| 1/18/2012 12:00:00 AM

Ellas son mejores

Un reciente estudio encontró que contratar mujeres es la mejor opción para las compañías multinacionales. Oportunidades y retos, según la gurú Sylvia Ann Hewlett.

Contrario a la visión convencional de que las mujeres en los países emergentes son víctimas, para nosotros representan una inmensa oportunidad”, asegura Sylvia Ann Hewlett, fundadora y presidente del Center for Work-Life Policy y directora de los estudios de género en la Universidad de Columbia.

Hewlett hizo una investigación global para tratar de analizar a la mujer contemporánea en países como Rusia, Brasil, China, India y en los Emiratos Árabes Unidos. Los resultados del estudio fueron publicados recientemente en Harvard Business Press, con el título Winning the War for Talent in Emerging Markets: Why Women Are the Solution. La conclusión: las mujeres son el mejor recurso que pueden tener las empresas multinacionales en los diferentes países en los que están presentes, en especial si se trata de economías emergentes.

Decir que las mujeres en los países emergentes son el futuro no es retórica. Ya hoy representan entre 30% y 50% de la fuerza laboral en los llamados países BRIC (Brasil, Rusia, India y China) que se calcula van a tener un PIB consolidado más grande que el del grupo del G-7 en menos de 30 años. Más de 27 millones de mujeres en estos países se están formando a nivel universitario, lo que representa cerca de 30% de la oferta profesional femenina del mundo.

“A pesar de esto, sería un grave error pensar que las mujeres en los mercados emergentes son como clones de las mujeres de los países desarrollados”, plantea la experta. Precisamente, el principal argumento de su libro es que las multinacionales están fallando al no entender las características particulares que hacen únicas a las mujeres en los países emergentes. En particular, Sylvia Hewlett encontró que son tremendamente ambiciosas. En la muestra de los países BRIC, más de 80% de las mujeres aseguró querer alcanzar cargos directivos, cuando apenas 52% de las mujeres en Estados Unidos tienen este objetivo. “Las mujeres de hoy ya no piden disculpas por su ambición”, puntualiza.

Un punto crucial de esta investigación es que las multinacionales pueden emprender acciones concretas para atraer y retener el mejor talento femenino en los mercados emergentes. Así lo están haciendo compañías como Intel, Goldman Sachs, Bloomberg y Cisco, entre otras. De hecho el estudio encontró varias amenazas no evidentes que están desmoralizando a las mujeres en estos mercados. Entre ellas, Sylvia Hewlett resalta aspectos como la responsabilidad con los padres, los tiempos de desplazamiento al trabajo, la inseguridad, sentir que deben demostrar sus capacidades todo el tiempo, y la carga horaria que privilegia los horarios en Estados Unidos y Europa.

Tropiezos y posibilidades

Estas son siete claves para entender las oportunidades y riesgos de contratar talento femenino en los países emergentes.

1| Ambición de la buena
No hay duda de que para Sylvia Hewlett la ambición es una fortaleza. A la pregunta ¿usted se considera ambiciosa? la mayoría de mujeres profesionales en países emergentes contestó de forma positiva. Sorprende el caso de Emiratos Árabes, donde 92% de las mujeres quiere alcanzar los cargos más altos de la vida empresarial.

2| Talento mundial
El nivel educativo es otra variable clave para las mujeres en países emergentes. En la muestra de la investigación, 60% de las mujeres en Brasil y 65% en los Emiratos Árabes Unidos son profesionales. Hoy, India gradúa tantas ingenieras como Estados Unidos, y en Rusia se forman 10 veces más financistas que en Alemania.

3| Trabajadoras y leales

Aun cuando casi todos los cargos directivos en el mundo exigen una intensa carga horaria, las mujeres de los países BRIC se destacan por su capacidad de trabajo. En promedio, trabajan 8 horas semanales más que en los países desarrollados. También su lealtad es destacable. En la muestra del estudio, 90% asegura ser leal a su actual empleador.

4| Pueden delegar más fácil el cuidado de los hijos

Aunque resulte polémico, para la autora, una fortaleza de las mujeres en los países emergentes es su facilidad para delegar el cuidado de los hijos en parientes cercanos o en el servicio doméstico, que suele ser económico. 82% de las profesionales ejecutivas en China y 69% en India delegan en otros el cuidado de sus hijos.

5| Subestiman sus capacidades
Una ejecutiva consultada en Brasil aseguró que “aun después de tener éxito en grandes proyectos, todo el tiempo tengo que estar demostrando mis capacidades”. En efecto, todavía persisten prejuicios contra las mujeres en estos mercados. Incluso, 40% de las mujeres en el estudio aseguró haber sentido discriminación al punto de considerar abandonar su carrera.

6| El talón de Aquiles
Sorpresi-vamente, el estudio encontró que para las mujeres en los países emergentes los hijos no son tanto una carga como la responsabilidad con los padres al envejecer. Contrario al caso norteamericano, en países como India o China, culturalmente no es aceptable delegar en terceros esta responsabilidad.

7| El tráfico y la inseguridad: oportunidades para ayudar. 

En una encuesta en India, se encontró que la principal razón de que las mujeres renunciaran al trabajo se debía al maltrato en el transporte público. Además de la carga laboral y familiar, extensos trayectos al trabajo son mortales para las ejecutivas de los países emergentes. Colaborar en este aspecto es una buena oportunidad para retener el mejor talento femenino.












¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?