La corrupción estatal

| 2/8/2003 12:00:00 AM

La corrupción estatal

Un trabajo reciente muestra la persistencia de las prácticas corruptas en el gobierno. La reforma del Estado pretende atacarlas.

El Estado colombiano es hoy un gigante ineficiente y débil frente a las fuerzas de la corrupción. Durante muchos años, los empresarios han tenido incentivos para ofrecer sobornos a funcionarios e instituciones públicas para realizar negocios. La administración Uribe está empeñada en modificar la estructura del Estado para eliminar los incentivos que conducen a que se presenten casos de corrupción.

La gráfica muestra el porcentaje de empleados públicos que contestaron que frecuente o muy frecuentemente reciben soborno por parte de empresas, con base en los resultados de un estudio realizado en el 2001. Las prácticas corruptas más frecuentes en el país son el uso indebido de los recursos y el favorecimiento para la obtención de contratos, que llegan casi al 20%. Según la misma encuesta, el 62% de los empresarios respondió que el pago de propinas o sobornos se da siempre o casi siempre para ganar licitaciones en el sector público.

Por esto, el gobierno está esbozando su plan de reformas transversales que incluye todas las entidades del Estado. El principal elemento de este plan es la información con la cual se pretende que toda la gestión estatal gane transparencia. Según Santiago Montenegro, director del Departamento Nacional de Planeación, "no se puede gobernar sin información". Por eso, se van a implementar sistemas de información que permitan obtener información pública, continuamente y en tiempo real, para hacerles seguimiento a las inversiones y la gestión del Estado. Las líneas de acción serán la mejora de los sistemas de compras y contratación estatal por medio de herramientas como el gobierno en línea. También se planea cambiar el esquema presupuestal para asignar los recursos según la gestión de resultados y hacer un inventario completo de los activos fijos del Estado.

El reto de la transformación es enorme. Otras reformas al Estado han tratado de ponerse en marcha, pero las fuerzas en contra del cambio las impidieron. Ojalá esta nueva iniciativa cuente con mejor suerte.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.