiano.





El transporte aéreo fue uno de los grandes problemas que tuvieron que afrontar los floricultores colombianos para desarrollar sus mercados externos, especialmente el de Estados Unidos y después el de Europa



Con USA, al comienzo debieron trabajar con las líneas aéreas colombianas de pasajeros que veían este mercado simplemente como una fuente marginal de ingresos; por lo tanto preferían a los pasajeros y no respetaban las reservas ni los envíos de la carga. Mas tarde y aprovechando la excelente situación geográfica del país, en la "salida" de Sudamérica para USA, que obliga a que una gran cantidad de aviones haga escala en Bogotá, los floricultores recurrieron al mercado "spot" de todas la aerolíneas que paraban en el país. Esto tampoco fue suficiente, pues la oferta de capacidad de transporte de carga era bastante aleatoria.



La situación fue tan desesperada que hacia 1974, una empresa cultivadora de flores, tratando de solucionar el problema, compró una pequeña aerolínea, que sólo operó por dos años y casi la lleva a la quiebra. "Era claro, los aviones salían llenos para USA y regresaban vacíos a Colombia, pues no eran empresarios del transporte, sino de las flores" dijo un sobreviviente de esa época.



Con el pasar del tiempo los problemas se han venido solucionando y actualmente existen 31 compañías de carga aérea que prestan el servicio de transporte de las flores hasta sus lugares de destino. La ruta Bogotá-Miami tiene 25 vuelos diarios y se supone que es una de las rutas de mayor capacidad de carga en el mundo.



Aunque los costos de transporte aéreo variaban según el equilibrio entre la oferta y la demanda de cada época del año, los precios promedio que pagaba la industria, en octubre de 1998, por el acarreo de las flores eran los siguientes:



Trayecto Precio/kilo Horas/avión Horas/viaje

Bogotá-Miami US$0.68 3.5 horas 4.5 horas

Bogotá-Frankfurt US$2.25 10.0 horas 12.0 horas

Bogotá-Tokyo US$4.20 16.0 horas 28.0 horas



Además, por cada caja se deben agregar aproximadamente US$2.oo por concepto de manejo en cualquier puerto de destino.



En una época normal, una caja de claveles puede tener un precio FOB promedio de US$60.oo, se empacan 600 tallos y pesa 17 kilos. Una caja de rosas, con el mismo peso, contiene 300 unidades y tiene un precio FOB promedio de US$70.oo. No obstante debe destacarse que los precios son muy variables, dependen de la oferta y de la demanda. En épocas como San Valentín o el día de Acción de Gracias los precios de venta se suben notablemente.





En 1998, la industria colombiana de flores estaba compuesta por una 450 empresas





Distribución y logística en países de destino. USA



Es importante anotar que por ser la flor un producto perecedero, desde el comienzo de la industria, se generó una costumbre comercial para el mercadeo en los Estados Unidos mediante la cual la venta se realiza mediante contratos de consignación. Esta modalidad incrementa los costos de financiación del productor, pues para ingresar su dinero, debe esperar a que se realice la venta de la flor y se recupere la cartera, lo cual toma en promedio 40 días. En forma genérica las responsabilidades a que se obligan tanto el consignante (cultivo), como el consignatario (comercializadora) son las siguientes :



Del consignante (cultivo en Colombia):



· Enviar la flor empacada y clasificada



· Contratar y pagar el transporte de la flor de Colombia a Estados Unidos



· Pagar los cargos correspondientes a la importación americana



· Asumir todos los gastos incurridos por el consignatario para la introducción y manipuleo de la flor en USA



· Reconocer una comisión al consignatario por su gestión de venta (15%, sobre precio de venta al mayorista)



Del consignatario (importador en Miami) :



· Realizar los trámites para introducir la flor a los Estados Unidos



· Manejar la flor acorde con las últimas tecnologías



· Vender diligentemente la flor dada en consignación



· Pagar al consignante el producto de la venta de la flor en los tiempos pactados. Aquí descuenta directamente su comisión y el valor de la bajas o las devoluciones por calidad.



· Responder por la cartera de venta de la flor



El anexo 5 muestra gráficamente el proceso logístico en los Estados Unidos. De acuerdo con el comportamiento histórico del mercado, lo más probable es que el importador le venda la mercancía a un mayorista, quien se lo venderá a un minorista y este a su vez lo venderá a las floristerías. Pero también es posible que el importador entregue las flores a una empresa "buoquetera", para después vender el arreglo floral.



En algunos contados casos, el importador entrega la flor a los supermercados, quienes la venden directamente al consumidor final. No obstante esta era la menos probable de todas las opciones, pues las ventas a los supermercados se habían desarrollado con mucha lentitud.



En el caso del mercado europeo y japonés, la flor sale vendida en su gran mayoría bajo la modalidad FOB Bogotá, con transacciones directas entre productores y mayoristas o importadores de la flor en los destinos, existiendo, en ocasiones, riesgo en el cobro de la cartera y reclamaciones por calidad.





VENTAJAS COMPETITIVAS DE LA FLOR COLOMBIANA



Las ventajas de sembrar flores en Colombia empezaron a ser de conocimiento público una vez se publicaron los estudios de las universidades de Chicago y de California en 1969. Cuando se le preguntó al señor Ramírez por ellas, las resumió de la siguiente manera :



"La flor es caprichosa; sólo se puede sembrar en determinados terrenos con unas condiciones naturales bastante especiales. Para empezar, se necesita un clima tropical y con una altura sobre el nivel del mar cercana a los 2,600 metros, toda vez que se requiere una temperatura que fluctúe entre 15 y 20 grados centígrados. El terreno debe ser plano, porque sembrar en ladera o en colinas genera sobrecostos bastante altos."



"Además la luminosidad del sol debe ser alta, de otro modo se necesitaría utilizar sofisticadas instalaciones eléctricas, como se hace en USA y Europa a costos altos. Como ustedes conocen, la mejor luminosidad del planeta está en la zona tórrida cercana a la Línea del Ecuador"



"En Colombia estas condiciones la cumplen los terrenos aledaños a Bogotá, el Valle de Rionegro cerca de Medellín y algunas regiones del Valle del Cauca, cerca de Cali. Es decir, se da la coincidencia que nuestras flores se cultivan cerca de los tres aeropuertos mas grandes del país"



Además de lo anterior se debe agregar que en Colombia se tienen 12 horas diarias de luz durante los 365 días del año, hecho que produce importantes ahorros de energía en comparación con sus homólogos norteamericanos y europeos. Estimaciones del sector hablan que mientras el costo de energía representa el 30% del costo de venta en USA y Europa, en Colombia apenas llega al 3%. Si se le agrega el bajo costo de la mano de obra y la fertilidad de sus tierras, se puede concluir respecto a la competitividad mundial de las flores colombianas.



Además de lo anterior, se podían definir como fortalezas : las experiencia del sector, el apoyo estatal, la tecnología desarrollada y un recurso humano, a nivel gerencial y operativo, muy capacitado.



Estas ventajas hicieron que el negocio de exportar flores fuera muy rentable en Colombia en la década de los 70´s. En esa época la rentabilidad podía ser más del 60% sobre el precio de venta. Esta cifra se fue disminuyendo como consecuencia de la aparición de nuevos competidores en el concierto mundial y como efecto normal de la maduración de los mercados, hasta llegar a los niveles actuales, que varían mucho de acuerdo con el desempeño propio de cada empresa, pero que en general siguen siendo buenos.



No obstante se tenían ciertos problemas que debilitaban en ciertos momentos la industria. Sus empresas eran tremendamente individualistas, no se compartía información y ni siquiera se colaboraba para penetrar mercados externos en forma conjunta.



EL MERCADO MUNDIAL DE LAS FLORES CORTADAS



El anexo 4 muestra el mercado de flores de los principales países consumidores. Nótese la importancia de los países de la Unión Europea UE, Estados Unidos y Japón. Las flores colombianas han tratado de penetrar todos estos mercados



El mercado de Estados Unidos



El mercado estadounidense lo iniciaron hacia los años 40¨s productores norteamericanos, con cultivos situados cerca de los grandes centros de consumo como Boston y New York. Mas tarde con el desarrollo de la aviación comercial, que permitía rápidos desplazamientos de la flor, trasladaron sus cultivos a los estados de Florida. Colorado y California, en donde todavía algunos subsisten en la actualidad. Se calcula que la producción total de USA puede representar la mitad del mercado. El anexo 6 muestra las importaciones de algunos tipos de flores en los Estados Unidos, durante los últimos años.



Como se anotó antes, los empresarios colombianos aprovechando sus ventajas competitivas y su excelente situación geográfica, poco a poco desplazaron a los productores de USA. Actualmente Colombia es el primer proveedor de flores en USA, con una ventaja significativa sobre sus mas cercanos competidores a saber : Holanda, y Ecuador. Aunque no debe olvidarse la dinámica que presenta el crecimiento de las flores provenientes de México, Costa Rica e Israel. Ver anexo 7 .



El mercado norteamericano de hoy se caracteriza por la existencia de una gran cantidad de intermediarios (ver anexo 5), que encarecen en forma notable el producto. Se estima que el precio de venta público de una docena de rosas, en el día de San Valetín puede alcanzar US$60 y el exportador colombiano apenas recibe entre US$3 y US$3.60 por docena



Además los canales de distribución son muy pequeños y fragmentados. Se considera que solamente en Miami operan 70 distribuidores distintos, todos trabajando en lo mismo al mismo tiempo. Esta situación además de generar sobrecostos distorsiona substancialmente el mercado



Como lo muestra el anexo 8, el mercado norteamericano es bastante cíclico y los "picos" están representados principalmente por la fiesta de San Valentín, Thanks Given Day, Navidad, y el Día de la Madre. Esta situación genera verdaderas pesadillas en la programación de la producción de flores y en la logística de distribución y hace que por estas fechas se aumenten significativamente los costos de transporte.



Con el transcurso de los años, la flor colombiana ha perdido participación en el mercado de USA, pues paso de una penetración del 85% en 1988 a cerca del 60%, en 1998. En los últimos meses han aparecido nuevos competidores como Ecuador, que en la venta de la rosa, le han arrebatado participación al producto colombiano.



El Ecuador presenta ciertas ventajas sobre Colombia como son: mayor número de microclimas, que le permite ofrecer mas variedad de flores, mejor radiación solar - entre el 30% y el 40% - , las temperaturas son menos extremas, y en general tiene un buen suministro natural de agua, como consecuencia del deshielo constante de los nevados. Pero también presenta algunas desventajas : vientos huracanados y una infraestructura pobre de transporte aéreo. Vale la pena anotar que este mercado fue desarrollado en su mayor parte por empresarios colombianos, y los técnicos colombianos que emigraron hacia el Ecuador fueron los que le enseñaron sus secretos a sus vecinos. Pero hoy esta industria pertenece en una buena parte a los ecuatorianos como consecuencia de las facilidades de crédito y subsidios que otorga el gobierno y el sistema financiero de ese país a sus compatriotas



El norteamericano común no compra flores regularmente; sólo las utiliza para celebrar los grandes eventos como las fiestas tradicionales, las bodas y las grandes recepciones. También la utiliza como un objeto de regalo. Del anexo 4 se desprende el bajo consumo per capita, el cual es superado ampliamente por los países europeos



El mercado europeo



Es un mercado cíclico en donde las 4/5 partes de las ventas de la flor importada se efectúan en la época de invierno - período 1 de noviembre al 31 de mayo -, que es cuando la oferta europea no puede suplir toda la demanda.



La ventas que se realizan a este continente, se pueden dividir: a los países miembros de la Unión Europea y resto de Europa, siendo el primero, por mucho, el principal de ellos. El consumo per capita es alto y creciente debido a que la demanda se ha desarrollado, principalmente como consecuencia de los excelentes sistemas de transporte y distribución en un continente que tiene distancias cortas y países densamente poblados. Además del trabajo que durante años han hecho el gobierno y los empresarios holandeses para hacer de la flor, una parte de la vida y de la cultura del europeo



Los competidores que encuentran las flores colombianas en Europa son diferentes. Allí, por cercanía geográfica ha entrado países africanos como Kenia y Zimbabwe, asiáticos como Israel y Turquía, todos ellos, al igual que Colombia, cobijados por excenciones arancelarias derivadas de innumerables Acuerdos Comerciales entre los países.



Los países africanos presentan ciertas ventajas competitivas dadas por el clima y por una situación geográfica relativamente cercana a Europa. Los exportadores africanos son en general grandes empresas industriales, que emplean mano de obra barata para producir los que se denomina "bulk products", esto es, genéricos, como los claveles, que no requieren conocimientos especializados.





Un exportador de flores a Europa opinó :



"Los países africanos, como es obvio presentan costos de transporte más bajos que los nuestros, pero la calidad de su producto no es buena, la tecnología es incipiente y no se ven innovaciones. Colombia les lleva varios años de ventaja. Claro no podemos olvidarlos, pero en mi concepto todavía no representan una gran amenaza competitiva"



No obstante, el señor Claudio Cubillos, floricultor con amplia experiencia en los mercados internacionales argumentó:



"Los africanos son una amenaza. O qué país que paga salarios de US$1 el día, no es peligroso cuando decide competir en un negocio intensivo en mano de obra. Los holandeses ya lo estudiaron y decidieron instalar cultivos en Zimbabwe. De allí sacan sus flores, les ponen sus sellos de empresa holandesa y las venden en todo el mundo!"



Para gran parte de los cultivadores colombianos, el mercado europeo constituye una forma de reducir la dependencia de sus clientes norteamericanos. El anexo 9 muestra un resumen de algunas cifras del mercado de los países de la UE.



El mercado japonés



Hasta 1960, Japón autoabastecía su demanda, pero fue a partir de este año que se empezó a importar crisantemos de Taiwan, lo que constituyó el primer paso para la apertura del mercado local a las flores de otros países. El mercado de flores importadas ha crecido significativamente en los últimos años en el Japón. En 1995, su volumen ascendió a 17.354 toneladas (6% de la demanda total), con un valor comercial de US$211.4 millones. Las principales razones que se dan para explicar este aumento son : el incremento de los tipos de flor en la oferta mundial y los bajos costos de producción de otros países. El anexo 10 muestra información básica sobre el mercado japonés de las flores



De acuerdo con las cifras del anexo 4 Japón es el segundo mercado a nivel mundial y el principal productor mundial de flores, pero casi toda su producción se destina para el mercado interno. Las flores frescas son un elemento esencial en las diversas tradiciones japonesas y se utilizan desde la realización de ceremonias especiales (Ikebanas) hasta la decoración de los hogares..



El 90% de las importaciones japonesas de flores son hechas por compañías comerciales especializadas y las transacciones en el mercado mayorista se efectúan por medio de remates, lo que significa importantes fluctuaciones en el precio y en ocasiones el precio de venta puede estar por debajo del costo de importación.



Al contrario del mercado de USA, los importadores en el Japón son empresas relativamente grandes, y si el exportador quiere tener fuerza de negociación se necesitan ofertas grandes. Las normas de calidad de los japoneses son muy fuertes : se requiere tamaño, color y calidad uniformes y además las normas aduaneras son bastante severas. El éxito de los holandeses en la penetración a este mercado se debe a cumplimiento estricto de estas reglamentaciones.



Durante los últimos años, algunos floricultores colombianos han tratado de entrar en el Japón, para ganar mercado y para tenerlo como base para penetrar otros mercados asiáticos como Taiwan y Corea, pero el trabajo ha sido muy duro.



No obstante la mayoría de los productores colombianos, que ven en el mercado japonés un buen potencial, no han mostrado interés por este mercado, entre otras, por las siguientes razones:



1. Las grandes distancias entre Colombia y Japón y el tiempo que se requiere para recorrerlas



2. No existen vuelos directos Colombia-Japón y el transbordo puede estropear la mercancía



3. La relación cambiaría del yen japonés con respecto al dólar americano, que no es favorables para la ventas del producto colombiano



4. El alto riesgo de rechazo de la flor en el Japón por razones de calidad



5. Las rigurosas normas aduaneras y fitosanitarias japonesas son vistas como una forma de proteccionismo y de barreras para-arancelarias para la industria japonesa de la flor.



LOS NUEVOS ACTORES DEL MERCADO



Dole Food Company Inc.




Fundada en Hawai en 1851, hoy cuenta con una extensa capacidad administrativa compuesta por 46.000 empleados y opera en más de 90 países de Asia, Europa, Centro y Sur América. Dole vende más de 170 productos diferentes y es el mayor productor y proveedor de frutas y vegetales del mundo. Además es la compañía bananera más grande del planeta y el principal proveedor norteamericano de uvas, lechuga, coliflor, frutas secas y nueces. En 1997, la multinacional obtuvo ingresos, por US$4.336 millones - el 28% en Europa - y reportó utilidades de US$160 millones. El crecimiento anual de las ventas, durante los últimos 5 años se sitúa en 8.7%, mientras que las utilidades han crecido en 19.7% al año, durante el mismo periodo.



Cuenta con una sofisticada flota de transporte que incluye grandes buques de carga, camiones, contenedores refrigerados, camionetas, etc. y maneja un complejo sistema logístico que le permite entregar diariamente frutas y vegetales a los supermercados en casi toda la geografía de los Estados Unidos. Piensa que su actual red de distribución de frutas constituye el mejor camino para sacar una buena tajada del mercado de flores de USA. Es una empresa que conoce los mercados del Tercer Mundo, maneja alta tecnología en producción, transporte y sistemas logísticos y domina las técnicas de distribución de productos perecederos.



En Colombia adquirió 4 empresas productoras de flores con sus respectivas oficinas exportadoras y distribuidoras en Miami, entre las cuales se incluye a Floramérica, la principal empresa exportadora de flores del país. Con esta compra controlará entre el 18% y 20% de la exportación colombiana de flores.



Su estrategia parece estar enfocada hacia atacar los mercado masivos de Norteamérica, representados por los supermercados y por los almacenes de descuento



USA Floral Products



Se fundó en abril de 1997, con el propósito de consolidar la oferta y operar el proceso de distribución flores y demás productos florales. Al comprar a cerca de 12 grandes distribuidoras de flores en Estados Unidos, esta empresa puede estar en capacidad de controlar entre el 30% y el 40% de las ventas de flor colombiana en USA. Además domina cerca de 3.000 floristerías que venden directamente al consumidor norteamericano



La estrategia de la empresa consiste en fortalecer los canales de distribución en USA los cuales son bastante fragmentados, puesto que en su mayoría se componen de pequeñas firmas familiares. Como beneficios busca modernizar los procesos de distribución, mejorar la calidad del producto y ofrecer mejores servicios a los distribuidores al por menor



Además, con la adquisición de varios puntos de la cadena de distribución en USA tales como importadoras, mayoristas y algunos minoristas, pretenderá disminuir los pasos de intermediación y de esta forma reducir los excesivos costos de distribución.



Bogotá Flower Trade Center



A octubre de 1998, era apenas un proyecto en la mente de unos cuantos promotores. Se trata de una bolsa abierta de flores en donde se podrá transar libremente el producto. Cuenta con el apoyo de algunos banqueros de inversión, piensa construir algunas bodegas, una cadena de frío y los sistemas de transacción y comunicación en la Zona Franca de Bogotá. La inversión inicial se estima en US$12.5 millones.



El objetivo es fortalecer la posición del productor, suministrándole las herramientas necesarias que permitan organizarlo y optimizar las condiciones de comercialización de las flores en los mercados internacionales.



Entre los servicios que planea ofrecer están : vender la flor desde Colombia, consolidar necesidades y comprar los insumos importados, dar información instantánea de los precios reales del mercado, control de la oferta de la flor -incluyendo procesos de destrucción, si es necesario- para evitar la saturación de los mercados, consolidar el manejo y transporte de la flor para lograr economías en el transporte. Y en general ofrecer algunos servicios logísticos como recolectar la flor directamente en finca, y paletizar el producto para despacho.



En el momento hay 37 compañías vinculadas en la bolsa de flores, que en total son dueñas de 800 hectáreas sembradas y cuyas ventas ascienden a US$100 millones. En total la Bolsa planea tener 100 puestos entre cultivadores, comercializadores e importadores de Miami.



La productuvidad por hectárea en Colombia para algunas flores apenas alcanzaba el 60%





PERSPECTIVAS FUTURAS



Diferentes personas tenías distintas versiones de lo podría suceder en la industria.



Ricardo Zea un alto dirigente de la industria comentaba:



"Uno de los principales problemas de las oferta colombiana de flores es que es muy fragmentada y esto puede cambiar, no solamente con la entrada de Dole, sino con el trabajo de USA Floral y de la bolsa de flores"



Un importante cultivador decía :




"A mi me agrada lo que esta sucediendo. La entrada de Dole va a ordenar el mercado, que hoy es un verdaderos caos. Los cultivadores más pequeños que no tienen un canal directo de comercialización ofrecen su producto a varios compradores en forma simultánea, inflando la oferta y presionando los precios hacia la baja. Por eso es que hoy el precio lo manejan los compradores. Estos de Dole son gente seria. Van a crecer el mercado y a darle credibilidad a nuestra oferta y a nuestro producto"



"Lo que tenemos que resolver es qué hacer con los pequeños productores. Pienso que tienen que estar preocupados. He visto mucho movimiento entre ellos con la idea que crear fusiones y alianzas de tipo estratégico"



Otro empresario comentaba :



"Creo que el mercado se va a dividir en dos segmentos bastante diferenciados. El "bulk products", que sería la flor genérica, que será la que se venderá en los supermercados y la flor especializada que será la de las floristerías; aquí tendremos un mejor precio. Para trabajar el mercado genérico debemos aumentar la productividad, que es baja y muy dispar entre los diferentes cultivos; en el mercado especializado tendremos que emplear todo nuestro Know How, pues aquí cada vez vemos nuevos competidores. Hace apenas 10 años nadie hablaba de Costa Rica o Ecuador en estos mercados"



Claudio Cubillos afirmó:



"Cuando me enteré de la entrada de Dole, me asusté mucho y en la empresa consideramos que nuestra mejor opción era vender si teníamos la fortuna de que Dole se interesaba en nuestro negocio; pero después recapacitamos y hoy creemos que la amenaza no es tan grande. Es más, creo que Dole no sabe en qué negocio se metió !."



"Para empezar Dole no conoce el negocio y tendrá que esperar para aprenderlo; por lo tanto en el corto plazo no se deben producir cambios. Además compró 4 empresas que son muy diferentes en su forma de hacer las cosas y le espera un duro trabajo para unificarlas. El mercado de las flores en USA, y en el mundo, es muy caprichoso y cada cliente literalmente, quiere un producto distinto. El conocimiento del mercado y el saber servir sus necesidades es un activo importante de nuestra industria. Yo me pregunto : Cómo puede una multinacional grande y poco flexible adaptar sus sistemas a los gustos individuales de los clientes?"



"A largo plazo es posible que Dole trate de conquistar mercados a los cuales nosotros no llegamos; y creo que irá detrás de los productos de tipo genérico. Esta sería una acción beneficiosa porque ampliaría el consumo norteamericano de flores y después todos iremos por él"



Un pequeño floricultor comentaba :



"No puedo negar que me preocupa mi negocio, que inicié hace más de 15 años invirtiendo todo mi capital y el de mi familia. La industria de las flores en Colombia está compuesta ante todo por emprendedores y pequeños empresarios y estos nuevos acontecimientos nos van a hacer desaparecer. Las multinacionales tendrán acceso a economías de escala que son imposibles para nosotros"



"Los márgenes de utilidad se van a disminuir todavía más y pocos clientes en el exterior estarán interesados en comprar pequeños volúmenes de producto. Veo que el mercado se está polarizando y si no te unes a un grande te acaban. El problema es que si tratar de unirte a un grande, él pondrá las condiciones de la unión, en perjuicio de todos nosotros. Definitivamente esto que ustedes llaman globalización no es para nosotros, los pequeños empresarios"



Miguel Camacho, vicepresidente económico de Asocolflores decía:



" Los cambios serán inmensos. Hasta el momento la venta de flores en USA está concentrada en floristerias y otros pequeños negocios, porque nadie ha intentado hacer una publicidad en gran escala, probablemente por falta de respaldo financiero. La entrada de empresas multinacionales y la consolidación de la oferta colombiana a través de USA Floral darán la posibilidad de hacer campañas institucionales que permitan aumentar el consumo de flor, especialmente en USA".



Un analista de la industria escribía :



"La industria florícola mundial continúa creciendo. Cada día entran al mercado de las flores frescas cortadas de nuevos competidores provenientes de diversas regiones del globo. No obstante considero que el futuro de la industria es halagüeño, principalmente porque tanto en la mayoría de mercados de la UE como en USA la compra de flores frescas cortadas es una pequeña porción del gasto de los consumidores. En todos los mercados se observan millones de personas que aún no consumen masivamente este tipo de productos"



"Estoy de acuerdo en que se han producido cambios importantes en la "geografía de la producción" apareciendo nuevos competidores con condiciones de producción favorables y extensos programas para incentivar la producción de flores. Este es el caso de la India y China. Pero sigo pensando que el éxito futuro de los países productores dependerá en gran medida de sus capacidades de comercialización"



"Los negocios de la floricultura aun son pequeños para la capacidad de consumo de millones de personas en todo el mundo".



El empresario de la industria, Ricardo Toscano tenía su punto de vista particular :



"Con Dole y USA Floral, el negocio de flores colombiano en Estados Unidos se acabó. Hoy USA compra flores de USA que se producen en Colombia. No es esto lo que se llama globalización de los mercados?. En adelante el problema será del gobierno norteamericano quien deberá vigilar con sumo cuidado que no se formen carteles que hagan subir los precios al público en ese país"



A la empresaria Rosa Soler, le preocupan los precios :



"Los precios de venta al consumidor final deben disminuir, puesto que los intermediarios se reducirán. Note que Dole trata de integrarse verticalmente desde el cultivo hasta llegar directamente al supermercado. Y USA Floral ha absorbido en una gran empresa al cultivador, a la comercializadora en Colombia, al importador en USA y a algunos mayoristas en ese país. Si tenemos en cuenta el alto nivel de comisiones del canal, quedará mucho dinero para repartir al cliente."



No obstante José Ramírez, pensaba lo contrario :



"Si la industria penetra los mercados masivos de USA, como son los supermercados y aumenta el consumo "per capita" en ese país ; entonces tendremos un significativo incremento de la demanda que no se podrá suplir con la actual oferta. Debemos recordar que el aumento de la oferta no es fácil por el ciclo de producción natural que tiene la flor y por la misma estructura de la industria en Colombia. Si las leyes de la oferta y demanda aún funcionan en este mundo de locos, el precio de las flores tiene que subir !"



La discusión esta abierta !



VALOR QUE AGREGAN LOS AGENTES DE LA CADENA DE DISTRIBUCIÓN




C.I. Colombiana : Es una comercializadora internacional que tienen algunos cultivadores



Su razón de ser es la de conseguir fácilmente crédito de financiación



Para el crédito se utiliza como garantía la factura de venta de la productora a la comercializadora



Importador : Realiza toda la gestión de importación



Transporte del aeropuerto al centro de acopio



No corre riesgo financiero porque es un consignatario de la mercancía



Realiza la venta y recupera cartera para el productor



Usualmente tiene cuartos fríos para conservar y alistar las flores



Comisión: 15% del precio de venta al mayorista mas una prima fija, que se llama "Box Charge" que equivale a US$14/caja



Mayorista : Costos de transporte



Asume la pérdidas por calidad o destrozo de la flor



Realiza labor de ventas entre los minoristas



Gestión de distribución



Comisión: 40% sobre su costo



Minorista : Cambia de empaque



Maneja pequeñas zonas geográficas



Asume pérdidas por calidad o destrozo de la mercancía



Distribuye el producto



Comisión: 40% sobre su costo



Floristeria : Hace arreglos finales al producto



Empaca la flor para la venta



Vende al cliente final



Servicio a domicilio



Comisión: entre 250% y 350% sobre su costo



Bouqueteras : Son empresas que hacen ramos y arreglos florales



En su mayoría están en Colombia; pero existen algunas en USA



NOTA : Todas las comisiones pueden variar de acuerdo con la región y según la época del año







Explicación de algunas relaciones en la cadena de distribución



1. Son pocos los cultivos que venden directamente a los supermercados. Esta es la gestión que quiere hacer Dole.



2. Aquí no existe transporte ni entrega física de la mercancía; se trata apenas de una transacción comercial que permitirá más tarde tener acceso a ciertos créditos de exportación



3. Este paso implica el transporte aéreo y los trámites aduaneros en Colombia y en USA



4. Casi todos los eslabones de la cadena de distribución trabajan con empresas bouqueteras. El



tipo de relación difiere ampliamente según sea la ocasión



5. En algunos territorios no existe el minorista , el mayorista entrega directamente a la floristería





MERCADO DE LAS FLORES EN LOS PAISES DE LA UNION EUROPEA



Desempeño del comercio externo





Flores frescas cortadas 1988 (Tons.) 1995 (Tons.) %

Exportaciones 214.000 242.000 13.1

Importaciones 137.000 251.000 83.2

Balanza 77.000 (9.000)

Total comercio 351.000 493.000 40.5





Notas : Como efecto de los Acuerdos Comerciales, el 80% de la flor importada entra libre de aranceles. En 1995 y años siguientes la flor colombiana no pagó arancel.



En 1995, por primera vez en la historia se presenta una balanza comercial negativa, en términos de tonelada. No obstante en valores la balanza sigue siendo positiva



Los principales países productores, miembros de la CE son : Holanda, Portugal, España, Grecia, Italia, Francia, etc.)



Tipos de flor importada



Rosas 20% Países de origen : Israel, Kenia



Claveles 15% Países de origen : Colombia, Kenia



Crisantemos, Gladiolos y orquídeas 10%



Otros tipos de flores 55%



Notas : Los países de origen se refieren a no pertenecientes a la CE. Holanda es el primer proveedor mundial de rosa, con una participación del 68% sobre el volumen total importado de rosa por la CE. Holanda también es el primer suministrador de claveles a estos países.



Países proveedores (en 1995)



1. Kenya 25.600 Tons. (23.62%)



2. Israel 25.200 Tons. (23.27%)



3. Colombia 20.000 Tons. (18.47%)



4. Zimbabwe 15.000 Tons. (13.85%)



5. Ecuador 4.353 Tons. ( 4.02%)



Otros países proveedores son : Egipto, Líbano, Jordania, Sudáfrica, Marruecos, Bulgaria, etc.



Notas : En 1995, Kenya desplazó a Israel como primer país proveedor



Ecuador muestra un crecimiento substancial al pasar de 380 toneladas en 1988



ANEXO 10



INFORMACIÓN GENERAL SOBRE EL MERCADO JAPONES DE LAS FLORES



Importaciones de flor fresca cortada



1994 1995 1996

Toneladas 16.689 17.354 N.D.

Valor US$000 186.620 211.421 75.913

Tasa de cambio(Yen/US$) 102.66 94.02 108.81



Importaciones : participación por país de origen en 1995



1. Holanda 36%



2. Tailandia 20%



3. Nueva Zelandia 14%



4. Singapur 7%



5. Australia 5%



6. Taiwan 4%



7. USA 3%



8. Colombia 3%



9. Israel 1%



10. Sudáfrica 1%



11. Otros 5%



Notas: Cerca del 90% de las importaciones son hechas por compañías importadoras



especializadas



En 1996, Colombia exportó al Japón US$7.9 millones, para una participación del 10.4%



Importaciones : Participación por tipo de flor



Orquídea 28% Procedente de Taiwan (75%9) y Singapur (22%)



Crisantemo 8% Esta es la flor nacional japonesa y en consecuencia existe amplia oferta interna. Se importa en épocas de invierno (diciembre a abril) cuando la oferta interna se disminuye por razones de clima.



Anturios 7% Procedente de Hawai. Se importan alrededor de 4 millones de unidades al año



Claveles 5% Procedentes de Colombia, USA y Holanda. Esta flor se emplea ampliamente en bodas y en el día de la madre



Rosa, Azucena,Tulipán y fresia 10% Importadas principalmente de Holanda



Area total sembrada: 17.400 hectáreas (aprox) dedicadas exclusivamente a la producción de flores
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?