| 10/12/2004 12:00:00 AM

Carlos Cáceres

38 años, soltero Ingeniero de sistemas - Universidad de los Andes Maestría en mercadeo - Universidad de los Andes Gerente de comunicaciones para Canadá y Latinoamérica Sun Microsystems

A este bogotano no le gusta ponerles nombres a las cosas ni a los cargos. Solo pretende liderar propuestas de valor con innovación, trabajo y desarrollo. Ha trabajado por más de 15 años en mercadeo y ventas en varios países e industrias. Asegura que el principal activo es el potencial de la gente con equipos de trabajo altamente efectivos. Su búsqueda como profesional ha estado centrada en crear valor, desarrollando cambios en la gente, sobre la base de educación, constancia, ética y transparencia.

Ha trabajado para IBM, Blockbuster Video, Casa Editorial El Tiempo, Australian Financial Review y Sun Microsystems, donde ha conseguido reconocimientos, gracias a su empeño y fuerte carácter. Maneja su vida de una manera práctica y sabe que el éxito se consigue con poca inspiración y mucho trabajo. Él lleva a su equipo a trabajar duro para conseguir el objetivo y asegura que "el jefe es el que hace que los otros crean en él y el líder es el que hace que los otros crean en ellos mismos". Quiere sorprenderse con lo simple y trata de saltar la barrera de lo obvio y buscar lo que hay detrás. Le gustan los deportes extremos, viajar con morral a conocer el mundo y se ve como un facilitador que se renueva cada cierto tiempo para enfrentar nuevos retos.



FORTALEZAS

Es eminentemente creativo, hábil y desarrolla una buena "química" entre quienes trabajan con él. Se ve dinámico y convencido de lo que hace. Posee una gran dedicación al trabajo, aprende rápido y hace clara su estrategia. Tiene una buena formación empresarial, ha estado expuesto a diferentes culturas corporativas en las que se ha destacado por entenderlas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?