| 10/12/2004 12:00:00 AM

¿Y de eficiencia qué?

Colombia debe mejorar la eficiencia de su gasto público en educación. Los números más recientes de Naciones Unidas permiten comparar la cantidad gastada en educación en los países de Suramérica, con el porcentaje de niños que terminan su primaria. Los resultados son elocuentes. El gobierno central colombiano gasta el equivalente al 16,4% del PIB per cápita en educación y como resultado parcial de ese desembolso, el 61% de los niños termina el quinto grado. Mientras el nivel de gasto es el más elevado de la región, el porcentaje de niños con primaria es el menor.

Para que Colombia tenga unos indicadores de nivel promedio en el vecindario, debería reducir su gasto a la mitad (hasta 8,5% del PIB per cápita) o tener una cobertura total en primaria.

La tarea posiblemente debe hacerse por ambas vías, revisando el tema nunca resuelto de las transferencias a los municipios para educación y salud, y mejorando la cobertura con instrumentos como el programa de Familias en Acción, que incentivan la permanencia de los niños en las escuelas, incluso en épocas de dificultades económicas, cuando siempre hay la tentación de que los niños las abandonen.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?