| 10/4/2003 12:00:00 AM

La gimnasia financiera

La estrategia de manejo de pasivos y un ajuste fiscal serio son vitales para que el país honre los pagos de deuda.

Como resultado del disparo del endeudamiento del gobierno a finales de la década pasada para financiar el desajuste de las cuentas públicas, la administración tendrá que hacer una intensa gimnasia financiera para honrar los pagos críticos de casi 6% del PIB que se avizoran en los próximos años. Por esta razón, la Dirección de Crédito Público ha estado realizando un manejo proactivo de los saldos de la deuda contraída, mediante canjes y recompras para mejorar el perfil de vencimientos. De hecho, el pasado 22 de septiembre hizo efectiva una operación de canje de deuda interna de TES clase B con vencimiento en 2004, por TES con vencimientos en 2007, 2008 y 2010 por $702.000 millones, equivalentes a cerca del 10% de las amortizaciones totales de 2004.

La gráfica muestra el perfil de vencimientos de la deuda del gobierno central, sin incluir la anterior operación, en la cual se observa la relevancia de esta estrategia. En los próximos años, hasta 2008, ninguno de los pagos de la deuda total es inferior a 5% del PIB. Respecto a los pagos de deuda externa, no bajan de 2% del PIB y los de deuda interna son considerables entre 2004 y 2007.

El actual perfil también anuncia que es muy probable que los desembolsos de nuevos créditos de las distintas fuentes de financiación puedan no ser superiores a la cuantiosa suma de los pagos por amortizaciones e intereses en los próximos años. Así, la presión sobre las finanzas públicas subiría pues el gobierno tendría que encontrar por lo menos 1,5% del PIB de recursos propios para cubrir estos flujos netos de recursos.

Así, el gobierno intentará a partir de 2005 que los flujos netos con las multilaterales sean siempre positivos, lo cual será ahora más difícil cuando otros países reclaman igualdad en acceso a la financiación de estas fuentes respecto a la otorgada a Colombia. Además, el país seguirá emitiendo deuda externa y las colocaciones de TES irán en aumento hasta llegar a un stock de casi 50% del PIB en 2010, cuando no es claro que los mercados locales, en particular las entidades estatales como Ecopetrol y Telecom, puedan absorber esta mayor oferta de TES.

Por tanto, lo ideal para evitar más líos y reducir la necesidad de gimnasia de todo tipo, sigue siendo un ajuste fiscal serio que reduzca la dependencia del gobierno de la deuda para financiar su operación, cuyo déficit en el nivel central será de por lo menos -4,7% del PIB este año y un escalofriante -5,7% del PIB en 2004.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?