| 12/10/2004 12:00:00 AM

El valor de la unión

Los presidentes de empresa en Colombia están construyendo distintos espacios para comunicarse y actuar en conjunto. Desarrollo regional, aprendizaje y fortalecimiento en sus relaciones son los objetivos.

El empresario es un actor fundamental en el desarrollo y su impacto se multiplica cuando aprende a trabajar en conjunto. Es evidente cómo funciona la sociedad actual en lo que los académicos llaman "ecosistemas de los negocios" que significa que las empresas ya no pueden actuar como si estuvieran solas sin entender que de la interacción con otras empresas depende su futuro. Así es: presidente de empresa que no se comunique con su contraparte estará destinado al fracaso. Puede tener en mente distintos objetivos al juntarse, aprender de las experiencias de otros, conseguir un impacto social y fortalecimiento en sus relaciones, pero todos ellos convergen en constituir siempre mejores organizaciones de negocios.

Este argumento toma fuerza al visualizar el fenómeno de la "soledad en la cima". Una vez el presidente de empresa llega al escalafón más alto, sus espacios para aprender e interactuar se hacen más complejos y limitados. El poder aísla y muchos ejecutivos no tienen con quién compartir y discutir sus experiencias. Allí lo fundamental es acercarse a otros como él, presidentes y emprendedores que con el tiempo se han convertido en "islas de experiencia". En este nivel, estas islas son la mayor fuente de desarrollo. Por esto, en Colombia los empresarios son afortunados. En un país de regiones, los empresarios se han hecho sentir al juntarse y ahora están innovando y fortaleciendo la forma en que lo hacen.

Empresarios por la Costa

¿Piense qué tienen en común las siguientes organizaciones? Acesco, Monómeros Colombo Venezolanos, Promigas, Propilco, Unión Fenosa, Olímpica y la Universidad del Norte. Dos cosas. Una, son fundamentales para el desarrollo de la Costa Caribe y dos, son algunas de las 40 instituciones que acaban de conformar Asociación para la Formación de Empresarios del Caribe, Afemca. Esta iniciativa liderada por Unión Fenosa y José María Bustillo, su presidente, busca elevar el nivel de las empresas más destacadas de la zona y convertirse en un espacio propicio para reunirse. "Inicialmente, somos 40 empresas gestoras pero la meta es llegar a tener 200. La Costa será la punta de lanza en el desarrollo del país en los próximos años por el TLC con Estados Unidos y la reorganización de las industrias hacia la región; por esto, el nivel gerencial de nuestros empresarios es fundamental parta el país", asegura Bustillo.

Afemca cobrará una cuota mensual por empresa, que le permitirá llevar a la Costa una vez al mes un experto internacional o nacional en temas económicos y empresariales. Por ejemplo, para 2005 tratará temas como gestión del talento humano, responsabilidad social e innovación. En este sentido, el aporte de la Universidad del Norte como secretaría técnica del proyecto tendrá gran relevancia. El prestigio académico de esta institución y su enfoque empresarial serán fundamentales. De hecho, Jesús Ferro, su rector, ha sido uno de los promotores más entusiastas.

Sin embargo, como comentan Rodolfo Segovia y Orlando Cabrales, vocal y vicepresidente del consejo rector, respectivamente, esta organización será una cúpula para tratar distintos temas de desarrollo regional. "Este será un espacio privilegiado para comunicarse y actuar", dice Cabrales. "Será también una excusa para reunirnos y adoptar una visión macro de nuestras problemáticas y de nosotros mismos. Además, si alguna vez el Presidente quiere decirnos algo, tendrá el espacio apropiado para hacerlo", complementa Segovia.

De hecho, Antonio Celia, vicepresidente del proyecto, considera que Afemca es el complemento perfecto de un grupo de instituciones que han surgido del esfuerzo del empresariado costeño y las cámaras de comercio por el desarrollo regional. Lo que tiene Celia en la cabeza está muy en línea con los planteamientos del Premio Nobel de Economía Douglass C. North, sobre la importancia de contar con instituciones fuertes. La lista es amplia, Protransparencia, Fundesarrollo, los comités intergremiales, Probarranquilla y distintas fundaciones sociales como la Fundación Mamonal, Promigas, Acesco y Transelca, entre otras, evidencian que el presidente de empresa de la Costa no ha estado dormido ante sus necesidades.



Los pioneros

Si bien los empresarios de la Costa en la actualidad son los más animados por trabajar en equipo, los antioqueños han sido un ejemplo de compromiso y unión ante el mundo. Hace 30 años que alrededor de la Fundación para el Progreso de Antioquia, Proantioquia, se reúnen las más grandes personalidades de empresa paisa para tratar temas de la competitividad en su región. Con el liderazgo de gestores como don Santiago Mejía Olarte, durante todo este tiempo los presidentes de las firmas más grandes de Antioquia se apoyan en Proantioquia para promover temas como educación, ciencia y tecnología, fortalecimiento de la justicia y responsabilidad social. Juan Sebastián Betancur, director esta institución, explica la importancia de que el empresario del siglo XXI se involucre en temas que en su momento se creyó responsabilidad de lo público como educación, salud, justicia y servicios públicos, entre otros. "En el mundo de hoy es imposible para el empresario estar lejos de estos temas", puntualiza.

El ente superior de Proantioquia es el consejo directivo que se reúne religiosamente cada mes, está conformado mayoritariamente por empresarios pero también de hombres cívicos y académicos. Su director es Nicanor Restrepo, quien por unanimidad ha permanecido de forma "virtual", el vicepresidente es Carlos Enrique Piedrahíta (Nacional de Chocolates), y otros miembros tienen el perfil de Javier Gutiérrez (ISA), Juan Camilo Ochoa (Suramericana de inversiones), Gilberto Restrepo (Peldar), Carlos Mario Giraldo (Noel), Jorge Londoño (Bancolombia) y Gonzalo Restrepo (Éxito), entre otros. Estos empresarios no tienen por finalidad temas empresariales, sino de desarrollo.

Proantioquia está conformada por comités que se especializan en los temas para trabajar. Entre ellos se destacan Empresarios por la Educación, la Corporación Excelencia en la Justicia y un comité especializado en realizar un seguimiento al plan de desarrollo del municipio, entre otros. Además, en Proantioquia existe una institución de carácter patrimonial. Se trata del "Costurero" en que empresarios de gran renombre se reúnen desde hace muchos años todos los viernes por la tarde para realizar tertulias y tratar temas varios, uno de ellos, que demuestra su importancia, es Germán Jaramillo Olano, ex director de Cadenalco. En Antioquia, el comité intergremial también es un espacio para concentrar esfuerzos empresariales.



En otros lugares

Al igual que en la Costa y en Antioquia, los empresarios de otras regiones del país también han dado fuertes señales de trabajo en conjunto. En el Valle del Cauca, por ejemplo, la interacción entre la empresa privada, el sector público y la academia gestó el camino de su recuperación. Espacios como el Comité Empresarial del Valle -conformado por presidentes de empresa y gremios, como Carvajal, DeLima Marsh, Tecnoquímicas, Manuelita, Propal y Asocaña- y el Comité Intergremial en conjunto con la Cámara de Comercio de Cali y el apoyo de universidades como Icesi y la Universidad del Valle han sido fundamentales para darle un norte a la región. En otras zonas, como la cafetera y en los santanderes, aunque menor, la interacción de los empresarios ha sido fuente de oportunidades.

Respecto a la capital, el foro de presidentes de la Cámara de Comercio de Bogotá nació en 1989 con el objetivo de trabajar en temas de competitividad de la ciudad. En 2003, se conformó un nuevo Foro de Presidentes que tiene en común con el anterior el objetivo de trabajar por la cuidad. De hecho, el naciente Foro de Presidentes está conformado por cerca de 80 presidentes de empresa y, a pesar de su juventud, es muy activo en proyectos y programas. En general, Bogotá también se ha favorecido de estos espacios en temas de educación y gestión pública entre otros.



Hacia el futuro

La comunicación entre los presidentes es importante para el desarrollo del país, tanto como el mejoramiento de sus capacidades gerenciales (ver recuadro). Hacia el futuro, parece natural que se inicie una tarea de comunicación entre los foros de presidentes a escala nacional. Ya hay proyectos con este esquema, como el de Empresarios por la Educación y entidades como Proantioquia han empezado a compartir experiencias con el Valle y otras regiones. Todavía hay mucha tela para cortar en cuanto al papel de los empresarios en el destino del país. El desempleo, la corrupción o la ineficiencia en la gestión pública y privada evidencian que estos esfuerzos tienen que ser crecientes. Las empresas se han dado cuenta de que es imposible sobrevivir solas, el resto queda en manos del liderazgo de quienes las dirijan en el futuro.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?