| 6/24/2005 12:00:00 AM

Una aparente calma

Uno de los riesgos para las economías en desarrollo es la reducción de precios de los bienes básicos. Las bajas en las cotizaciones siempre han afectado a las economías muy dependientes de esos bienes de exportación.

El Ministerio de Hacienda considera que la economía colombiana está relativamente blindada contra una caída de este tipo, porque las exportaciones tienen una estructura diversificada, en la que las ventas de productos manufacturados son el 44,1% del total.

Los pronósticos sobre precios internacionales no muestran una gran probabilidad de que las demandas de China y de Estados Unidos disminuyan tanto que los commodities se ubiquen por debajo de sus promedios históricos este año. Pero las bonanzas siempre traen el germen de la siguiente crisis. Ese riesgo no desaparece (ver artículo sobre café, página 68). Por eso, la diversificación ofrece una tranquilidad endeble, que debe ser reforzada en los años de bonanzas con inversiones en el fortalecimiento de la producción de bienes manufacturados y servicios, menos vulnerables a los vaivenes de los precios internacionales.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?