¡No más embarazos!!!

| 3/2/2001 12:00:00 AM

¡No más embarazos!!!

50% de exceso de embarazos juveniles no es seña de buen desarrollo futuro, ni económico ni social.

La alta fecundidad fue un problema de los 60, con impacto en las zonas rurales, pero fue eliminado por la transición demográfica que, con la educación de las mujeres y la masificación del uso de anticonceptivos, registró Colombia desde entonces. ¿Verdad? Esta arraigada sabiduría es controvertida por la evidencia reciente, en un revelador estudio de Alejandro Gaviria en Coyuntura Social. El embarazo de adolescentes --entre 15 y 19 años-- es hoy 50% más alto que 10 años atrás, y 19% de las adolescentes de las zonas urbanas ha estado alguna vez embarazada.

La gráfica muestra que la fertilidad de las adolescentes ya es sobresaliente. La fecundidad tiende a descender con el desarrollo económico, la educación y el uso de anticonceptivos. Pero en Colombia no solo crece, sino que está muy alta. Su fecundidad promedio es 16% superior al resto de América Latina, y 17% mayor a la esperada para nuestro nivel de desarrollo. La fecundidad urbana, comparable con los países pobres de Centroamérica, es casi el doble de lo normal.



Las repercusiones del embarazo juvenil son muchas y muy negativas. Un embarazo aumenta 45% las probabilidades de deserción escolar, disminuye en un 35% las posibilidades de obtener empleo y aumenta 30% las posibilidades de caer en la pobreza. Los hijos de mujeres tan jóvenes tienen 50% más problemas de salud y el doble de problemas de comportamiento.



Educadas en un ambiente de bajas expectativas y derrotismo, las jóvenes colombianas están viendo en el embarazo una alternativa de vida y en los hijos una posibilidad de recibir ayuda pública. ¿No es tiempo de preocuparse por romper este nuevo y amenazante círculo vicioso de pobreza?
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.