| 10/31/2003 12:00:00 AM

Pronósticos de prosperidad

La utilización de la capacidad instalada industrial está creciendo en el país, síntoma de la consolidación de la reactivación económica.

Los aumentos en la utilización de capacidad instalada en la industria generalmente anteceden a la inversión en equipos. Los empresarios difícilmente se embarcan en planes de reposición o ampliación de sus plantas si la demanda no es suficiente para usar al máximo sus recursos productivos actuales. Por eso, los altos niveles de utilización de capacidad son un síntoma de buena salud económica del sector y además permiten esperar aumentos de inversión en el futuro.

La gráfica muestra que en agosto la utilización de la capacidad instalada en la industria se situó cerca del 70%, un balance positivo luego de que en los primeros meses del año este indicador cayó a niveles del 66%.

Otro signo alentador para la inversión se observa en las importaciones, que han estado concentradas en materias primas y bienes de capital. En el primer semestre, las importaciones de materias primas para la industria crecieron 4% y las de bienes de capital 21%. En este período, las compras de materias primas y productos industriales representaron 46% del total de importaciones, las de bienes de capital y materiales de construcción 34,8% y las de bienes de consumo 18,6% según cifras del Dane.

Las encuestas de opinión empresarial de Fedesarrollo indican que en el sector manufacturero, el crecimiento más vigoroso se encuentra en las empresas más grandes y en los sectores exportadores. El uso de la capacidad instalada va en línea con esta dinámica. Por ejemplo, en el caso del petróleo y sus derivados se pasó del 50% en febrero a 80% en agosto.

Para otros sectores, como vidrio, papel y cartón, sustancias químicas, textiles, alimentos, productos de plásticos y bebidas, este indicador alcanzó o superó el 70%. En cambio, otros renglones de la producción, como el del tabaco y las imprentas y editoriales se sitúan cerca del 50%.

El crecimiento sostenido en el uso de la capacidad corrobora la percepción de mejora en la demanda doméstica y el avance sostenido de algunas actividades de exportación que lograron reorientar sus ventas de Venezuela hacia Estados Unidos y Europa. También permite esperar mejores tiempos para la inversión que es, en buena medida, el motor del desarrollo económico.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?