| 8/31/1998 12:00:00 AM

Se desinfla la burbuja

La reducción de los precios de la tierra urbana disminuye las garantías para el sector financiero, pero es un aliciente para la construcción.

La tierra juega un papel clave en una economía cada vez más urbana como la colombiana. Su costo afecta enormemente la dinámica de la construccion de vivienda. Además, se ha convertido en un elemento crítico en los portafolios de inversión de mucha gente y, por ahí derecho, en una garantía de muchos créditos del sector financiero.



El precio real de la tierra ha crecido tendencialmente, pero ha tenido enormes cambios en los años 90.



Un trabajo reciente de Samuel Jaramillo y Adriana Parias, dos investigadores del C.E.D.E. de la Universidad de los Andes, reconstruyó cuidadosamente el comportamiento que ha tenido el precio de la tierra destinada a vivienda en Bogotá en las dos últimas décadas. La gráfica señala que entre 1992 y 1995 el precio real de la tierra más que se duplicó.

Pero desde comienzos de 1996 la burbuja se ha desinflado: los precios nominales dejaron de crecer y su valor real se ha erosionado. Como el valor nominal de la tierra probablemente no se modificará en los próximos 18 meses, la burbuja se habrá desinflado casi totalmente para el año 2000.



Los abruptos cambios en el valor de la tierra probablemente reflejen el ajuste de la valoración de otros activos en la economía. Ello ha generado ganancias y enormes transferencias de ingreso, unas reales y otras ilusorias.



La desinflación de la tierra, que pone hoy en entredicho las garantías reales de muchos créditos, genera, sin embargo, un estímulo para que la construcción pueda retomar, más temprano que tarde, una nueva fase de crecimiento.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?