¿Habrá fondos?

| 10/22/1999 12:00:00 AM

¿Habrá fondos?

Para sostener la recuperación de la economía en el 2000 y evitar otra escalada de las tasas de interés, se va a requerir más liquidez.

¿Pueden bajar más las tasas de interés? ¿De que dependerá? ¿De más promesas de las autoridades o de la evolución del mercado? Javier Fernández ha sugerido recientemente que el simple juego de la oferta y la demanda de fondos basta para entender la evolución de las tasas de interés real de la economía.



La gráfica ilustra la evolución de la oferta de fondos (M3 + bonos) y la demanda de fondos (cartera total del sistema financiero en pesos) en términos reales, y la contrasta con las tendencias de la tasa de interés real (DTF) en los últimos tres años. Cuando la oferta de fondos fue mayor que la demanda, como durante 1997, los intereses reales bajaron. Cuando la demanda de fondos prestables comenzó a superar la oferta, como durante todo 1998, las tasas de interés se dispararon. Cuando la demanda de fondos fue menor que su oferta, como durante 1999, los intereses bajaron.



¿Qué hay entonces de nuevo en la evolución de los intereses durante este año? Que bajaron no por una creciente oferta de fondos, sino porque la cartera cayó más rápido que el ahorro financiero. En los últimos doce meses, los fondos disponibles han caído 3,0%, mientras la cartera ha caído más del 8,0% en términos reales. La tasa de interés reciente equilibra pues la oferta y la demanda pero a un nivel muy bajo de transacciones. Si la economía no se recupera, no sorprendería que los intereses reales continuasen bajando, por falta de demanda. Pero para sostener la recuperación de la economía el año entrante y evitar que los intereses se disparen ante las primeras presiones de demanda (que se adicionarán a las demandas de recursos para fondear los activos improductivos), se requerirá irrigar más liquidez a la economía.



La menor preferencia por dólares por las reducidas expectativas de devaluación ayudará, pero se necesita mucho más. Este es, en la nueva etapa de libertad cambiaria, el gran reto para la política monetaria que ahora sí controla, por fin, el Banco de la República.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.