| 8/31/2011 6:00:00 PM

Sálvese de la ‘reunionitis’

Estas son las 7 claves para ejecutar buenas reuniones según el gurú mundial Al Pittampalli.

Al Pittampalli se define a sí mismo como un guerrero contra la ‘reunionitis’. Luego de asesorar varias compañías en la lista Fortune 500 sobre como ejecutar buenas reuniones, Pittampalli descubrió algo interesante. Para las mejores empresas, las reuniones son como la guerra: siempre son el último recurso. Por eso, muchos ejecutivos de compañías como Google, Amazon o Intel, evaden las reuniones a toda costa.

Si algo caracteriza el mundo corporativo actual es que hay muchas y muy malas reuniones. Y eso no nos deja trabajar. Por eso Pitampalli acaba de lanzar su libro Read This Before Our Next Meeting, que con menos de un mes en el mercado se ha convertido en best seller. Dinero lo entrevistó para conocer de primera mano lo que él llama los siete principios de las reuniones modernas.

 — ¿Cuál es el problema de hacer tantas reuniones?

El verdadero problema es que tenemos un déficit de decisiones. Las reuniones se han convertido en una excusa para frenar proyectos. Cuando existe una decisión importante por tomar, nos reunimos horas a charlar pero nadie realmente se preocupa de los resultados. Tristemente, las reuniones tradicionales fortalecen una cultura de aplazar las cosas. Y la única forma que tenemos para solucionar esto es reinventando las reuniones para que sean más efectivas.

— ¿Cómo mejorar?

Parte de la dificultad es que nunca hemos definido lo que significa una reunión, entonces las utilizamos para todo. El resultado es que en muchas reuniones las personas no solo pierden el tiempo, sino también el entusiasmo y la energía. Un ejemplo son las reuniones informativas. Hoy, los gerentes podrían enviar un correo, un memorando, hacer un video o un audio, pero prefieren alejar a la gente de su trabajo. Esto no tiene mucho sentido.

— ¿En qué consiste su propuesta de las reuniones modernas?

El modelo de reuniones modernas se basa fundamentalmente en una idea: las reuniones deberían ser una herramienta exclusiva para sustentar una decisión. Si lo piensa con detenimiento, lo único que produce cambio en una empresa son las decisiones, y el cambio conlleva progreso. Si nos reunimos solo para debatir una decisión ya tomada o para analizar como ejecutarla, esto previene que las empresas anden lentamente.

— ¿Y cómo podemos crear esta cultura?

Arrancar. Empiece por mostrarles los siete principios de las reuniones modernas a algunos compañeros. Realmente discutan lo que significa tanta ‘reunionitis’. Si usted logra entusiasmar a dos o tres personas en su equipo, van por buen camino. Cuando se vean los resultados, con seguridad el resto se va a unir. No es una tarea fácil, tampoco imposible, pero es necesaria.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?