| 4/2/2004 12:00:00 AM

MÁS POR HACER

Los aumentos de productividad modificaron los costos de la caficultura mundial, con lo cual aumentarán las pérdidas de los productores tradicionales. El enemigo del sector, que a veces se llama clima o fluctuación de precios, tiene un nombre más sombrío: cambio estructural. La mejora en la producción de Brasil y los bajos costos de Vietnam evaporaron el margen para casi todos los países cafeteros.

En estas nuevas circunstancias, Etopía, que produce 3 millones de sacos y recibe 60% de sus divisas anuales del café, puede estar al borde de una crisis monumental. Pero -incluso con el aumento de precios reciente- todos los productores americanos, excepto Brasil, están en problemas de rentabilidad.

Colombia ha progresado en eficiencia por la renovación de cafetales apoyada por el gobierno -pasó de producir 12 sacos por hectárea hace cinco años a 19 hoy-. Pero, como lo muestra la gráfica, el esfuerzo aún no es suficiente. Las opciones para los países productores son pocas: aumentar la escala, diversificar la producción o salir del mercado.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?