| 9/28/1998 12:00:00 AM

Se invirtió la migración

La migración se acelera y cambia de rumbo. Ya Bogotá no es la atracción, sino la Costa.

La migración de población es un fenómeno social de tanta importancia como la educación. En Colombia nunca se habían estudiado los patrones de migración de corto plazo, porque no había datos. El DANE acaba de romper con esa tradición con su Encuesta Nacional de Calidad de Vida. Los resultados son sorprendentes.



En el último año en Colombia se movieron de municipio un millón de personas y 4,7 millones lo hicieron en los últimos 5 años. Los movimientos migratorios no sólo son muy grandes, sino que se han acelerado.



El patrón de migración, además, ha cambiado de rumbo notablemente. La gráfica indica que las regiones más ricas recibieron los mayores influjos de migración antes de los 90: en ese entonces llegó el 35% de la población de Bogotá y el 20% de la población de la Costa Atlántica. En los 90, la migración fue más importante hacia las regiones más pobres: el 14% de la población oriental y el 12% de la población costeña son migrantes recientes, el doble que en Bogotá.



La aceleración y el cambio del patrón de migración presentan paradojas. La creciente movilidad de la población, sin duda, está asociada con el mayor conflicto social: la violencia expulsa población, pero el arribo de nueva población también genera conflictos. Es interesante que Bogotá haya dejado de ser el polo de atracción: es posible que el deterioro de su calidad de vida y la inseguridad hayan sido mayores que el crecimiento de su ingreso y que la gente lo perciba mejor que los economistas o los planificadores. También es sorprendente que la población esté migrando hacia las costas, donde el ingreso per cápita se distancia cada vez más del promedio regional.



¿No es ésta una señal para que Colombia haga un esfuerzo monumental por lograr que su modelo de desarrollo induzca nueva actividad económica más allá de Bogotá, justo allá donde la gente ya indica que quiere vivir?
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?