Población infantil en problemas

| 10/18/2002 12:00:00 AM

Población infantil en problemas

A pesar de que la desnutrición en el mundo se ha reducido en la última década, todavía es un problema preocupante. Colombia no es la excepción.

Las cifras son reveladoras. Colombia ha logrado avances importantes en materia de nutrición infantil frente a otras regiones del mundo y países de la región. En la última década, el país ha reducido la cifra de desnutrición en 34% y hoy el número de menores de 5 años que sufren de desnutrición ha disminuido al ubicarse en 7%. Sin embargo, aún falta mucho por hacer.



La gráfica ilustra, para diferentes regiones y países de América Latina, qué tan grave es el problema de la desnutrición infantil. Durante la última década, se logró reducir el promedio de la desnutrición infantil en los países en desarrollo de 32% a 28%. Sin embargo, más de 150 millones de niños en países en desarrollo sufren de desnutrición, con un efecto tan grave que se asocia con más de la mitad de las muertes de la población infantil. Regiones como Asia y Africa del Sur, por ejemplo, aún muestran cifras alarmantes con un porcentaje de población infantil de bajo peso de 46% y 30%, respectivamente.



Para el caso latinoamericano, la situación ha mejorado considerablemente y se ha logrado reducir la desnutrición infantil de 11% a 8% en la última década. Sin embargo, la cifra es alta si se compara con países industrializados. El caso colombiano ilustra que, aunque los indicadores de desnutrición han tenido una mejora sustancial, como la falta de estatura para la edad (que pasó de 17% a 15%) y el peso para la estatura (que pasó de 3% a 1,4%), el problema aún es grave.



El más reciente estudio de desnutrición realizado por las Secretarías de Educación y Salud del Distrito sorprende, pues cerca del 16% de los menores entre 5 y 12 años de estratos 1 y 2 presenta serios problemas de crecimiento, producto de la precaria alimentación que reciben. El estudio concluye, además, que cerca del 52% de la población estudiada está en alto riesgo de desnutrición. Esto solo es una muestra de la gravedad del problema, pues las diferencias geográficas son muy marcadas, por lo cual la situación en otras regiones es peor. Casi el doble de niños de la zona rural presenta retardo de crecimiento, comparados con los niños de las zonas urbanas.



El problema, entonces, aunque se va solucionando, continúa siendo serio. Una población infantil con problemas de desnutrición continuará retrasando su desarrollo físico e intelectual. El futuro depende de las condiciones que se le brinden a la niñez de hoy. El reto, entonces, es grande.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.