| 7/7/2006 12:00:00 AM

Hay que reducir la deserción

En los últimos años aumentó la cobertura de la educación superior. Se crearon 500.000 cupos, un incremento del 30%, debido a la fundación de nuevas universidades y al aumento de los cupos en las existentes.

Pero los estudiantes que ingresan al sistema tienen un menor potencial académico (examen del ICFES más bajo) y provienen de colegios con un nivel académico inferior y hogares con menores ingresos, lo cual hace que sean más susceptibles a retirarse de sus estudios. Y los datos así lo muestran. La deserción aumentó de 47% a 53% en estos 7 años.

Por tanto, la mayor cobertura no tendrá efectos, si no se acompaña con estrategias que disminuyan la deserción académica, concluyó el estudio que sobre los factores asociados a la deserción y las estrategias para combatirla realizan el Ministerio de Educación Nacional y el CEDE de Los Andes.

Como los factores que más pesan sobre la decisión de desertar son los académicos, se necesita que las universidades fortalezcan sus políticas de acompañamiento como tutorías y cursos para compensar las carencias de quienes entran con desventaja académica, explica Fabio Sánchez, uno de los autores del estudio. Ya se mitigó socioeconómico en la deserción, gracias a la oferta de crédito educativo. Ahora hay que atacar los otros factores de riesgo de abandono de los estudios.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?