Negociaciones en peligro

| 4/11/2003 12:00:00 AM

Negociaciones en peligro

Si el mundo abandona la ruta multilateral de liberalización comercial, pierde en crecimiento y bienestar.

La semana pasada, los 146 países miembros de la Organización Mundial del Comercio (OMC) incumplieron la fecha que habían acordado para definir la agenda para liberalizar el sector agrícola en el marco de la Ronda Doha de negociaciones comerciales multilaterales, lanzada en noviembre de 2001. Este fracaso no es nuevo en los 50 años de historia de las negociaciones multilaterales, pues lo común es que se extiendan los plazos por años y lo sustancial se defina al final. Lo grave es que ocurre en un momento de división internacional por la crisis en Iraq, que invita a un menor compromiso en los foros multilaterales, y el mundo enfrenta dificultades para encontrar la ruta del crecimiento sostenido.

La gráfica muestra que hoy más que nunca se necesita darle un nuevo impulso al comercio mundial. En 2001, las exportaciones cayeron respecto a 2000 y para el cierre de 2002 no se pronostica una recuperación significativa. Este año parece que no va a ser muy distinto a 2002, ya que se proyecta un crecimiento de 2,3%.

En el pasado, con cada ronda de negociaciones multilaterales, el comercio se ha dinamizado y transformado, alentando el crecimiento y mejorando el bienestar mundial. Si se reducen en 33% todos los aranceles de bienes y servicios de los países miembros, el bienestar mundial aumentaría en más de US$600.000 millones. Los acuerdos bilaterales no logran el mismo impacto. Estos están siendo promovidos de forma paralela a las negociaciones en la OMC por Europa y Estados Unidos, el bastión histórico del sistema multilateral que está abandonando este liderazgo.

La Unión Europea ha minado el avance de las negociaciones al no proponer nada sobre la reforma a su política agropecuaria común, que beneficia a un 3% de su población. Francia y Alemania firmaron recientemente un acuerdo para mantener los subsidios de su política agropecuaria casi inalterados hasta 2013. Estados Unidos, por su parte, ha propuesto eliminar los subsidios a las exportaciones, mientras que aumentará los subsidios agrícolas en un 80% en los próximos 10 años. ¿Esta preferencia de los países desarrollados por promover políticas nacionales y no ceder terreno en beneficio de los países en desarrollo y la liberalización multilateral, significará el comienzo del fin de la segunda oleada de liberalización que se inició en 1945?
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.