| 4/29/2005 12:00:00 AM

Entrevista<br>"El desafío es reimaginar la forma en que entendemos las empresas"

Tom Peters, uno de los principales pensadores del management, dialogó con Dinero sobre los principales mensajes de su último libro Re-imagine! Business Excellence in a Disruptive Age.

En su libro Re-imagine! Business Excellence in a Disruptive Age, usted hace un fuerte llamado a "reimaginar las instituciones tanto públicas como privadas". ¿A qué se refiere realmente con esto?

Con vergüenza, debo admitir que tomé el título de una edición del New York Times sobre el aniversario del trágico 11 de septiembre y los planes de reconstruir Manhattan. Este sugestivo artículo afirmaba Don't Rebuild. Reimagine. Y la frase se quedó fijada entre mis ojos, la necesidad, como es el caso de la política en Nueva York, de reimaginar todo lo que conocemos respecto a las organizaciones: las instituciones públicas, las fuerzas armadas y, por supuesto, las empresas comerciales.

El término re-imagine habla por sí mismo. El libro abarca una gran cantidad de temas, que van desde cómo replantear la educación para una juventud cambiante hasta cómo enfrentar la guerra contra un enemigo que implica asumir las cosas desde una perspectiva diferente. La concepción que tenemos de las organizaciones está cambiando aceleradamente en el mundo. Un cambio tan fuerte que nunca habíamos presenciado.



¿Hay alguna lección de su clásico En búsqueda de la excelencia vigente hoy?

Empecé a escribir Re-imagine! en el vigésimo aniversario de la publicación de En búsqueda de la excelencia. Bob Waterman y yo hicimos lo correcto en el momento correcto. Pero desde 1982, el mundo empezó a complicarse. Nunca haría una nueva versión de En búsqueda de la excelencia, pero en Re-imagine! pude pensar qué había cambiado en 20 años de desarrollo. El capítulo 24 explora estos cambios y enseña cómo las personas pueden sobrevivir a un ambiente de negocios cada vez más turbulento.



Por su diseño, Re-imagine! no es un libro convencional. ¿También quiso reinventar la forma de escribir los libros de gerencia?

Vivimos tiempos excitantes. En Re-imagine! pretendo contar una historia de pasión y energía. El libro trata sobre cómo aplicar realmente la creatividad en las empresas. Entonces, junto a mi esposa, me propuse que reflejara estos sentimientos. Soy un convencido de que los negocios son ante todo algo excitante y divertido. Entonces, ¿por qué tienen que ser los libros de gerencia secos y acartonados? Un libro es como una obra teatral y más cuando trata temas como diseño, sueños y experiencias.



A propósito del diseño, usted dedica tres capítulos a explorar este tema. ¿Por qué es tan importante?

Soy un apasionado del diseño, desde hace 15 años, pero solo ahora decidí escribir sobre el tema. En realidad, toda la argumentación del libro se relaciona con esto. Re-imagine! muestra cómo el mundo está viviendo un colapso empresarial por la masiva destrucción de trabajos de cuello blanco. ¿Cuál es la única forma en que un ejecutivo se puede proteger en este escenario? La solución es ser creativos y para lograr este propósito el común denominador es el diseño. El diseño es el alma de los negocios hoy, la última ventaja competitiva. De alguna forma, todos somos diseñadores sin darnos cuenta y sin entender el potencial del diseño para transformar las cosas.



Otro de los temas en que usted hace énfasis en su libro es el nuevo papel de la mujer en los negocios internacionales. ¿A qué se refiere?

Hace más de seis años, vengo alertando a las empresas sobre la importancia de aumentar la participación femenina en los cargos directivos. En Estados Unidos, muchas empresas no entienden que las mujeres son quienes realmente tienen el poder de compra y no saben cómo tratarlas porque la mayoría de sus cargos directivos los ocupan hombres. De hecho, solo 7 de las empresas de la lista Forbes tienen CEO mujer. Pero esto es solo la mitad de la historia. En realidad, en la era del talento, particularmente en los cargos ejecutivos, las mujeres son la respuesta a cualquier ecuación.



¿Cómo ve el futuro de los negocios?

Hay una terrible y hermosa paradoja. Digamos que el ser humano no cambiará mucho en los próximos 50 años, pero la forma en que concebimos las empresas será extremadamente diferente. El cerebro tiene una parte lógica y la otra primitiva. La primitiva no ha cambiado en muchos años, pero la lógica evoluciona a una velocidad sorprendente. Creo que este seguirá siendo el centro de la batalla, juntar estos dos mundos. Por esto, mis fundamentos son popperianos y hayekianos. Será realmente divertido.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?