La deuda de cada colombiano

| 11/23/2001 12:00:00 AM

La deuda de cada colombiano

Una comparación con Argentina señala que el elevado ritmo de endeudamiento público colombiano puede terminar muy mal.

Uno de los retos que enfrenta Colombia es hacer sostenible en el tiempo la deuda pública del país. Para ello, es necesario disminuir la severidad de los recurrentes déficits fiscales y generar un superávit fiscal primario (sin intereses) de por lo menos 2% del PIB para que la deuda no siga un sendero de crecimiento explosivo. Actualmente, el gobierno tiene que endeudarse para pagar gastos de funcionamiento y servicio de la deuda y el total alcanza niveles considerables (61,8% a junio de 2001).



La gráfica muestra la evolución de la deuda pública total per cápita en Colombia y Argentina entre 1997 y el primer semestre del año 2001. Si bien la magnitud del problema es radicalmente distinto en los dos países, la tendencia creciente es muy similar e incluso más grave en el caso colombiano. De hecho, la deuda en cabeza de cada colombiano aumentó 53% al pasar de US$798 en 1997 a US$1.219 en 2001. En el mismo período, Argentina observó un crecimiento de 28% de dicho indicador, tasa inferior a la colombiana, al pasar de US$3.001 en 1997 a US$3.837 en 2001.



Las cifras de endeudamiento como proporción del PIB muestran un comportamiento igual de alarmante. Entre 1997 y 2000, la deuda pública total colombiana pasó de 33,5% a 59,6% del PIB. Si la deuda pública colombiana continúa en la misma tendencia, corremos el riesgo de seguir el camino de Argentina.



Ante un escenario de reducción del ritmo de crecimiento y la eventual elevación de los costos de financiamiento externo e interno como el actual, es prioritario que el gobierno continúe el programa de ajuste fiscal. De otra manera, la deuda a cargo de cada colombiano estará destinada a crecer de manera explosiva y peligrosa.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.