| 3/30/2011 12:00:00 AM

¿Quién quiere ser millonario?

El libro India Calling, del escritor Anand Giridharadas, habla sin tapujos sobre las oportunidades de negocios en la India y los vertiginosos cambios que está viviendo ese país.

"La primera cosa que aprendí de la India es que mis padres habían decidido dejarla", expresa con tristeza el escritor y periodista Anand Giridharadas. En efecto, en los años 70, sus padres, como muchos otros ciudadanos indios, marcharon hacia los Estados Unidos en busca del sueño americano. Cuando era niño, cada dos o tres años tenía la oportunidad de visitar la tierra de sus orígenes. Toda una mezcla de vergüenza y fascinación. Aunque sus padres habían impregnado en él cada milímetro de la cultura india -el apego por la familia y el respeto por los mayores, la comida y el vestuario, la educación como principal herencia y una vida sin apegos por lo material- cuando Giridharadas viajaba a su país, no estaba cómodo. Desde que llegaba se sentía asfixiado por los humores de un país "sin aspiraciones, ni libertades". Es por esto que su historia es tan fascinante. Más de un cuarto de siglo después de que sus padres se marcharon de la India con él, tras nuevos rumbos, regresó a su país con la ilusión de crear una nueva vida.

Su ejemplo es solo uno entre miles. Según Vivek Wadhwa, experto en emprendimiento de la Universidad de Duke, en los próximos cinco años cientos de miles de inmigrantes indios regresarán a su tierra natal. Pero muchas veces las estadísticas y proyecciones ocultan las inmensas implicaciones humanas de los grandes cambios sociales. De aquí que sea tan ilustrativo el primer libro de Anand Giridharadas (enero de 2011) India Calling: An Intimate Portrait of a Nation's Remaking, un retrato perfecto de la India contemporánea a partir de historias de carne hueso. Todo arranca en 2002, un poco antes de graduarse, cuando Anand tuvo la oportunidad de viajar solo a la India y encontró un lugar muy distinto a los viajes de su niñez.

A pesar de la alta pobreza que registra, descubrió un país con un espíritu renovado, con un mayor protagonismo de la clase media, una apuesta grande por el emprendimiento y la educación. "Un lugar del cual ya no era necesario alejarse para perseguir los sueños", describe el autor.

Por primera vez en su vida, Giridharadas sintió una conexión real con la India. Este ya no era un lugar que lo avergonzara sino que deseaba descubrir y comprender. Trabajó primero en la firma de consultoría McKinsey & Company, donde también tuvo la oportunidad de laborar su padre, en la oficina de Bombay.

Sin embargo, en las ilusiones de Giridharadas no corrían números sino letras. La gran oportunidad de su vida se dio poco tiempo después cuando The New York Times adquirió el control del International Herald Tribune y las dos publicaciones necesitaban corresponsales en Asia. Se convirtió en el primer periodista en cubrir India. Poco a poco, en cada ciudad y en cada parada del tren, cualquier conversación era una oportunidad para redescubrir la India de nuestro tiempo.

Un país de contrastes
Para identificar algunas de las nuevas realidades de la India, Giridharadas tuvo que llegar a los lugares más insospechados. Con apenas cincuenta mil habitantes, Umred es un pequeño pueblo justo en el centro de la India. Aunque su objetivo era cubrir una revuelta, en medio de estas circunstancias tuvo la oportunidad de conocer a Ravindra, un joven indio que sustentaría el cambio de su visión de la India actual.

Mahatma Gandhi pensaba que para "transformar realmente a la India, primero se debían transformar sus aldeas". Sin embargo, a pesar de que Giridharadas explica en su libro que en las aldeas todavía persiste en la mentalidad de la gente un sistema de castas, la única palabra que Ravindra tenía en su mente era una: emprendimiento. Esta no es una pregunta que nos hagamos a menudo ¿cómo influye en el emprendimiento un sistema en donde a algunos se les llega a catalogar de intocables? Ejemplos como Ravindra, con varios negocios, entre ellos una escuela de motivación, son muestra de un cambio radical para la India del futuro.

Sin embargo, nada es blanco o negro en la India que descubre el autor. Lo que más le sorprendió tras su regreso fue un renovado sentimiento de nacionalismo y posibilidad en la sociedad. Aunque explica que este no proviene del lugar que sospechaba. En los registros del antiguo historiador inglés Thomas Babington Macaulay, por 1835, en el proceso de colonización, los británicos tomaron la decisión de formar una élite en India. Giridharadas describe a sus propios abuelos con las características del ciudadano indio con modales y tradiciones inglesas. Pero hoy en India los patrones a seguir son muy distintos. Según él, una figura perfecta del nuevo héroe social indio es Mukesh Dhirubhai, uno de los dos herederos de las Industrias Reliance, forjadas por el legendario industrial Dhirubahi Ambani. "Mukesh Dhirubhai es el hombre más poderoso de India desde Gandhi", consigna en el libro, dado que Mukesh es visto por la gente como un hombre del pueblo, y el mensaje es claro: la clase media india es la que está empujando el país.

En 2005, el prestigioso columnista de The New York Times, Thomas Friedman, se hizo famoso gracias al best seller internacional The World is Flat. En él, Friedman hace un recuento del impresionante avance de ciudades como Bangalore, en India. Sin duda, India ha sabido capitalizar su principal fortaleza: la educación de su gente. Pero en su libro, Giridharadas muestra una faceta distinta de este desarrollo. En sus páginas es posible sentir la nostalgia de cómo se pueden estar perdiendo algunos de los valores y tradiciones. Concretamente, respecto al dinero, Anand muestra que la India está viviendo el choque entre dos grandes fuerzas: una marcada vocación religiosa y cultural por el no apego a lo material con una clase media que cada vez gana más y más. Desde lejos, el desarrollo económico significa solo buenas noticias, pero a veces no pensamos las implicaciones de que una sociedad ancestral se haga más materialista.

En lo social, la India contemporánea refleja aún grandes paradojas. Mientras para muchas jóvenes como Mallika -la protagonista de una historia que relata en su libro Giridharadas, en la cual, a pesar de tener una vida llena de éxitos profesionales, cuando regresa a casa la preocupación de sus padres no es el día a día sino definir con quién se va casar- también se han dado profundos cambios sociales, como el incremento en las tasas de divorcios.

En suma, en su libro, Anand Giridharadas muestra la cantidad de presiones, desafíos y cambios que los jóvenes indios actuales tienen que enfrentar. ¿Cómo una sociedad ancestral evoluciona con el cambio económico? Una visión distinta de un país tan fascinante como la India.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?