| 4/16/2004 12:00:00 AM

Un cambio fundamental

Algo pasa en el mercado laboral. Los cálculos del economista Fabio Sánchez, del Cede, de la Universidad de los Andes, muestran que mientras que entre 1994 y 2002, el número de ocupados creció 0,5% cuando el Producto Interno Bruto, PIB, aumentó en 1%, en 2003 la ocupación subió en 1,54% cuando el PIB creció en 1%. Esa es una gran noticia. Hace algunos meses, los analistas sostenían que el desempleo solo se reduciría cuando la economía creciera 4% anual y más, pero los nuevos resultados dan pie para creer que la recuperación del empleo será vigorosa, incluso con tasas de crecimiento menores.

Puede haber varias razones detrás de este cambio. De una parte, en la crisis las empresas redujeron las ineficiencias en los factores de producción y recortaron sus costos fijos. Con una mayor proporción de costos variables, los aumentos de producción se reflejan con mayor celeridad en nuevas contrataciones de mano de obra. También puede deberse a la reciente reforma laboral, que facilitó el desenganche de trabajadores y que ahora favorece las nuevas contrataciones. Para confirmar la buena noticia, convendría que el gobierno o la academia evaluaran el efecto de la reforma laboral sobre el mercado de trabajo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?